M.LL., jefe del Área de Cooperación de la Conselleria de Solidaridad en los tiempos del conseller Rafael Blasco, recibió del empresario Augusto Tauroni diversas cantidades de dinero en “consideración a la labor que desempeñaba desde su puesto en la Administración valenciana”. Este chorreo de comisiones que constan en los informes de la Fiscalía Anticorrupción –a los que ha tenido acceso Diario16– las recibía el alto funcionario de la Generalitat a cambio de facilitar la adjudicación de subvenciones a proyectos para el Tercer Mundo presentados por la oenegé Entre Pueblos (Fundación Hemisferio), una asociación que curiosamente había fundado el propio Tauroni. Ese era el círculo vicioso que seguía el dinero público de los valencianos que debía llegar a países en vías de desarrollo como Haití, Nicaragua y Perú pero que era obscenamente desviado por la trama corrupta, según las investigaciones de Anticorrupción.

Para recibir el pago por los favores hechos a Tauroni, el funcionario de la Conselleria abrió una cuenta el 4 de octubre de 2010. Ese día llegaba de su viaje a Panamá y se dirigía a Haití, adonde se trasladó con motivo del proyecto de reconstrucción de un hospital devastado por el gran terremoto de ese año. El centro sanitario fue aprobado a bombo y platillo por la Conselleria de Blasco, con fondos públicos, pero nunca fue edificado.

Según las pruebas de Fiscalía, una amiga de Tauroni afincada en Estados Unidos acompañó al jefe de Área de Blasco, M.LL., a abrir una cuenta en el City Bank of America. Según el fiscal, Tauroni le ingresó 40.000 dólares.

El 5 de enero de 2011 el empresario, socio y amigo de Blasco, hizo otro reintegro de 25.000 dólares en la cuenta número 9118138814 que tenía abierta la mercantil de la que él mismo era presidente –Indra Holding–, en el City Bank of America. Además, hizo otro depósito de 20.000 dólares en la cuenta que M.LL. tenía en la misma entidad financiera.

Los ingresos supuestamente procedentes de las ayudas a la solidaridad en cuentas corrientes son de cuantías importantes. Según el fiscal, el 16 y 17 de agosto de 2011 de ese mismo año repitió la misma operación tras reiterarle M.LL. “la necesidad de dinero”. Tauroni le anunció por correo electrónico que a partir del día 15 de agosto pondría “los huevos”, si bien en esta ocasión cada día ingresó la cantidad de 5.000 dólares. Asimismo, el 28 de agosto, Tauroni efectuó dos depósitos más por importe cada uno de 5.000 dólares en la misma cuenta de M.LL.

Indra Holding and Investment Corporation es una sociedad domiciliada en Miami que fue constituida por Augusto Tauroni y su esposa A.I. De la cuenta de esta sociedad en el City Bank salió el dinero para pagar a M.LL. A su vez, los fondos de esta cuenta tenían su origen en transferencias realizadas por las sociedades New Castle Consulting Corporation, Worldwide Human Resources, Worldwide Trinning, Desarollos del Ecuador e International Human Resources, todas ellas constituidas en Estados Unidos a instancia de Augusto Tauroni. A su vez, los fondos que nutrían a estas sociedades provenían de las oenegés que controlaba Tauroni: Fundación Hemisferio, Esperanza Sin Fronteras, Ceiba, Fudersa y Asade. La Fiscalía no tienen ninguna duda de que las transferencias que realizaban las oenegés a las sociedades de Estados Unidos y que derivaron en los pagos a M.LL. tenían como origen fondos públicos destinados a la cooperación internacional que este gestionó como jefe de Área de Cooperación.

Por tanto, este complejo entramado de sociedades y oenegés sirvió para canalizar el supuesto desvío del dinero de las ayudas al Tercer Mundo impulsadas por la Conselleria de Rafael Blasco. Algunas de las entregas de dinero en metálico que realizaba Tauroni las iba registrando en una hoja con anotaciones manuscritas en la que aparecen iniciales unidas a cifras donde se reflejaban los pagos en metálico. Entre estas iniciales se encontraban “RR”, “MLL” o “Yo”. Cabe recordar que la trama corrupta conocía al conseller Blasco con el alias en clave de ‘Roger Rabbit’ (“RR”). En la columna correspondiente a “MLL” constan dos cantidades por importe de 3.000 y 2.000 euros.

Todas las incidencias que ocurrían en relación con los proyectos que se debían presentar, los que se debían adjudicar y su posterior justificación, las trataban Augusto Tauroni y M.LL. en diversas reuniones, conversaciones telefónicas o por correo electrónico. En estas comunicaciones el propio Tauroni indicaba a M.LL., jefe de Área de la Conselleria de Solidaridad, a qué oenegés se debía favorecer y a cuáles no.

Blasco, Tauroni y M.LL, el alto funcionario de la Generalitat que según la Fiscalía jugó un papel clave en esta trama, se sentarán a partir de la próxima semana en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Valencia para responder por el ‘caso Cooperación’, uno de los asuntos de corrupción más nauseabundos de los gobiernos autonómicos del Partido Popular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − siete =