martes, 31enero, 2023
7.8 C
Seville

Autoconsumo compartido: la mejor opción para instalar placas solares en comunidades de vecinos

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Uno de los grandes avances que se han producido en el sector eléctrico en nuestro país es el autoconsumo compartido.

La posibilidad de compartir energía con otros miembros de una comunidad hace que estas instalaciones puedan ser rentables más rápidamente.

En este sentido, para que las viviendas, edificios y negocios se beneficien de esta nueva forma de consumo de energía, optar por empresas fiables y de confianza como EMOPA, es una de las mejores opciones para instalar placas solares, ya que tienen más de 50 años de experiencia en este sector.

¿Cómo se regula el autoconsumo compartido?

El Real Decreto-ley 15/2018, del 5 de octubre, es significativo en este sentido, puesto que establece los siguientes tres puntos con respecto al autoconsumo regulado:

  • Se cancela el impuesto al sol.
  • Elimina la necesidad de categorizar las instalaciones de autoconsumo.
  • Confirma el derecho a consumir energía de forma compartida.

Con un Real Decreto publicado el 5 de abril de 2019, entró en vigor esta nueva ley de autoconsumo energético. Esta legislación estableció nuevas regulaciones sobre cómo los consumidores pueden autogenerar su propia energía eléctrica.

La nueva normativa también habla de ciertos aspectos que no estaban incluidos en las anteriores regulaciones, como el autoconsumo compartido, lo que hace que más consumidores se beneficien de una única instalación fotovoltaica. Esto conduce a menores períodos de amortización, lo que aumenta la rentabilidad de los sistemas fotovoltaicos.

¿Qué es el autoconsumo compartido?

Basándonos en lo que hace referencia el Real Decreto 244/2019 del 5 de abril, este explica que la electricidad producida por centrales de producción cercanas es autoconsumida por un grupo de personas cuando se ha pactado previamente un contrato para ello.

Actualmente, el método de autoconsumo más común es a través de paneles fotovoltaicos. Estos paneles generan energía y, luego, la almacenan para su uso posterior por diferentes vecinos.

No obstante, esta modalidad de autoconsumo solar compartido solo es aplicable a las comunidades situadas a una distancia mínima de 500 metros del lugar donde se produce la energía.

Se le denomina autoconsumo colectivo porque involucra a usuarios que son productores y consumidores, y ambos se aprovechan de la energía que produce la instalación.

Para implantar un sistema de autoconsumo, es necesario que el punto donde se produce la energía y los consumidores compartan la misma referencia catastral, al menos, deben coincidir los primeros catorce dígitos catastrales.

Beneficios del autoconsumo compartido

El autoconsumo colectivo tiene muchos efectos positivos en la sociedad. Algunos de sus beneficios más relevantes son:

Accesibilidad

Debido a que las instalaciones colectivas cuestan menos que las individuales, el autoconsumo compartido es mucho más económico.

El coste inicial de la instalación es más bajo, por lo que la idea del autoconsumo nace con una perspectiva orientada al ahorro, a diferencia de otros tipos de instalación.

El autoconsumo compartido es más rentable a corto plazo, ya que no se necesitan tantos años de funcionamiento para aprovechar el ahorro energético y económico que conlleva este tipo de instalación.

Eficiencia

Al ser una instalación colectiva, elegir una superficie ideal para instalar los paneles es mucho más sencillo. Las alternativas de orientación y tamaño que brindan a los usuarios crecen con respecto a la instalación individual, por lo que la producción energía será más eficiente.

Una instalación orientada al consumo colectiva es mucho más efectiva, ya que su superficie puede ser más grande que el conjunto de las instalaciones individuales.

Amortización más rápida

Una consecuencia derivada de la rentabilidad es que el periodo de amortización de una instalación fotovoltaica colectiva se reduce. La métrica conocida como retorno de inversión o ROI se minimiza, gracias, en parte, al hecho de que las instalaciones de autoconsumo son mucho más eficientes y económicas en la actualidad, y debido a las innovaciones tecnológicas que van surgiendo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído