domingo, 24octubre, 2021
22.1 C
Seville

Asesinamos, democráticamente, al deseo

“La libertad pone el fundamento, se dijo el solitario pensador y sobresaltado escuchó la voz que decía. Más Eros, contiene todas las llaves de los seres”. (Portela, O. Selva Negra. Recepciones diurnas, celebraciones nocturnas. Editorial Crisol.1980).

Francisco Tomás González Cabañas
Licenciatura en Filosofía (USAL) (1998-2001). Licenciatura en Psicología (UP) (1998-1999)- Licenciatura en Ciencias Política (UCA)(1999-2000) y Licenciatura en Comunicación (UCES) (2000-2001) Desistió de culminar los mismos y continúo formación autodidacta. Publicó su primera Novela “El Macabro Fundamento” en el año 1999. Editorial Dunken. Publica su segundo libro “El hijo del Pecado” Editorial Moglia. Octubre de 2013. Publica su tercer libro, primero de filosofía política, “El voto Compensatorio”, Editorial Ediciones Académicas Españolas, Alemania. Abril de 2015. Publica su cuarto libro, segundo de filosofía política, “La Democracia Incierta”, Editorial SB. Junio de 2015.
- Publicidad -

análisis

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El gobierno de Isabel Díaz Ayuso aplaude a Meritxell Batet, un síntoma de la vuelta al bipartidismo

La ciudadanía no sabe que en España se está desarrollando una operación política al más alto nivel sólo comparable a las que se ejecutaron...

‘Mi París’, la novela de Francisco Michavila sobre la necesidad del humanismo

Mi París es un relato novelado que recoge visiones y pensamientos sobre la ciencia, la educación y la política que tienen a la capital...

Calviño «dirige» el pacto Sánchez-Partido Popular desde su afinidad al neocapitalismo deshumanizado

La crisis provocada por las injerencias de Nadia Calviño en la negociación para la derogación de la reforma laboral ha tensado las relaciones entre...
- Publicidad-

Parafraseando a Lacan, servirse del padre, para prescindir de él, es la mejor manera de poner dique a la pulsión de muerte.

Erebo o Poros, de acuerdo a distintas versiones, vendrían a ser los padres de Eros o del deseo de amor. El primero es un dios que personifica el vacío que llena las sombras. El segundo es la senda o el camino de la oportunidad. Ambos comparten, pese a sus diferencias, que llenan, que completan, que ponen, colman.

Como hijos dilectos de Eros (el primero en nacer de acuerdo a los misterios Eleusinos), a quién se le endilga el deseo amoroso, o el deseo ferviente, como de su amada “Psique” (alma o mente) no solo que heredamos el placer (Hedoné a quién Apuleyo le atribuye ser hija del maridaje mencionado) sino que en nombre del mismo, en la funcionalidad de puro goce repetitivo, hemos consumado el asesinato de nuestros padres que no son ni más ni menos que la mente y el deseo.

En la validación supuesta de que nos consultamos, de que hacemos uso de la libertad para escoger opciones, supuestas, sin condicionamientos, en la sacralidad, totémica de lo electoral, bajo tal ropaje consagrado como democrático, escondemos el afilado cuchillo, la daga envenenada que irá, certera y directamente a los órganos nobles de nuestros padres y más que parricidas, terminamos inaugurando esta dimensión en donde nos servimos de ellos, para prescindir de nosotros mismos o de todo, hasta de la muerte misma, dado que eliminamos la vida tal como la conocíamos.

Ya no hablamos, no pensamos, no deseamos otra cosa que no sea esta serie repetitiva en que nos hemos dado la oportunidad para desertar de nuestra humanidad. El goce travestido en sustancias, en la reacción, obviamente repetitiva también de ese otro, al que le pedimos que nos reconozca mediante la inter-fase de una red social, como si tal aprobación nos llenase, pretendiendo forcluir la idea del padre al que asesinamos.

Nos vaciamos sin pretender con ello volvernos a reconstruir, dado que dimos muerte al deseo.

Nos repetimos, nos susurramos, en psicosis colectiva que ya Sísifo cumplió su eterna condena, que pese a que sigamos empujando la piedra, algún día dejará de caer, o que tal vez seamos aplastados por la misma. Ocurrirá, no porque lo deseemos, dado que ya no lo podemos hacer, mucho menos porque lo imaginemos dado que aniquilamos también a la mente o alma, sino porque nos excede, porque la falta, no nos pertenece, ocurre o nos volverá a ocurrir, sin que lo tengamos en cuenta o conceptualizado. Tal vez un síntoma de que tal advenimiento este cerca tenga que ver con esto mismo, cada vez somos menos palabras, menos razón, el vacío de la acción pura, repetitiva, agotada ya de sentido, un día culminará y con ello nosotros, vacíos y mudos, sin deseo siquiera o posibilidad de expresarnos. Ya habremos dejado de ser, completamente, y tal vez sea lo que eso que llamamos mundo, este necesitando.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. una vez escuche a un conocido esto :
    la gente cree qe hace lo que quiere pero realmente hace lo que necesita

    en el idionma vasco no hace mas de tres siglos no existia el verbo qerer , solo el necesitar

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Denuncian al juez Marchena por prevaricación por el caso Alberto Rodríguez

La Asociación contra la Corrupción y en favor de la Acción Pública (ACODAP), presidida por el exjuez Fernando Presencia ha decidido que es urgente,...

ETA y las convivencias en el País Vasco, Catalunya y España

Ha sido celebrar diez años sin ETA, más escuchar a Otegui reconociendo con otras palabras que la vía pacífica, ¿Catalunya?, es la única válida...

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El poder en manos de la ciudadanía…cuando nos dejan

¿Ustedes se imaginan que hubiera alguna institución en España regida por leyes y reglamentos y que en cada provincia se hiciera funcionar de diferente...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Denuncian al juez Marchena por prevaricación por el caso Alberto Rodríguez

La Asociación contra la Corrupción y en favor de la Acción Pública (ACODAP), presidida por el exjuez Fernando Presencia ha decidido que es urgente,...

ETA y las convivencias en el País Vasco, Catalunya y España

Ha sido celebrar diez años sin ETA, más escuchar a Otegui reconociendo con otras palabras que la vía pacífica, ¿Catalunya?, es la única válida...

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El poder en manos de la ciudadanía…cuando nos dejan

¿Ustedes se imaginan que hubiera alguna institución en España regida por leyes y reglamentos y que en cada provincia se hiciera funcionar de diferente...