Los hermanos Lagares junto a Isabel V. Shelly se ponen al frente de esta increible y maravillosa historia de amor que promete no dejar indiferente a nadie y cuyas imágenes preciosistas del Tinto y Rociana darán mucho que hablar. Con un final sorpresa de los que ya nos tienen acostumbrados, que no desvelaremos, arrancará el rodaje de El momento que queda en Rociana el próximo 4 de julio.

José Antonio Cabrera, presidente de la Sociedad Cultural Casino de Rociana, una de las entidades culturales más importantes de Huelva, mostró gran interés para que los hermanos Lagares e Isabel V. Shelly rodaran una bonita historia en Rociana. Este interés les llegó al corazón y desempolvaron un guión que habían escrito hacía 4 años. Lo reescribieron con la ayuda del escritor y periodista rocianero Carlos López y el resultado es de los que tienes que ir al cine acompañado de una cajita de tissues.

El Ayuntamiento de Rociana, con su alcalde Diego Pichardo al frente, y la concejala de cultura, Nelly Manzano, han apostado por este proyecto y han anunciado que lo apoyarán.

La actriz María José Alfonso volverá al Tinto después de que lo hiciera hace 54 años, junto a Alfredo Landa, en La niña de luto, dirigida por el maestro Summers para interpretar esta historia:

María José Molero, una veterana actriz de cine, se encuentra hospitalizada con una enfermedad terminal. Una noche, se levanta, coge sus pertenencias y se dirige a la estación de Atocha para sacar un billete y volver a Rociana, su pueblo natal, donde intentará recuperar el tiempo perdido. Allí, visita a Juan, el amor de su vida al que abandonó para ser actriz en Madrid.

Juan, vive solo en una residencia de ancianos y es parapléjico. Con la ayuda de Macías, un viejo taxista del pueblo, se escaparán juntos para revivir la misma huida que protagonizaron cuando eran unos jóvenes enamorados. Seguirán el cauce del Río Tinto hasta llegar a Cerro Salomón, un lugar paradisíaco donde se prometieron amor eterno.

El poeta Juan A. Guzmán será la pareja de María José Alfonso y aportará su mirada más tierna y profunda. La niña Lucía Calzada Agudo, de Bollullos Par del Condado, un valioso descubrimiento de la Escuela de Cine de La Palma, interpretará a María José Alfonso con 15 años y Miguel Mascort, otro talento de la Escuela de Cine Manuel Summers, le acompañará en esta aventura de amores adolescentes y amores en el atardecer de sus vidas.

Completarán el reparto el actor Israel Frías (Entre Olivos, Amar en tiempos revueltos, La que se avecina) y la debutante Cinta Sayago, una onubense descubierta en la calle por los hermanos Lagares cuando, siendo promotora de Cruz Roja, se acercó a ellos para hacerles socios, lo que demuestra que cualquier sitio es bueno para cazar talentos. Interpretará a María José Alfonso en los años 50 cuando estaba a punto de partir a Madrid. Los actores del taller municipal de teatro «Pocas luces» de Rociana se encargarán de transformar el Casino en una residencia de mayores.

Por último, el prestigioso director de fotografía Joan Balboni (Alicia, Días sin luz, de Jaume Balagueró, entre otras) volará desde Barcelona para unirse a los espectaculares operadores de cámara para captar la luz mágica del Tinto y Rociana como nunca se había visto antes.

Un momento cinematográfico que quedará para siempre y que, tanto Isabel, Manuel y Pepe, se lo dedican a Manuel Summers y familia cuando se cumplen los 25 años del adiós de uno de los mejores directores andaluces.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre