La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su deslealtad al resto de Comunidades Autónomas, partidos políticos, sindicatos y hasta a la prensa que denuncia sus atropellos, ha afirmado sufrir “una manipulación constantemente de los datos para hacer siempre sangre contra Madrid, sin atender a sus peculiaridades. Siempre de manera sesgada y torticera, han llamado a las huelgas, a las manifestaciones, a los sabotajes”.

Y al presidente del Gobierno Pedro Sánchez le ha acusado de “promover una madrileñofobia nunca vista hasta el momento, desleal, injusta y que, desde luego condeno enérgicamente”.

Persecución

Ayuso ha denunciado, dentro de su estrategia populista, victimista, “un abuso intolerable del poder de una Administración Superior contra una inferior, que es la Madrileña”. Y en la misma frase también ha acusado al Ejecutivo de España de que “ni las amenazas en los cierres impuestos, ni los sabotajes, nos han desviado de nuestro objetivo, que era salvaguardar la vida y la libertad que son, por cierto, los dos bienes más preciados que tiene el hombre”.

Ayuso como víctima y mártir de una España dolorida, huérfana de una madre/padre protectora, de un salva patrias que la lleve por el buen camino y la aleje de las tentaciones de la mala vida de la colación social comunista, ha afirmado que: “Este, ‘su’ Gobierno ha aguantado una terrible persecución política en un momento gravísimo de la historia de España”.

Cierre de los colegios

Ayuso ha afirmado que “hoy hace un año, tomé la decisión más difícil que un presidente puede imaginar, que es cerrar los colegios en la Comunidad de Madrid y esto se hizo en base a una estrategia clara que era no colapsar el sistema sanitario y tener tiempo suficiente para poder triplicarlo, gracias, entre otras cosas, a la colaboración público-privada y rompiendo los estigmas que en muchas ocasiones han llevado al cero, a no hacer nada, a cruzarse de brazos”.

La realidad es que la presidenta de la Comunidad de Madrid anunció la medida el 9 de marzo, y se hizo efectiva el miércoles 11 de marzoun día después “que en Vitoria y que el Gobierno de Pedro Sánchez recomendara cerrar los colegios en todas las comunidades un día después, el 12 de marzo”.

Durante el mes de marzo de 2020, Ayuso no discriminó a las personas mayores con seguro privado que, sí fueron trasladados a los hospitales desde las residencias, pero sí que lo hizo con los mayores en residencias públicas”.

Antes la economía que la vida

Díaz Ayuso ha afirmado que ha salvado 320.000 negocios, pero no ha hecho ninguna mención a las vidas que se han perdido estos meses de pandemia de la Covid-19.

Eso sí, la presidenta ha afirmado que “que ha hecho estrategia, siempre estrategia, de manera que era el virus, el enemigo derrotar y no la vida y la libertad de los ciudadanos”.

Para Ayuso, la pandemia, precisamente, lo que ha hecho es demostrar “que hay dos maneras de gestionar: una es el atropello sistemático de derechos y libertades fundamentales, con el cierre de regiones enteras, sin informes sanitarios y la clausura por decreto de miles de negocios”. Y la segunda como ella ha destacado es la de salvar “320.000 negocios precisamente con sus políticas”.

Ya se le ha olvidado cómo hace seis meses lloraba a los fallecidos por la Covid en la Almudena, en el homenaje del 2 de Mayo etc. ¿El próximo 11 M volverá a acordarse?”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Otra vez asistimos a la sarta de mentiras de esta virgen dolorosa llamada Ayuso. Es mentira que la traten mal desde el Gobierno, al contrario, la tratan mejor que a nadie y a ella le va bien así, por eso sigue atacando una vez más. Por otra parte, el título de ‘madrileñofobia’, que es una invención propia, sí alguien se lo está ganando merecidamente es la misma presidencia. Y le viene bien para sí poder quejarse ante el pueblo madrileño, al que está matando por lo poco que contribuye a nuestra salud. Cinismo y torpeza la circunda hasta que un día la hundan del todo. No merecemos tenerla de presidenta.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre