Para tal fin se requiere disponer de una cocina. Debido a la cantidad de horas que semanalmente te pasarás en ella para preparar toda clase de platos, a ser posible siguiendo la dieta mediterránea que tan saludable resulta, conviene que estés muy a gusto con cada elemento que te rodea. Es por este factor que muchos propietarios de viviendas se decantan por adquirir muebles de cocina que sean fabricados en base a las medidas indicadas por ellos.

 

En primer lugar valora qué tipos de cocinas se adaptan a tus gustos

La creatividad ha dado pie a que con el paso de los años surjan cocinas de lo más variadas, desde la que tradicionalmente se deja ver en gran parte de Europa hasta la americana que seguramente has contemplado en más de una ocasión si sueles disfrutar tanto de series como de películas rodadas en los Estados Unidos. En ambos casos los muebles de cocina resultan de suma importancia.

Ciertamente la disposición de los elementos, así como el diseño de todos ellos e innumerables aspectos más, cambian de forma considerable en función del estilo base por el que se opta. Teniendo en cuenta la importancia que adquirirá el citado habitáculo de tu vivienda es altamente recomendable destinar el tiempo necesario a elegir correctamente.

¿Crees que el formato isla es el idóneo para ti? ¿Prefieres una distribución lineal por la practicidad que destila? Sean cuales sean tus preferencias es esencial que la elección sea acertada. Posteriormente llega el momento de elegir las medidas de la cocina personalizada, tarea para la cual los expertos recomiendan poner en práctica las siguientes recomendaciones.

 

Cocinas a medida: cómo acertar de lleno

Nuevamente ha de ser sacado a colación el hecho de que el tiempo que el usuario medio suele pasar dentro de su respectiva cocina supone un periodo bastante elevado, convirtiéndose en trascendental la disposición de un espacio que le resulte confortable a más no poder. Con este objetivo surgen todos los consejos que leerás a continuación para dar forma a cocinas a medida inmejorables.

El primero de ellos, después de haber elegido el tipo de cocina, hace referencia al espacio total disponible. En caso de que el mismo sea generoso es muy recomendable que dejes aproximadamente medio metro de encimera tanto a la izquierda como a la derecha de los fogones de gas, vitrocerámica o sistema de inducción.

La cifra de centímetros se ve aumentada hasta un mínimo de sesenta al separar la citada área de aquella que estará destinada al fregadero. Estos márgenes de espacios serán agradecidos enormemente a posteriori, puesto que las diversas tareas que lleves a cabo no entrarán en conflicto unas con otras. Lavar la fruta con el agua del grifo mientras se fríe un alimento en la sartén es un buen ejemplo.

Retomando el tema relacionado con las cocinas americanas, una de las características que más llaman la atención de los españoles está relacionada con el inmenso espacio que suele encontrarse disponible en ellas. Si bien es cierto que puede resultar excesivo para un uso intermedio, conviene establecer unos mínimos.

Concretamente los especialistas en arquitectura coinciden en afirmar que un metro y veinte centímetros deberían separar los lados de aquellos muebles que permanezcan uno en frente de otro. En caso contrario la presencia de más de una persona en la cocina se ve comprometida en gran medida, dificultando la movilidad enormemente e incluso originando peligros perfectamente evitables.

Por otra parte, un aspecto relevante al encargar una cocina a medida es el del zócalo. La práctica totalidad de profesionales que realizan este tipo de proyectos siempre aconsejan una cifra media de altura de doce centímetros, aunque de nuevo ha de ser mencionado el mínimo recomendado. En este caso es de aproximadamente ocho centímetros, conllevando que los dedos de los pies puedan penetrar en su interior mientras realizas las tareas culinarias y, por ende, no tengas que arquear la espalda innecesariamente.

A raíz de este factor sale a colación la altura de la encimera. Noventa centímetros son más que suficientes, teniendo en cuenta la estatura media de los españoles. Adicionalmente valora la posibilidad de colocar un pequeño embellecedor entre el mueble pegado a la pared y la misma, lo cual evitará dificultades y problemas en general a la hora de abrirlo.

Poniendo en práctica todas las recomendaciones previamente indicadas acabarás dando forma a la cocina idílica. Permanecer en ella durante dilatadas sesiones culinarias te resultará un auténtico placer incluso si se dan cita en el habitáculo varias personas de manera simultánea.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 4 =