El Ministerio del Interior ha dictado una instrucción para incrementar la seguridad de los menores cuando viajan fuera de España y evitar abusos, secuestros y trata de menores.

Esta orden que establece de forma clara las actuaciones que deben seguir los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a la hora de tramitar la salida de un menor de edad del territorio nacional.

Esta nueva instrucción, dictada por la Secretaría de Estado de Seguridad, unifica el sistema de control que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deben llevar a cabo en las entradas y salidas de menores. Detalla en este sentido las acciones y comprobaciones que deben realizar los agentes en estas situaciones.

La orden

La orden, que ha sido redactada teniendo como prioridad la protección del interés superior del menor, clarifica asimismo los documentos de identificación que deben portar los menores en los viajes al extranjero, tanto si viajan solos como si lo hacen con sus padres o tutores.

En el caso de menores no acompañados o que viajan con terceras personas, además del DNI o pasaporte, la instrucción detalla los elementos que deben constar en la declaración firmada de permiso de viaje, un formulario que se puede obtener en la Policía, la Guardia Civil, juzgados, notarías, ayuntamientos o consulados.

El objetivo de esta nueva instrucción es elevar los estándares de seguridad aplicables a los menores de edad que viajan fuera de España y evitar que puedan ser víctimas de delitos como la trata de seres humanos o los secuestros parentales.

La instrucción también incrementa la protección de datos de carácter personal de los menores y establece garantías para que la documentación que se genere quede preservada a disposición de las distintas autoridades competentes en la materia.

Compartir
Artículo anteriorEl mejor vino del mundo luce sombrero de ala ancha
Artículo siguientePedro Sánchez trata de aparcar diferencias con Pablo Iglesias
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + catorce =