Albert Rivera, junto al líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, y la presidenta nacional, Inés Arrimadas. Foto: Cs.

La crisis interna en Ciudadanos está servida. Las diferencias entre la presidenta, Inés Arrimadas, y su líder en Andalucía, Juan Marín, son más que palpables desde tiempo atrás, pero nunca como hasta estos días en que se cumplen dos años de la alianza que su partido y el Partido Popular cerraron para echar a los socialistas del poder en Andalucía por primera vez en casi 40 años con la ayuda imprescindible de la ultraderecha. Arrimadas ha cortado de cuajo en solo unas horas el coqueteo público de Marín con el PP para concurrir bajo el paraguas de una lista conjunta a las próximas elecciones autonómicas andaluzas, previstas en principio para el próximo 2022.

Las advertencias de la dirección nacional a Marín han sido reiteradas tras el peso decisivo que Vox ha adquirido en Andalucía gracias al Gobierno bipartito

El rotundo revés del experimento vasco ha alertado a Arrimadas de una nueva aventura junto al PP y la ultraderecha en Andalucía en las próximas autonómicas para mantenerse en el poder. Apenas unas horas después de que el líder andaluz de la formación naranja apostara sin ambages por una lista unitaria para las próximas andaluzas, la líder nacional de Ciudadanos ha cortado de raíz esta posibilidad. “Acudir juntos a las urnas en Andalucía no es una opción que contemplemos porque somos dos partidos diferentes”, ha apuntado Arrimadas este jueves en RNE.

Esta tesis choca frontalmente con la que sólo unas horas antes expuso Marín. “Somos un solo gobierno y cuando lleguen las elecciones seremos dos partidos sin descartar ninguna opción”. El líder andaluz de Ciudadanos se ha entregado abiertamente a la lista conjunta con el PP de Juan Manuel Moreno Bonilla, pese al fracaso estrepitoso cosechado en Euskadi este pasado julio, donde Ciudadanos logró finalmente entrar al segundo intento en la Cámara vasca con un diputado, pero el PP restó cuatro diputados respecto a las anteriores autonómicas pese a concurrir conjuntamente con Cs. “Se valorará en su momento y se decidirá lo que se tenga que decidir”, añadió este miércoles Marín.

El PP solo no pudo echar a Susana Díaz

La puerta abierta del líder andaluz de Ciudadanos al PP, que basa buena parte de su estrategia de gobierno en Andalucía en el apoyo decisivo que le presta la ultraderecha de Vox, ha vuelto a reabrir las heridas con la dirección del partido naranja, que ya ha recriminado en reiteradas ocasiones el acercamiento a las derechas del equipo de Marín en Andalucía. “Cs y PP son dos partidos europeos y diferentes. Le hago una reflexión respecto a Andalucía: el PP se ha presentado solo 40 años y no fue capaz de sacar al PSOE de la Junta. Hay veces que las sumas suman y veces que no. En Andalucía tenemos un proyecto más moderno, más renovador” que acudir conjuntamente con el PP, asegura Arrimadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre