Por muy limpios que sean, los resultados del partido de Santiago el que cierra a España son una vergüenza para este país. Ya tendremos tiempo para ver cómo cauterizar esta sangría de ciudadanía democrática, pero vamos a señalar a algunos de los causantes de las heridas.

El PSOE. Pedro Sánchez se ha equivocado, recuperó el partido con la misión de devolverlo a la izquierda y mirarla cara a cara para encauzar la deriva neocón española. El poder le cegó y se convirtió en la misma Susana Díaz a la que venció, en vez de renovar a ese PSOE derechizado y rentabilizar la estructura de un partido enorme y entregado: se ha dedicado a politiquear y contonear su hermoso palmito a un paso de entregarse a Europa, que es lo que hacen éstos cuando se enganchan a la moqueta; no le ha dado tiempo, aún. Este partido ha tenido cuarenta años, casi, gobernando el país o sus comunidades para preocuparse por la estructura económica, por la Educación, sí, por la Educación (coño), por la mayoría trabajadora, por las pensiones… y les quedará mucho positivo en el haber, cierto, pero también han destruido la esencia de la democracia con el clientelismo partidista, la corrupción y la estupidez convertida en maquinaria para elegir a lo peor de sus sedes; hablen con socialistas de los que no tienen cargos, especialistas en tragar sapos y obedecer a gente a la que, con el corazón rojillo en la mano, no votarían. Andalucía ha sido su laboratorio, aquí los “caballeros españoleros” ya son casi el segundo partido en la práctica ¿y no es responsable el socialismo? Tuvieron en su mano redirigir España hacia un cierto progresismo y convertirnos, incluso, en referentes: volvieron a la derecha.

El PP. Teniendo dentro la serpiente, si de verdad hubiera sido un partido moderno y con vocación democrática, y han tenido otros cuarenta años para depurarse y alejarse de los tics nacionalcatólicos,  habría digerido y cagado al fascismo español… pero no olvidemos que éstos tuvieron un líder que se reafirmó en su misión de cruzado ampliando sus horizontes al planeta entero, y que ha inspirado y ayudado a construir desde dentro de su partido a los que hoy se ufanan. Han cavado su propia tumba, y de paso nos han asomado a ella con la más corta y más corrupta visión de país que se recuerda. ¿Patriotas? Un mojón como la manga de un beato, por mantenernos con los epíscopos de orden que tanto adoran.

UNIDAS PODEMOS. ¿Cómo es posible que un con programa socialdemócrata suave hayan dejado perder todo el impulso social del 15M y se hayan dejado caracterizar como fuerza de extrema izquierda? Ha habido una campaña contra ellos, los medios no han parado de desbarrar sobre todo lo que olía a “podemita” hasta convertir el término en un insulto… pero el “partido” (¿realmente fue pensado como partido al uso?) debería haber resistido la tentación de este juego de la propaganda que estupidiza a la sociedad, el Iglesias de la semana de campaña tendría que haber sido así desde el primer día en vez de toda esa basura cainita que hemos visto; y que no me digan que fue provocada desde fuera porque se esperaba de todas, de todos, ceñirse a lo que han hecho en campaña: programa, programa, programa, y análisis… todo lo demás no sólo sobra, sino que ha sido su ruina. Que no se quejen, han jugado a políticos de baja estofa y ahora sólo son una fuerza estable para sus puestos de trabajo. Asúmanlo, adiós al cambio.

CIUDADANOS. La “derrota” de este partido (nótese la ambigüedad) frisa la demencia. No hurgo en topiquismos con el desaforamiento de sus ojos, pero han jugado con fuego y se han quemado, a Rivera ya no le quedan bien las botas militares y la cazadora verde: hay quien las lleva mejor. Este “Podemos de Derechas”, como clamara el banquero (¿lo contratará ahora?), ha defraudado a todos: o fue diseñado como trampolín del fascismo o ni ellos han sabido nunca qué eran o qué querían, salvo el milagro que les permitió auparse poniendo un pie en Cataluña. El trasvase a la extrema derecha de su fuerza es evidente, tanto que sólo ha consistido en quitarse la careta; su fracaso quizá venga de haber simulado lo que otros llevan de frente, la demagogia insultante se paga. Pena por quienes se creyeron su discurso de liberalidad, en España no existe el liberalismo en ningún sentido.

No dejemos de recordar a todos esos grupos que buscan el “cuanto peor mejor”, incluidos los nacionalistas, encantados con los resultados fascistófilos: no puede ser que ocho provincias, por muy legal que sea, tengan en sus manos la representación de la mayoría del país. La reforma de las Cámaras es una urgencia más relevante que todo lo demás, no es lugar hoy: pero hay que convertir el Parlamento en representación de la ciudadanía de todo el Estado, sin proporciones extrañas (me refiero a las regionalistas, no a las compensatorias) y el Senado en la sede del debate de los “nacionalismos”, con la posibilidad por mayorías de retoques a lo legislado… ésta es la realidad de ese país, contra eso se rebela la gente.

La sensación de asco y miedo que las personas sensatas sentimos ante esta situación la sintetiza muy bien nuestra inexistente prensa, VOX veta a periodistas y medios ¿y el resto de la prensa sigue acudiendo a sus actos y dándole presencia? La única noticia debería ser el veto y la reacción solidaria del resto de los medios, hay que negarse. Ábalos habla autoritario a un plumilla y le corrige sobre lo preguntado ¿y no se levantan todos y le mandan al carajo (me extraña que nadie lo haya hecho ya con un tipo desagradable que enmierda las instituciones que pisa)? Nos falta dignidad, y por ahí nos van a encausar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn paso atrás en igualdad después del 10N, 13 diputadas menos en el Congreso
Artículo siguienteAsociación de Mujeres Juezas de España: “Ni un paso atrás en la defensa los derechos humanos de las mujeres”
Francisco Silvera. Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016). -Libro de los silencios (2018) -Pintar el aire (2018, en colaboración con el pintor Miguel Díaz) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es. Libro de los silencios ha sido galardonado por el jurado del XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA de 2019 en la modalidad de relatos.

3 Comentarios

  1. Paco.. vamos a ver, eso que dices de que «por muy limpios que sean los resultados de abascal, son una verguenza para el pais»…es solo una meliflua bobada de seminarista pederasta. Llama a las cosas por su nombre, un pais que genera mierda, es una mierda. Y punto. Un pais cuya mayoritaria escoria futbolera, glorifica a marchena, luciendo unas camisetillas que ponen – I love marchena, por imperativo legal- como si marchena fuera un arbitro casero que favorece a su equipo, en lugar de ser un juez presuntamente imparcial, cognitivamente es basura. Las cosas, son asi..nada pasa por casualidad, sino a traves de una prolongada secuencia de acciones y reacciones, que desemboca en un especifico hecho. Luis.. te invito a ser tolerante.. ezpaña es una mierda, aceptala como realmente es, sin intentar cambiarla.. igual que aceptas a cualquier negrata que llega en una patera, por ejemplo

  2. Yo sólo sé que este país llamado España está enfermo, y que vamos a acabar muy mal

    Económicamente, estamos endeudados para 3 o 4 generaciones, pero de eso NO SE HABLA

  3. Si de verdad se cree que los ‘nacionalistas catalanes’ están con ‘lo peor mejor y encantados con los fascistas’ es que Vd. es un completo analfabeto de la situación catalana y no quiere entender la situación. Por decírselo ‘fino’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =