martes, 9agosto, 2022
32.4 C
Seville

Aumentan los accidentes laborales mientras Sánchez «se come un chuletón al punto»

Mientras el presidente hacía proselitismo de los chuletones al punto, Sánchez pasó por alto los datos alarmantes de accidentes y muertes en el trabajo que se están dando en España

Manuel Domínguez Moreno
Manuel Domínguez Moreno
Periodista, escritor, sociólogo, politólogo y perito en procesos de paz a nivel nacional e internacional
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Pedro Sánchez ha estado de viaje oficial a las tres repúblicas bálticas, Estonia, Letonia y Lituania, en el que ha pretendido incrementar las relaciones de España con estos países. Casualmente, los Estados lituano, estonio y letón están considerados como paraísos fiscales y algunas de sus entidades bancarias se han transformado en verdaderas «lavanderías» de dinero negro ruso.

Respecto al blanqueo de capitales, las entidades españolas no han sido ajenas al participar en operaciones que terminaron en bancos de estos países. Tal y como publicó Diario16, dentro de los expedientes filtrados por Natalie Edwards, funcionaria que ha sido condenada a pena de prisión por denunciar esta corrupción bancaria, se detectó cómo Bank of New York Mellon, uno de los máximos accionistas de Banco Santander, realizó una operación de blanqueo de 30 millones de euros, que fue canalizada a través de Bankinter, el otro banco de los Botín, y terminó en el AS LHV Pank de Letonia.

Estos son los países con los que Sánchez quiere reforzar lazos. Debe ser que su amor al baloncesto le ha marcado y el recuerdo de Sabonis, Kurtinaitis, Jovaisa, Marciulonis o Homicius es muy fuerte para los amantes de este deporte.

Sin embargo, este viaje por lo que será recordado es por la «crisis del chuletón» y la desautorización por parte de Sánchez del ministro Alberto Garzón. «Donde me pongan un chuletón al punto… eso es imbatible». El presidente tiene razón y ya demostró su amor por la carne en marzo de 2016 en el restaurante El Capricho, famoso por servir el mejor chuletón de buey de España.

Diario16 publicó en exclusiva cómo Pedro Sánchez, entonces secretario general del PSOE y en medio de las negociaciones para su primera sesión de investidura, viajó en helicóptero, junto a su amigo el famoso presentador Jesús Calleja, para evitar los atascos de Semana Santa.

Crecimiento exponencial de los accidentes y las muertes en el trabajo

Mientras Sánchez hacía público su amor por los chuletones, el sindicato UGT sacaba un informe demoledor y que demuestra la inacción del presidente respecto a los verdaderos problemas de la clase trabajadora.

En concreto, en los últimos 4 meses se han incrementado un 60,4% los accidentes laborales en los sectores sanitario y de servicios sociales. Según los datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo, desde enero a abril de este año se han producido 353.146 accidentes de trabajo. De los que 176.624 han causado la baja laboral del trabajador (aumentando este dato en un 16,9%). Otros 176.522 no han producido incapacidad temporal (experimentando un aumento del 8,5%).

De todos esos accidentes, 211 provocaron la muerte del trabajador o la trabajadora, 152.263 tuvieron lugar durante la jornada de trabajo, lo que supuso un incremento del 15%. Un dato demoledor es el aumento en un 26,9% de los accidentes in itinere.

Derogación de la reforma laboral

Pedro Sánchez, cuando se pone su chaqueta de «socialista», es decir, cuando necesita el apoyo de la militancia o de la ciudadanía en unas elecciones, llega a decir cosas como lo que afirmó en 2014: «Lo primero que hará el PSOE será derogar la reforma laboral de Rajoy para recuperar los derechos de los trabajadores».

Sin embargo, tres años después de acceder a la Presidencia, la reforma laboral del Partido Popular sigue vigente, permitiendo que el sector financiero despida a decenas de miles de trabajadores y trabajadoras mientras obtienen miles de millones de euros de beneficios.

La precarización de las condiciones laborales y salariales de la clase trabajadora también es una consecuencia de esa reforma laboral. Rajoy fue responsable de legislar y aplicarla; Sánchez lo es de las consecuencias que está teniendo en los trabajadores y trabajadoras de España. Esa es una consecuencia de estar más a gusto al lado de neoliberales irredentos como el ministro Escrivá y de la ministra Calviño.

Los accidentes laborales y las muertes en el trabajo son consecuencia de un mercado laboral diseñado para beneficiar a la patronal. Sánchez no ha hecho nada. ¿Qué ocurre en las reuniones con Yolanda Díaz?

Todo parecería indicar que es el propio presidente quien intenta frenar los pies a su ministra, la misma que le dobla en popularidad y, ahora mismo, con sus errores y aciertos, una de las pocas que está manteniendo, junto con Carmen Calvo, la esencia de izquierdas y progresista del actual gobierno.

Pedro Sánchez ha tardado menos de dos años en hacer lo que Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero tardaron más de una legislatura: focalizar la acción de gobierno en la economía poniendo por delante de la razón del pueblo las cuestiones de Estado, lo que, evidentemente, siempre beneficia a los poderosos.

Señor presidente, usted se puede comerse todos los chuletones al punto que quiera, está en su derecho. Lo que no puede hacer es abandonar a sus bases, a la clase trabajadora a la que está obligado por ideología a defender por encima de lo que le diga su camarlengo y su nueva «muy mejor amiga» Ana Patricia Botín.  

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Mientras las bases del PsoE sigan con su actitud de borreguil seguimiento a unas siglas que no significan nada (socialista y obrero), los dirigentes del PsoE, Sánchez, Gª Page, Fdez. Vara, Puig, Lambán, seguirán campando a sus respetos (neo-liberales, por supuesto).
    El problema es que las, pocas, opciones a esos nombres es aún peor.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído