martes, 6diciembre, 2022
13.3 C
Seville
- Publicidad -

Jesús Ausín

Pasé tarde por la universidad. De niño, soñaba con ser escritor o periodista. Ahora, tal y como está la profesión periodística prefiero ser un cuentista y un alma libre. En mi juventud jugué a ser comunista en un partido encorsetado que me hizo huir demasiado pronto. Militante comprometido durante veinticinco años en CC.OO, acabé aborreciendo el servilismo, la incoherencia y los caprichos de los fondos de formación. Siempre he sido un militante de lo social, sin formación. Tengo el defecto de no casarme con nadie y de decir las cosas tal y como las siento. Y como nunca he tenido la tentación de creerme infalible, nunca doy información. Sólo opinión. Si me equivoco rectifico. Soy un autodidacta de la vida y un eterno aprendiz de casi todo.
294 Artículos
0 COMENTARIOS

Paraguas

La taberna de Diogenes es una tasca típica que lleva casi dos siglos vendiendo vino y sirviendo tapas a los rivalenses. Fundada en 1860...

Egocracia

Una noche tórrida más. Una nueva noche de ventanas abiertas de par en par esperando esa brisa que nunca llega. Y el sonido de...

Perjuicio Administrativo

Lleva esperando al cartero un mes. A mediados de septiembre, otros años atrás, la Comunidad de Madrid, a través de los servicios transferidos de...

Privilegiados, que no demócratas

Odalberto había trabajado toda su vida para construir el puente. Piedra a piedra, traídas con dificultad, puestas con esmero y sudor, para cimentar primero...

Los viernes, milagro

Argimiro conducía. Saturnino estaba en la retaguardia con la radio por si había problemas. Argimiro escogía el camino según le iba indicando Saturnino, quién...

Los renglones obtusos de dios

En el callejón que hay entre el gimnasio y la valla del colegio, cada mañana a las once, entre seis chavales rastreros, canallas, perdonavidas...

Clases Medias, mediaclase

Anochece en la ciudad. Los últimos comercios abiertos, hace rato que echaron las persianas. La luz tenue de farolas y escaparates van sustituyendo la...

Bajo el yugo de lo Subliminal

Evilasio y Gauguerico (Gau, como le conocía todo el mundo) acababan de cruzar el umbral de una puerta blindada sita en un largo pasillo...

Esclavistas

Cinco años habían pasado desde que el rey publicara la abolición la esclavitud. Treinta y seis desde la prohibición del comercio de esclavos en...

Agentes de la Camorra

Sentado en el poyo de la puerta de casa, boina embutida entre las canas y las arrugas de una frente surcada por la edad,...
- Advertisement -spot_img

últimas noticias

- Advertisement -spot_img