La Dirección General de la Guardia Civil ha puesto el ojo en los guardias civiles que han sufrido alguna enfermedad y que por tanto han de prestar servicio en situación de “apto con limitaciones”, pues tienen diagnosticada algún tipo de discapacidad, según denuncias de la Asociación Unificada de Guardias Civiles. De esta manera, “con alevosía y sin dar tiempo a ninguna defensa, esta semana la Guardia Civil ha comenzado a notificar el cese de destino de estos trabajadores de manera totalmente injustificada, causándoles con ello un gravísimo perjuicio a ellos y a sus familias”.

Ante este hecho, que la AUGC califica de “auténtica caza de brujas” y “trato discriminatorio”, los responsables de la asociación han exigido por escrito un encuentro inmediato con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para poner en conocimiento del máximo responsable ministerial “este atropello hacia los guardias civiles y sus familias”.

Este tipo de prácticas “maquiavélicas” denotan una “preocupante falta de preparación y sensibilidad por parte de los generales del Cuerpo”, por lo que AUGC “lleva tanto tiempo reivindicando una norma garantista en una materia tan sensible como los destinos”. “Y es que pese a nuestra anterior recusación y posterior anulación del Real Decreto de Destinos mediante sentencia conseguida por AUGC, se logró frenar su aplicación. Pero ahora la nueva aprobación por parte del Consejo de Ministros (haciendo caso omiso a los múltiples escritos presentados por AUGC en relación a la discapacidad, entre otras cosas, e ignorando incluso las advertencias del Consejo de Estado respecto a la complejidad de la norma) ha reactivado el ataque que, desde ahora, sufrirán los guardias civiles que tengan algún tipo de discapacidad por enfermedad de la que resulte incompatible prestar servicio en su puesto de trabajo”.

La situación es “hondamente grave”, y ahora los guardias civiles afectados serán expulsados de sus destinos y tendrán que abandonar sus hogares en el mismo momento de la notificación, añade AUGC. Pero la situación se vuelve aún más “kafkiana y terrible”, ya que incomprensiblemente la cúpula de la Guardia Civil no les ha dado la oportunidad de solicitar un nuevo destino, y “esto produce un drama social y económico ya que perderán elevados complementos salariales”. AUGC advirtió ante la Secretaría de Estado, Ministerio de Sanidad y Consejo de Estado, de esta problemática pues la situación anómala derivada de la ausencia de un Catálogo de Puestos de Trabajo en la Guardia Civil provoca este, y otros, perjuicios sociales.

De este modo, nos encontraremos con guardias civiles que padecen algún tipo de discapacidad por enfermedad y que no pueden seguir prestando servicio operativo, pero la institución tampoco les permite optar a un nuevo destino conforme su situación de “apto con limitaciones”. Quedan por tanto cesados, sin destino, y sin poder optar a un nuevo puesto de trabajo con una importante pérdida en sus retribuciones.

“Desde AUGC consideramos que, tanto la Guardia Civil, como el Ministerio del Interior, deberán explicar esta discriminación social, profesional y económica a los profesionales de la seguridad pública que padecen una discapacidad”.

Como ya hizo AUGC con la anterior norma, este nuevo Real Decreto sobre Destinos está “siendo recurrido por nuestros servicios jurídicos para la defensa de los intereses de los guardias civiles, entre otros motivos, por una nefasta regulación en relación al personal con discapacidad, impidiéndoles ejercer su trabajo en igualdad de condiciones que el resto de personal del Cuerpo, o por el aumento injustificado del número de vacantes de libre designación, o la falta de transparencia en el nombramiento así como la duración sempiterna de muchas comisiones de servicio”.

Mientras la transparencia no llegue a la Guardia Civil y se apruebe un verdadero Catálogo de Puestos de Trabajo, con publicación en la intranet corporativa de la relación de los puestos orgánicos para consulta de todos los guardias civiles estas prácticas “despóticas seguirán ejerciéndose desde los altos puestos de dirección de este cuerpo policial, mientras los perjudicados serán una vez más los agentes de base”.

“No pueden por más tiempo seguir jugando con los destinos y los intereses del personal del Cuerpo sin tener en cuenta sus necesidades. AUGC seguirá presentando batalla en todos los frentes, sin renunciar a ninguna acción mediática para resolver este déficit democrático que padecen los guardias civiles en pleno siglo XXI”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 8 =