Un salón de juegos frente a un centro educativo

El problema de la proliferación de estos establecimientos también está generando alarma social, sobre todo por la ubicación en zonas donde los menores están expuestos: cercanos a colegios e institutos.  Ya son varias las iniciativas para evitar que las empresas del sector del juego, sobre todo del presencial, ubiquen sus salones o casas de apuestas en las inmediaciones de los centros educativos. La última que ha tenido trascendencia ha sido la de la Asociación de Madres y Padres del Instituto Miguel Servet, situado en el barrio madrileño de Carabanchel. Han iniciado una campaña en la plataforma Change.org para que en las zonas cercanas a los colegios no se abran salones de juego ya que, según la denuncia, los menores en la hora del recreo juegan y apuestan en los establecimientos que hay al lado del centro con la esperanza de conseguir ganancias rápidas por muy poco dinero.

Estas asociaciones de padres han denunciado cómo se pusieron en contacto con la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento para que eviten que las casas de juego se encuentren en zonas cercanas a los colegios o los institutos y han recibido el silencio por respuesta.

En un testimonio recogido por la Cadena Ser, una menor cuenta cómo hacen para entrar en los salones de juego, cómo se les permite la entrada a pesar de que está absolutamente prohibido y lo fácil que es apostar. Además, lo grave es que esta situación se está normalizando, los jóvenes lo ven como algo habitual y no perciben el riesgo de caer en la adicción.

La Comunidad de Madrid tiene redactado desde el mes de diciembre un borrador de decreto regulación del juego que fue duramente criticado por la patronal del sector. Este texto fue la reacción a la alarma social generada por el incremento de la adicción y en él se indican, entre otras cosas, como motivación principal del texto el refuerzo de las medidas de protección para menores de edad «con el fin de operar preventivamente en relación con las conductas que puedan predisponer a tomar parte en actividades de juego presencial […] la iniciativa pretende pues impedir de manera plena y eficaz el acceso al juego en salones y locales específicos y zonas de apuestas de aquellas personas que tienen prohibida su participación en los mismos, de tal manera que se controle, no solo el acceso a los juegos como se hace en la actualidad, sino su acceso a los propios locales, a fin de paliar las posibles externalidades negativas que esta actividad pueda generar», indica el borrador.

En base a estos parámetros, la Comunidad de Madrid, dispone la modificación del régimen de control de acceso en dichos locales estableciendo el deber de situar a la entrada un servicio de control de admisión y registro en el que obligatoriamente se tenga que identificar y registrar a todas aquellas personas que quieran acceder a los mismos, a fin de conseguir que no se permita el acceso a ningún usuario que lo tenga prohibido. Con ello se pretende conseguir el principio de tolerancia cero a la entrada de menores y personas vulnerables en locales de juegos y apuestas que preside la actuación de la Comunidad de Madrid en esta materia, «haciendo obligatorio que la totalidad de estos establecimientos cuenten con barreras físicas reales que impidan el acceso y admisión de persona que no hayan entrado en la mayoría de edad y/o de personas inscritas en el RIAJ», señala el borrador del decreto.

La medida más importante, quizá, que propone la Comunidad de Madrid, en relación con la protección de los menores, es el establecimiento de un requisito adicional para la obtención de las autorizaciones de funcionamiento de salones de juego y de locales de apuestas, consistente en el establecimiento de restricciones de la posible ubicación de este tipo de locales de juego respecto a determinadas zonas y espacios frecuentados por menores, con un mínimo de 100 metros de distancia.

Sin embargo, la situación requiere de la aplicación de medidas inmediatas y en campaña electoral algunos partidos, como PSOE y Podemos, están planteando promesas que recogen planteamientos presentados en el Congreso de los Diputados en la pasada legislatura. El partido de Pablo Iglesias, entre otras cosas, reclama la prohibición de la publicidad del mismo modo que se prohibió la del tabaco y el alcohol o que los locales no puedan abrir sus puertas en horarios en que los menores puedan acceder. El Partido Socialista, por su parte, apoyaría las medidas propuestas por Podemos.

La realidad es que ya hay un borrador de proyecto de ley que se preparó durante el gobierno de Mariano Rajoy, y en cuya redacción se tomaron en cuenta las indicaciones de la patronal del sector del juego. Las medidas incorporadas en este texto se quedan muy por debajo de las necesidades reales de la ciudadanía.

Bayta Díaz, psicóloga de la Asociación  para la Prevención y Ayuda al Ludópata, en declaraciones a la Cadena SER, ha indicado que se ha pasado de ver a chavales apostando 5 euros a perder 1.000 en un día. Díaz, además, afirmaba que a su asociación los «chavales vienen ya con un problema de adicción, problema, además económico, lo que lo transforma en un problema social de aislamiento con la familia, con los amigos. Todos nos cuentan lo mismo: empezaron en el recreo, iban todos sus amigos. Alguna vez no me dejaban entrar, pero me hacían la apuesta. Quizás se está hablando mucho de las apuestas deportivas pero lo que estamos viendo en la asociación es que la ruleta electrónica, presente en casi todos los salones de juego, está haciendo estragos entre los chavales más jóvenes. Lo que estamos viendo es, precisamente, que esa alarma social no está provocada de forma gratuita, sino que es una cosa que lo están viendo los propios profesores, lo están viendo los padres».

Tal y como ya publicamos en Diario16, la heroína, el caballo, se convirtió en un problema de salud pública durante los años ochenta del siglo pasado. Casualmente, fue en los barrios más humildes donde el impacto fue mayor. En la actualidad, en el siglo XXI, estamos viviendo algo similar, pero en silencio porque no hay muestras físicas de sus consecuencias. Nos referimos al juego.

Tradicionalmente la ludopatía venía provocada por los casinos, las cartas, las carreras o las máquinas tragaperras. Sin embargo, la liberalización del sector iniciada por distintas Comunidades Autónomas a partir de 2.005 ha hecho proliferar los locales de apuestas. Lo mismo podemos decir de cómo las casas de juegos online ponen la posibilidad de apostar desde cualquier lugar. Sólo hace falta disponer de una conexión Wi-fi, de una tarjeta bancaria y de un smartphone para poder realizar las puestas. Esta facilidad hace prácticamente incontrolable el acceso, a cualquier hora, a cualquier día.

Al igual que ocurrió con los heroinómanos de los años ochenta, la adicción al juego está provocando graves problemas familiares, sobre todo por el fácil acceso que tienen los más jóvenes. En aquellos años los adictos a la heroína robaban dinero del bolso o de la cartera de sus padres para conseguir su dosis. Ahora, los jóvenes cogen la tarjeta de crédito, se crean un usuario en las páginas de apuestas online o falsifican el DNI para poder acceder a las casas de juego ubicadas en la calle.

1 Comentario

  1. vamos a ver señor antonio. 1. esta prohibida la entrada de menores de edad a estos establecimientos; 2. los que se quejan son apenas una minima cantidad de padres; 3. los politicos y los periodistas en especifico viven la loteria del estado y de los juegos del futbol (quiniela, quinigol) que son una estafa al pueblo «pobre» español.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre