Diferentes informes han cifrado el expolio de PDVSA durante el mandato de Rafael Ramírez en más de 60.000 millones de dólares. La cuestión es, ¿cómo han logrado colocar ese dinero en diferentes países del mundo sin que las autoridades fiscales alertaran?

Ramírez y sus socios, entre los que los más eminentes son su cuñado Baldo Sansó, quien administró durante mucho tiempo las operaciones de la trama y que en la actualidad está viviendo entre Italia y España, Jorge Neri, quien trabajó junto a Sansó tal y como muestran los documentos que obran en poder de Diario16, Diego Salazar, primo de Ramírez, y Nervis Villalobos, el ex ministro que está imputado en España en diferentes causas y reclamado por la Justicia de los Estados Unidos. La Audiencia Nacional decidió extraditar a Villalobos a Texas por seis meses, pero, según ha podido saber este medio, aún está en España y en libertad.

La investigación de los movimientos del dinero de PDVSA muestra cómo se creó una red de transferencias entre Estados Unidos, Hong Kong, Islas Vírgenes, Andorra y Luxemburgo que termina en España y que, una vez aquí, es invertido en compra de empresas o en operaciones inmobiliarias en las zonas más exclusivas del país.

Los movimientos de las cuentas de Nervis Villalobos en Andorra hecho públicos por la periodista venezolana Maibort Petit son la muestra de cómo llevan ese dinero. En el año 2008 Villalobos abrió una cuenta en Banca Privada de Andorra (BPA) a nombre de la empresa Lomond Overseas S.A., que estaba domiciliada en Panamá y cuyo representante era el propio ex ministro venezolano. Esa cuenta sólo podía ser manejada por él.

Entre la documentación analizada por Maibort Petit, existe un contrato privado entre Lomond Overseas, S.A. y Beford Investments S.A. firmado en Caracas el 26 de febrero de 2009, por la prestación de unos servicios que no se especifican, de la segunda mercantil a la primera, por el que se pagaron un millón de dólares.

La cuenta de Villalobos recibió múltiples transferencias procedentes del extranjero por un valor de más 12 millones de dólares recibidos de diferentes empresas.  También recibió traspasos de otras cuentas de BPA por valor de más de 40 millones de dólares, cuentas en las que, en algún caso, también estaban controladas por el propio Villalobos.

En lo referente a las salidas de fondos de esta cuenta de Nervis Gerardo Villalobos, se realizaron diferentes traspasos a cuentas abiertas en BPA que suman más de 46 millones de dólares y más de diez mil euros. Sin embargo, esos traspasos se realizan a beneficio de otras cuentas vinculadas directamente a Villalobos.

Respecto de las transferencias ordenadas a favor de cuentas abiertas en el extranjero, destaca una por 4 millones de dólares destinada a Extender Holding S.A. y otras tres más de 1,2 millones a Golson Limited.

Otra de las cuentas controladas por Villalobos en Banca Privada de Andorra tiene transferencias de otras empresas y cuentas manejadas por bolichicos de la red de Rafael Ramírez como Diego Salazar, Luis Mariano Rodríguez y Omar Farías.

Como se puede ver por los movimientos de estas cuentas, la trama de la gente de Ramírez estuvo conectada y realizó operaciones incluso en el tiempo en que el ex presidente de PDVSA estaba en activo antes de que Nicolás Maduro lo mandara como canciller en la ONU. Este es el modus operandi de estos corruptos que se enriquecieron con el dinero del pueblo de Venezuela. El expolio se llevó a cabo a través de transferencias bancarias en paraísos fiscales y por medio de una red de empresas interpuestas en Panamá, Hong Kong —como la empresa Hicks Consulting Group—, Islas Vírgenes, Gibraltar o Luxemburgo. Todo ese dinero ha terminado en España y se está blanqueando, presuntamente, por medio de compra de empresas o de operaciones inmobiliarias.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre