Foto: Miguel Cruz / FCB

Anoche el Fútbol Club Barcelona ganó su vigésimo quinto título de Liga al golear al Deportivo de la Coruña por 2 a 4, con un Lionel Messi inconmensurable y con la imagen de un estadio puesto en pie ante la figura del, quizá, mejor jugador del mundo, Andrés Iniesta. Este título del Barça será recordado precisamente por eso, por ser el último que ganará el club culé con el de Fuentealbilla en sus filas.

La temporada del Barça ha estado marcada por un cambio en el sistema de juego tras la llegada de Ernesto Valverde al banquillo, unas modificaciones que han enriquecido el planteamiento táctico del equipo pero que le ha restado brillantez…, salvo en los momentos en que Messi decidía poner su firma o en los destellos de sus estrellas. Este no es el Barça de Guardiola o de Cruyff, pero ha tenido la misma eficacia.

Esta liga también deja incógnitas, sobre todo respecto al rendimiento de sus dos fichajes estrella, Dembelé y Coutinho. El primero, lesionado durante varios meses, no ha dado el rendimiento esperado, quizá por la presión del precio que se pagó por él (105 millones + 40 en variables) —hay que tener en cuenta que es muy joven pero con un gran futuro por delante—, quizá porque la adaptación a un modo de juego que no se basa en la velocidad o en la potencia individual sino en la de la circulación de balón. Respecto a Coutinho, el fichaje más caro de la historia del Barça (120 millones + 40 en variables), la gran incógnita es si sabrá llenar el vacío que dejará Iniesta puesto que está llamado a ser su sustituto en el campo.

La temporada culé ha sido espléndida, no sólo por los títulos, sino por la victoria ante el Real Madrid (0-3) en el Santiago Bernabéu, la efectividad en los resultados, el apuntalamiento de puestos que antes eran la debilidad del Barça como, por ejemplo, la portería o el sistema defensivo y, sobre todo, por el rendimiento de sus figuras tras la pérdida de un hombre como Neymar a principio de temporada.

Esta tarde la «rúa» de los jugadores pasará por las calles de Barcelona saliendo del World Trade Center, pasando por el Paral.lel, Sant Pau, el Mercat de Sant Antoni, Urgell, Avinguda de Sarriá, Plaça del Doctor Ignasi Barraquer, donde terminará la rúa y no en el Camp Nou ya que la fiesta en el estadio el club ha decidido dejarla para más adelante, aunque ya se especula que podría ser el próximo día 6 de mayo coincidiendo con el Clásico ante el Real Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre