domingo, 24octubre, 2021
26.5 C
Seville

Apatía política

Antonio Guerrero
Antonio Guerrero colecciona miradas, entre otras cosas. Prefiere las miradas zurdas antes que las diestras. Nació en Huelva en 1971 y reside en Almería. Estudió relaciones laborales y la licenciatura de Filosofía.
- Publicidad -

análisis

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El gobierno de Isabel Díaz Ayuso aplaude a Meritxell Batet, un síntoma de la vuelta al bipartidismo

La ciudadanía no sabe que en España se está desarrollando una operación política al más alto nivel sólo comparable a las que se ejecutaron...

‘Mi París’, la novela de Francisco Michavila sobre la necesidad del humanismo

Mi París es un relato novelado que recoge visiones y pensamientos sobre la ciencia, la educación y la política que tienen a la capital...

Calviño «dirige» el pacto Sánchez-Partido Popular desde su afinidad al neocapitalismo deshumanizado

La crisis provocada por las injerencias de Nadia Calviño en la negociación para la derogación de la reforma laboral ha tensado las relaciones entre...
- Publicidad-

Basta con mirar un poco los diarios para descubrir la amplia reiteración de la política española. No existen muchas novedades, solo acontecimientos que se reinterpretan y se repiten de forma permanente hasta casi constituir un bucle. Prácticamente solo de eso se ocupan los políticos. Todo lo demás es residual y sale a la luz de vez en cuando. Además los críticos en los medios no denuncian esta situación. Es más, entran en ella dejando ver el bando al que pertenecen. Por todo esto, la ciudadanía comienza a mostrar una gran apatía por la clase política.

A la desconfianza anterior por la hipervisible corrupción, y el injusto acceso a la función pública de los políticos, se suma la reincidencia y terquedad de los discursos políticos repetidos. ¿Cuándo van a hablar de lo que interesa? -Se pregunta el pueblo llano en las cafeterías y en lo profundo de sus reflexiones- ¿Cuándo van a discutir por los problemas reales y no por las ficciones creadas para mantener el estatus de clase y a las redes clientelares? – me pregunto yo-. Lo cierto es que hace mucho tiempo que en el congreso no se habla sobre el trabajo o la vivienda, sobre las pensiones y los impuestos.

A mí esto me parece un asunto de extrema gravedad. Por muy importantes que sean los enfrentamientos partidistas, la partidofilia, la partidocracia y etc, los políticos deben ser lo suficientemente responsables como para no abandonar lo más importante de su gestión: los problemas de los ciudadanos. Pero los clanes insisten en sus discursos, hasta los de los partidos alternativos que han entrado de lleno en el juego político de las acusaciones olvidando la confianza que depositaron en ellos los ciudadanos. Todos ellos, los de siempre y los de ahora, parecen estar dentro de dos obras literarias: «La hoguera de las vanidades y «La conjura de los necios». Mientras tanto los ciudadanos de a pie siguen lamentando su precariedad laboral y la imposibilidad de tener una vivienda digna con los sueldos miserables que tienen, muy por debajo de los de cualquier país europeo. Ningún político dedica su tiempo a ellos. Viven a merced de la suerte del día a día y de la depresión de ser ninguneados por todos.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Denuncian al juez Marchena por prevaricación por el caso Alberto Rodríguez

La Asociación contra la Corrupción y en favor de la Acción Pública (ACODAP), presidida por el exjuez Fernando Presencia ha decidido que es urgente,...

ETA y las convivencias en el País Vasco, Catalunya y España

Ha sido celebrar diez años sin ETA, más escuchar a Otegui reconociendo con otras palabras que la vía pacífica, ¿Catalunya?, es la única válida...

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El poder en manos de la ciudadanía…cuando nos dejan

¿Ustedes se imaginan que hubiera alguna institución en España regida por leyes y reglamentos y que en cada provincia se hiciera funcionar de diferente...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Denuncian al juez Marchena por prevaricación por el caso Alberto Rodríguez

La Asociación contra la Corrupción y en favor de la Acción Pública (ACODAP), presidida por el exjuez Fernando Presencia ha decidido que es urgente,...

ETA y las convivencias en el País Vasco, Catalunya y España

Ha sido celebrar diez años sin ETA, más escuchar a Otegui reconociendo con otras palabras que la vía pacífica, ¿Catalunya?, es la única válida...

Las víctimas invisibles del terrorismo: la gran injusticia de España

Este artículo lo voy a escribir en primera persona porque yo he vivido y sufrido las consecuencias invisibles del terrorismo en España. No sólo...

El poder en manos de la ciudadanía…cuando nos dejan

¿Ustedes se imaginan que hubiera alguna institución en España regida por leyes y reglamentos y que en cada provincia se hiciera funcionar de diferente...