Pitos y aplausos a la llegada de las autoridades a la cabecera institucional de la manifestación, porque la cabecera real está protagonizada por los servicios de emergencia que atendieron a las víctimas el día del atentado de Barcelona.

La división ideológica de la población catalana, plural y tan nacionalista como no nacionalista, se ve reflejada en la concentración que está a punto de iniciar su marcha desde el Paseo de Gracia. Pitos y aplausos al Rey al presidente Mariano Rajoy, y más apoyos al president de a Generalitat.

La unión no es real y el referéndum tiene más dividida que nunca a la opinión pública. Si embargo, al menos por esta vez, las autoridades del Estado y las catalanas se han dado una tregua para marchas juntos con decenas de miles de ciudadanos en esta manifestación que parte bajo el lema No tinc por .

Personas de todas las edades y condición, de pluralidad religiosa, económica y de lugar de origen se han mostrado unidos ante la tragedia, solidarios con las víctimas mortales y los heridos y con sus familias.Mucha emoción contenida, a veces no tanto, y así comienza el avance de una manifestación que pasará a la historia de Cataluña y de toda España.

El Rey es recibido por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, así como por los silbidos de algunos ciudadanos, pero también ha ido encontrando en el recorrido muestras de apoyo. Igual ha ocurrido con el presidente del Gobierno. En su llegada, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que participará acompañado de todo su gabinete, ha oído pitos y aplausos. El único ausente en la manifestación de Barcelona será el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien no puede acudir a esta cita “por motivos familiares inaplazables”.

Jóvenes musulmanas que renuncian a cubrirse la cabeza por miedo a represalias también asisten a la manifestación

Poco a poco todas las altas autoridades del Estado se han ido incorporando a la manifestación de Barcelona: el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau y los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero respectivamente. Todos ellos esperan situarse en la segunda cabecera de la marcha, destinada a las autoridades políticas.

Enseguida se ha visto pasar a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal; y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, así como al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero -que ha recibido algún vítore nada más llegar- y el líder socialista Pedro Sánchez, igual que el de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañados por sus personas de máxima confianza.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Son las consecuencias de tener una clase política que no tiene la talla mínima para representar a los ciudadanos.

  2. Excelente trabajo de Agustín Miilán, fotoreportero de Diario16, que sigue en directo en Barcelona una manifestación contra el terrorismo que ya ha pasado a la historia

  3. En esta manifestación los únicos que han ido en recuerdo de las victimas y contra el terrorismo han sido el rey, Rajoy y los reprenda tes del gobierno , parlamento y autonomías y mil barceloneses ; el resto han aprovechado para una manija independentista y anti España. ¿Dónde estaban las pancartas contra el yihaidismo ,Isis o contra el terrorismo ? Ha sido una publicidad explotada por CocoMocho y sus colegas …….. bastante les importaba a ellos lo demás. …….y es que no aprendemos. ¡¡,!!!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre