La cuenta atrás ha comenzado para los afectados del IRPH. El día 10 de septiembre, si no hay nuevos cambios de última hora, se conocerá la opinión del Abogado General de la Unión Europea respecto a este índice de referencia de las hipotecas. Este es el último paso antes de conocer la sentencia del TJUE sobre el IRPH. Este informe se esperaba para el 24 de junio, pero se pospuso hasta el 10 de septiembre, algo que no ha hecho sino incrementar la incertidumbre de las dos partes implicadas, pero, sobre todo, de los afectados

Distintos expertos señalan que, actualmente, a esa incertidumbre, los afectados por IRPH suman las dudas que les generan desde las propias entidades financieras, pues no son pocos los bancos que, en previsión de una futura sentencia del TJUE desfavorable, se han puesto en contacto con sus clientes para ofrecerles cambiar el IRPH de su hipoteca por el Euríbor o un interés fijo. Y nada más.

¿Aceptar ese acuerdo del banco y no esperar a la sentencia de la justicia europea o aguantar? Esta es esa gran incógnita que se plantean los afectados una vez reciben la propuesta de la entidad bancaria.

El consejo que dan los expertos es leer detenidamente esa oferta del banco, consultar con un abogado experto en Derecho Bancario y, especialmente, no tomar una decisión precipitada. Esos intentos de acuerdo que está haciendo llegar el banco no suelen ofrecer más que el cambio de un índice de referencia por otro, sin devolver las cantidades que hasta ahora los hipotecados han pagado de más por sus hipotecas IRPH y obligando a los consumidores a firmar una cláusula que les impide iniciar acciones judiciales posteriores.

Dado que la reclamación media por IRPH es de 20.000 euros, y que los bancos, al igual que hicieran en su día con las cláusulas suelo, están obligando a los hipotecados a renunciar a acciones de reclamación posteriores, es fundamental leer bien el acuerdo y si no acceden a devolver la cantidad correspondiente y obligan a firmar cláusulas que impidan presentar una posterior reclamación, el afectado debe ser cauto y esperar a que se pronuncie el TJUE.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre