lunes, 27septiembre, 2021
30.8 C
Seville

Arrimadas tira a la basura los diez escaños de Ciudadanos

La diputada que apunta a nueva líder del partido en vías de extinción sigue la misma estrategia nefasta que llevó a Albert Rivera al descalabro electoral del 10N

- Publicidad -

análisis

Reivindicando mi memoria histórica

Tras el asedio del Alcázar de Toledo, Franco fusiló a mi abuela Antonia Arrogante. Cada año rindo homenaje al luctuoso y trágico acontecimiento que...

El director de Confilegal y su especial manera de entender la justicia internacional en el caso Puigdemont: «Estas cosas funcionan así. Mediante contactos personales»

Ríos de tinta se están escribiendo sobre lo sucedido en Cerdeña el pasado viernes: la puesta inmediata en libertad del president Carles Puigdemont ha...

El Repaso del 27 de septiembre: detención de Puigdemont, elecciones en Alemania, volcán de La Palma

Como cada día a las 10.00 en directo analizamos las principales noticias de actualidad. Hoy, nos centramos en la detención de Carles Puigdemont en...

La última traición de Escrivá a la izquierda: que los españoles trabajen hasta los 75 años

Ahora jura que no lo dijo, pero lo dijo. El ministro Escrivá aprovechó el apacible domingo para soltar una de sus habituales bombas contra...
- Publicidad-

Inés Arrimadas se reunió ayer durante más de una hora con Pedro Sánchez para decirle que no le apoyará en su investidura mientras siga en negociaciones con Unidas Podemos y ERC. Pese a todo, la líder de Ciudadanos aún ve margen para lo que ella considera un acuerdo “constitucionalista” a tres con el PSOE y PP siempre que, claro está, Sánchez rompa con “separatistas y comunistas”. Es decir, que estamos ante el clásico chantaje político consistente en poner contra las cuerdas al presidente del Gobierno en funciones y decirle que o hace lo que ella quiere o se rompe la baraja. Esa es la forma de negociar que tiene la derecha española: dogmatismo ante todo, fuertes dosis de demagogia e imposición de sus propias condiciones a toda costa.

El problema es que Arrimadas, Alicia en el maravilloso país del mundo naranja, no está en disposición de exigir nada. Tras el descalabro monumental del 10N, donde perdió 47 escaños, Ciudadanos se ha quedado sin líder y lo que es aún peor: sin identidad, sin objetivos claros y sin proyecto político. El partido, a fuerza de giros bruscos, volantazos y veletismos, ya no sabe si es una formación de derechas, de centro derecha, liberal reformista, demócrata-cristiana, moderada, regeneracionista, ultranacionalista de extrema o todo ello a la vez. Lo ha ido probando todo y todo le ha salido mal. Hoy la “bisagra”, esa pretensión con la que un buen día soñó Albert Rivera, se ha quedado oxidada a las primeras de cambio, quizá de tanto usarla, como decía la canción.

Pero Arrimadas, lejos de hacer este análisis que es el que más le convendría hacer al partido, y ceder sus 10 escaños altruistamente para que España pueda tener un Gobierno de una santa vez, sigue instalada en la ensoñación del pasado que pudo ser y no fue, como si Ciudadanos, hoy en día, pintara algo en la vida pública española. Es evidente que los naranjas ya no tienen mucho que aportar al país más que esperar a ser devorados por Vox. Apenas sirven para darle ese falso y tibio toque de color liberal a un Congreso de los Diputados polarizado en dos bloques o frentes, aunque ya ni eso, en vista de que su elenco de actores estrella anda de capa caída. Felisuco abandonó su escaño en Madrid para, según dicen, iniciar una aventura más ambiciosa: presidir la Comunidad de Cantabria, algo que tampoco ha logrado, ya que Miguel Ángel Revilla es una máquina de ganar elecciones y le ha dado para el pelo, nunca mejor dicho.

De Toni Cantó qué se puede decir. Que sigue en coma político tras el batacazo electoral, como aquel personaje que interpretó en la serie 7 Vidas, el joven que estuvo dieciocho años sumido en un sueño profundo y cuando despertó ya no era el mismo. Lo último que se sabe de Cantó es que un buen día se despidió de las Cortes al grito de Viva España y nunca más se supo. Dicen que marchó a la Comunidad Valenciana para levantarle la Presidencia de la Generalitat a Ximo Puig. Y por allí debe seguir.

Quiere decirse que todo en Ciudadanos es ya pasado, historia y decadencia. El partido tuvo su sentido mientras fue muleta y pegamento del bipartidismo agonizante pero Rivera se radicalizó, se puso la barba de fundamentalista español como Santiago Abascal y le negó el pan y la sal, incomprensiblemente, al sanchismo. El líder de Cs no supo aprovechar todo el inmenso caudal popular que canalizó entre los votantes catalanes abandonados por Madrid y arrollados por la ola indepe. El cordón sanitario a Sánchez fue un grave error y sus pactos con la extrema derecha de Vox un dislate todavía mayor. El refresco naranja perdió todo el gas nada más descorcharse el tapón y ni siquiera Marcos de Quinto, experto en la fórmula secreta de la Coca Cola (y del sabor del éxito y el dinero), supo cómo arreglar el producto desventado.

Ayer Arrimadas se presentó muy elegante, digna y orgullosa a su reunión con el presidente del Gobierno en funciones y hasta salió de la entrevista como si fuese ella la primera candidata para presidir España. Todo eran condiciones, ínfulas, exigencias, líneas rojas y fronteras. Hasta se permitió aconsejarle a Sánchez, poniéndose exquisita, que buscara “la moderación y la estabilidad” con los constitucionalistas, precisamente ella que lo ha pactado todo con la extrema derecha neofranquista. La jefa del partido de los diez temblorosos escaños parecía Juana de Arco seguida por toda una nación levantada en armas para defender España del poderoso enemigo separatista. Quizá cuando llegó a la sede de Cs se dio cuenta de que ya no es nadie y de que unas nuevas elecciones solo servirán para colgar en la puerta el cartel de “cerrado por defunción”.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

8 Comentarios

  1. Pues a mi me parece que Ines lo esta haciendo genial, y no permitir que este en el gobierno podemas sea tirar los escaños…. sean más imparciales por favor…..

  2. Cuando pudieron no quesiero y haora ofreces 221 escaños que no Tienes anoser que tequieras arrimar al PSE con tus 10 escaños para lebantar atu partido porque al paso que vais se disolvera como un azucarillo

  3. En mi tierra siempre se ha dicho eso de “tienes menos fuerza que una gaseosa”. ¡Ni que cuando se inventó el dicho ya hubiese fracasado Ćs.! Esta joven no se da cuenta que para volver a levantar ese partido tendría que pasar una dura travesía del desierto. Y que eso cuesta mucho dinero. Pero además, no conociendo yo, por supuesto, el estado de las finanzas de ese partido, me parece que no es mucho suponer que no estén como para tirar cohetes. Han hecho una campaña electoral a lo grande, en el dinero, y unos resultados en votos y escaños, y CONSECUENTEMENTE EN INGRESOS ELECTORALEs, algo así como si fuesen una agrupación municipalista de pueblo (y de pueblo chiquito, claro).

    • Y que tiene que ver tu comentario con el articulo, es más… creo que les honra que a pensar de no tener presupuesto y de tener pocos escaños no se vendan ni vendan a este país….

      • Se hace ella sola el harakiri no desmarcándose de PP y VOX, y no se da cuenta. Sacaría mucho más rédito político absteniéndose en la investidura.
        Le falta sagacidad y le sobra impulsividad (típico de su juventud).

  4. En fin, la hija del policía de la político-social franquista se muestra como es una trepa incapaz. Al C’s le quedan cuatro días, no cumple ninguna función política. La extrema derecha es de Vox, la derecha clásica del PP; la pregunta es ¿para que vale Ciudadanos?

  5. ¿Para cuándo las gentes de la dirección de Ciudadanos se van a retirar sus harapos y, muy arrimadas, se arropan del todo al toldo de Vox, para que los pongan de mandaderos?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Opino, luego existo

Mientras la presunta izquierda anda afanada en melidendrear el castellano, orear al Dictador o echarse al monte con racistas y enemigos domésticos de la...

Reivindicando mi memoria histórica

Tras el asedio del Alcázar de Toledo, Franco fusiló a mi abuela Antonia Arrogante. Cada año rindo homenaje al luctuoso y trágico acontecimiento que...

Mañuecadas y mañuequerías

Eso es: ´mañuecadas´ que rima con alcaldadas. Esas que el actual presidente de la Junta C y L, Fernández Mañueco, le gusta –y le...

La resurrección de la socialdemocracia alemana constata el fracaso de las políticas neoliberales de Merkel

Si algo nos enseñan las elecciones alemanas es que la socialdemocracia no ha muerto. Puede que, entre crisis económicas, recortes y auges del nuevo...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Opino, luego existo

Mientras la presunta izquierda anda afanada en melidendrear el castellano, orear al Dictador o echarse al monte con racistas y enemigos domésticos de la...

Reivindicando mi memoria histórica

Tras el asedio del Alcázar de Toledo, Franco fusiló a mi abuela Antonia Arrogante. Cada año rindo homenaje al luctuoso y trágico acontecimiento que...

Mañuecadas y mañuequerías

Eso es: ´mañuecadas´ que rima con alcaldadas. Esas que el actual presidente de la Junta C y L, Fernández Mañueco, le gusta –y le...

La resurrección de la socialdemocracia alemana constata el fracaso de las políticas neoliberales de Merkel

Si algo nos enseñan las elecciones alemanas es que la socialdemocracia no ha muerto. Puede que, entre crisis económicas, recortes y auges del nuevo...