La semana pasada el descontento y la indignación crecían entre el personal sanitario que había sido contratado para hacer frente a la pandemia de COVID-19 al conocer que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso, los pondría en la calle de forma inmediata.

Ha sido tan grande el rechazo mostrado tanto por sindicatos como por los propios trabajadores del sector, que la presidenta se ha visto forzada a replantear su posición anunciando hoy que renovará hasta diciembre de este año a los 10.000 trabajadores del sector sanitario que han estado haciendo frente al COVID-19 durante esta crisis.

Lo ha anunciado hoy en una entrevista concedida a EsRadio. También ha explicado que IFEMA estará “parado pero preparado“, por si es necesario reactivar las instalaciones ante un repunte del brote, algo que prácticamente es seguro que suceda el próximo otoño.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre