Si alguna vez Corinna se consideró intocable por ser una buena amiga del Rey Juan Carlos, ya se le acabó el chollo. Así, anticorrupción acecha a a falsa princesa.

De hecho,La Fiscalía Anticorrupción interrogará a la ex amiga del Rey emérito Juan Carlos I, Corinna Zu Sayn Wittgenstein, en Londres a mediados de septiembre como testigo en relación a las comisiones de hasta 80 millones de euros que presuntamente mediaron en la adjudicación a una UTE española de la construcción del AVE a la Meca, en Arabia Saudí, según han avanzado a Europa Press en fuentes jurídicas.

La cita es consecuencia de la petición elevada por el Ministerio Público a la Serious Fraud Office (SFO), la oficina antifraude británica, para tomar declaración a Sayn Wittgenstein en el marco de las diligencias de investigación incoadas a raíz de la publicación de unos audios en los que la amiga del rey afirmaba que en la adjudicación de esa macro infraestructura en 2011 se habían pagado y repartido mordidas.

Testaferro

Tal y como publicó diario16.com, Corinna desveló que Juan Carlos I la usó como testaferro: “No porque me quería, sino porque resido en Mónaco”.

Cuando el pasado 3 de noviembre, agentes de Policía irrumpieron en el domicilio de Villarejo, encontraron la grabación de Corinna.

Villarejo filtró los audios a los diarios digitales El Español y Ok Diario es una demostración más de la manera de actuar del comisario.

Según está grabación filtrada a los citados medios, Don Juan Carlos I utilizó a Corinna zu Sayn-Wittgenstein como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero. Esto es lo que a la propia empresaria se le escucha decir al ex comisario José Manuel Villarejo, investigado por asuntos turbios y actualmente en prisión. La reunión donde se grabó la conversación se celebró en 2015.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. todo esto apesta el mundo esta podrido hasta el tuétano solo falta que dios nuestro señor envié otro asteroide para limpiar el planeta lo siento por los animales que pagaran las culpas de los llamados seres humanos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 4 =