El Pleno del Senado ha aprobado esta tarde la Proposición de Ley orgánica de regulación de la eutanasia, con la inclusión de más de una veintena de enmiendas, por lo que el texto deberá volver al Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva. La ley ha contado con el respaldo de la mayoría de la Cámara y ha sumado finalmente 155 votos a favor, 100 en contra, y 3 abstenciones,  tras más de cuatro horas de debate que han concluido con un emotivo —y largo— aplauso para los familiares de Maribel Tellaetxe y María José Carrasco, dos enfermas incurables que solicitaron la eutanasia para morir, que se encontraban en la tribuna de invitados. 

Entre otras mejoras incorporadas a esta ley a su paso por la Cámara Alta, se reconoce e incluye de forma expresa en la ley la importancia del colectivo de enfermería, que formará parte de la Comisión de Garantía y Evaluación que debe existir en cada una de las Comunidades Autónomas, así como en las Ciudades de Ceuta y Melilla.

Además, dicha Comisión deberá crearse y constituirse en el plazo de tres meses a contar desde la entrada en vigor de este artículo. Con ello, se garantiza que no haya desajustes entre el nuevo derecho que entra en vigor y la capacidad de respuesta las Administraciones para hacerlo efectivo.

El texto aprobado hoy también ha sido modificado en la Cámara Alta para clarificar procedimientos y dar más seguridad y certidumbre en lo referente a los plazos, tanto para la persona solicitante como para los profesionales implicados. Asimismo, se ha reforzado el texto en lo relativo a la protección de la intimidad y la confidencialidad, para extremar la protección y custodia de las historias clínicas.

La sesión se inició con el debate de los vetos planteados por PP y Vox que rechazó la mayoría. Desde el Partido Popular, en palabras de su parlamentario Antonio Román, se ha rechazado la nueva norma al considerarla de «dudosa constitucionalidad» y porque, en su opinión, «estigmatiza» a personas mayores, enfermos y discapacitados a los que se les «invita» a poner fin a su vida.

En intervención ante el Pleno en el debate de la ley, el senador Francisco Javier de Lucas, ha destacado: “Precisamente porque tenemos el más firme de los respetos por el bien jurídico que es la vida, respetamos el genuino derecho a decidir dejarla que corresponde al propio sujeto, a nadie más”. Es ese sentido, De Lucas ha señalado que el Grupo Socialista defiende “una ley de eutanasia cuyo objeto es poner a disposición de quienes lo necesiten y así lo decidan el derecho personalísimo e igual para todos  a una muerte que evite el daño a la dignidad de la vida que es verse sometido a un proceso degradante y de crueles sufrimientos. Un derecho, no un privilegio, pues hoy solo está al alcance de los que pueden permitírselo”, ha concluido.

Por su parte, la portavoz socialista de Sanidad, Esther Carmona, ha puesto en valor que “el PSOE vuelve a ser pionero en la defensa y promoción de los derechos socialices y de las libertades personales de la ciudadanía española. Para ello, ha continuado, “hemos trabajado intensamente durante su tramitación en el Congreso y en el Senado, lo que nos ha permitido mejorar enormemente el texto y alcanzar el máximo consenso posible, convirtiendo esta ley en una ley de país”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre