La Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Sobre la Mujer, ha emitido un comunicado al que ha tenido acceso Diario16 en el que, entre otros asuntos relacionados con el tema que ocupa el día, ofrece su absoluta colaboración a todos los Poderes Públicos y las instituciones para continuar avanzando todos juntos en la línea iniciada por la Ley Integral y refrendada por el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Además, desde AMJE entienden que la eliminación de la violencia machista “es una necesidad de primer orden para cualquier Estado que pretenda asentar sus cimientos en el respeto a los Derechos Humanos y la libre convivencia entre iguales”. No es un simple desiderátum, ni una cuestión doméstica. “Es una cuestión de Estado, y como tal debe ser tratada por todos los Poderes Públicos, todos los días del año”.

Para las mujeres juezas, desde la aprobación en el año 2004 de la Ley Orgánica de medidas de protección integral contra la Violencia de Género, el Estado español ha asumido una posición de vanguardia en la lucha contra la violencia machista dentro de los países de nuestro entorno, habiendo renovado su compromiso con esta causa con el Pacto de Estado suscrito por todas las fuerzas parlamentarias en el año 2017. Frutos de ello han sido el avance definitivo e irreversible hacia el rechazo social de la violencia machista, y la mejora sustancial de la protección policial y judicial de las mujeres, los niños y las niñas que han de enfrentarse a ella día tras día.

“La eliminación de la violencia machista es una necesidad de primer orden para cualquier Estado que pretenda asentar sus cimientos en el respeto a los Derechos Humanos y la libre convivencia entre iguales”

Aunque se lamentan de que “pese al valor inestimable de estos avances, las cifras continúan siendo profundamente preocupantes”. Este año 2019 se ha alcanzado el millar de víctimas de violencia machista en nuestro país desde que se recogen datos estadísticos, violencia que, frente a lo proclamado erróneamente por algunas fuentes mal informadas, sí tiene género. “Hablamos de 1.027 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas masculinas desde el año 2003. Si tomamos como punto de referencia el año 2008, en que comenzaron a recabarse datos de hombres muertos a manos de sus parejas o exparejas mujeres, hablamos de 639 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas masculinas (88,8%), frente a 81 hombres (11,2%)”. “Hablamos de 4.432 internos varones en centros penitenciarios en enero de 2019 por delitos de violencia de género frente a 11 mujeres, y de 7.675 internos varones en centros penitenciarios por violencia de género y/o violencia sexual, frente a 52 mujeres”.

Para la Asociación de Mujeres Juezas de España, no se trata de violencia intrafamiliar, no es violencia doméstica, es violencia ejercida por los hombres sobre las mujeres, que encuentra su fuente principal en una concepción global de los roles que mujeres y hombres están llamados a cumplir en nuestra sociedad, concepción que recibe un nombre claro y sencillo en nuestro lenguaje: machismo. Es, por ello, violencia machista, afirman.

AMJE considera necesario “dar el impulso definitivo al Pacto de Estado suscrito en 2017, adaptar nuestra legislación al Convenio de Estambul”, incluyendo dentro de la legislación especial contra la violencia de género la violencia sexual, los matrimonios forzados, la trata de mujeres y niñas, y cualesquiera otras formas de violencia que afecten a las mujeres de manera desproporcionada. “Hemos de recordar que el Convenio de Estambul no es una mera declaración de intenciones: los convenios internacionales válidamente publicados en España pasan a formar parte de nuestro ordenamiento jurídico interno, tal y como se describe en la propia Constitución (artículo 96.1), así como en la Ley 23/14, sobre Reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales”, aseveran.

También recalcan que los avances que se han producido en la protección penal de las mujeres deben verse reforzados y complementados con avances igualmente significativos en otros ámbitos: sociosanitarios, asistenciales, laborales. La defensa y protección penales son indispensables para las mujeres víctimas de esta violencia, pero jamás serán suficientes para superarla y erradicarla. Hemos de insistir en la necesidad de dedicar los recursos adecuados, tanto humanos como materiales, para combatir la violencia machista desde todos los frentes, desde todas las instituciones y en todas sus facetas, desde su mismo origen.

“La educación es el medio preventivo más eficaz en la prevención contra cualquier tipo de discriminación, y en particular contra las desigualdades entre hombres y mujeres”

Concluyen desde la Asociación asegurando que ven “la educación como el medio preventivo más eficaz en la prevención contra cualquier tipo de discriminación, y en particular contra las desigualdades entre hombres y mujeres. Desigualdades que llevadas a su expresión más radical podrán derivar en violencia machista. Porque los niños y las niñas no sólo son nuestro futuro; ya son nuestro presente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =