Ambas compañías anunciaron ayer una nueva herramienta que será de gran utilidad para poder rastrear al COVID19 y poder así proteger a la población ante posibles contagios

Ayer, viernes, Apple y Google presentaron una nueva herramienta que permitirá notificar a través de teléfonos inteligentes, y de manera voluntaria, si hemos estado en contacto con alguna persona portadora del virus, «sin tener que compartir la información de ubicación de los usuarios con las autoridades gubernamentales», según explican en la presentación de la herramienta.

El rastreo es importante para poder establecer medidas de precaución y poder analizar la evolución de los contagios, adelantándose a la misma. Sin embargo, se han generado muchas preocupaciones debido a las medidas de control de movimientos de la población, que podrían afectar al derecho a la intimidad de las personas. Precisamente en este punto es en el que han querido trabajar ambas compañías: poder aportar información útil sin poner en riesgo derechos fundamentales.

Las fases del proyecto son dos:

  • A mediados del mes de mayo: las compañías actualizarán su sistema operativo. En esta fase se aceptará por parte de los usuarios, de manera voluntaria, poder compartir sus contactos.
  • Durante los próximos meses se actualizará el sistema operativo y permitirá que el sistema funcione sin necesidad de instalar ninguna aplicación específica

Cómo funciona

Google y Apple están realizando cambios en sus sistemas operativos móviles para permitir que los dispositivos intercambien una clave privada con teléfonos inteligentes cercanos a través de Bluetooth, haciendo un registro cada vez que los usuarios se acercan unos a otros.

Si alguien da positivo por COVID19, ingresa esta información en una aplicación y durante 14 días, sus contactos con otros usuarios se reportan a un servidor.

A partir de este momento, los teléfonos verifican periódicamente si algún usuario ha informado de ser positivo a COVID19. Si es así, aparece una notificación en el teléfono del usuario para avisarle de que ha estado en contacto con una persona infectada y a partir de este momento, se le suministrará información específica.

Este sistema funcionará tanto para IOS como para ANDROID y según han explicado, garantiza la privacidad del usuario. En este sentido, se permite la elección individual de si se quiere o no utilizar esta herramienta, no se recopila información sobre la ubicación o diferentes datos que pudieran identificar al usuario, no se identifica de manera personal a las personas que hayan reportado el positivo, y mantiene la capacidad de deshabilitar el sistema de transmisión de una región a otra cuando ya no sea necesario.

Según Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, ha explicado que el rastreo de los infectados es vital para frenar la propagación del coronavirus y poder prevenir brotes localizados.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre