Resultaría cómico sino diese grima el postureo ‘moenno’ de los politicastros nacionalistas españoles, en comandita con ciertos payasos alienados imitadores suyos por Latinoamérica. ¿¡Mirar hacia el futuro los del Cuatrifachito…!? ¿Sánchez, Abascal, Arrimadas o Casado y su caudillo el hijo del rey de Franco? Lo de la Memoria Histórica y ‘desenterrar huesos’ nos lo presentan de cosas de antiguos, pero la puesta de largo de la princesita guiri Leonor en Covadonga (el resto tierra conquistada) y Santiago Matamoros (o Mataindios cruzando el Charco) no, eso está de plena actualidad… O lo de exhibir banderas nazi-fascistas cada dos de enero en Granada, al igual que quemar la Sagrada Whipala, enseña indígena, en Bolivia por parte de clerical-neoliberalistas tiralevitas del Tío Sam: puro avance social, oiga…

No muy lejos de los montajes de ese jesuitizado presidenciable Sánchez – fingiendo aparentar ser ‘de izquierdas’ antes de la ‘gran coalición’ cañí con sus conmilitones de la derecha -, en el papel de republicano de sainete por cuenta de la del 31 mientras incomoda menos a Zarzuela que Jaime Peñafiel. La vanguardia europeísta del progreso según los media del Gran Capital, señoras y señores: Casado, Arrimadas y Abascal, franquistas más caducados que los pololos de la Collares con disfraz de salvapatrias. Pero no se preocupen, el Golpismo en directo o en diferido no se manifiesta al enaltecer o solapar las atrocidades del mayor genocida en tiempo no de guerra de Europa, el ‘caudillo de la cruzada’ con la columna vertebral de su ejército mercenarios bereberes, y con récord absoluto de campos de concentración en Europa. O tratando de encubrir las matanzas de indígenas por Bolivia y toda clase de sevicias contra ellos: ¡no olvidad el ‘aperreamiento’ a los cholos, ‘criollos’ racistas blanqueados, no deben perderse vuestras más evangélicas tradiciones!

Con la empalagosa campechanía y sonrisitas estomagantes del presidente de la Junta de Andalucía, Moreno ‘Nocilla’ (¡qué merendilla!), nos olvidamos de su participación a grito pelado cantando el ‘Soy el novio de la muerte’ en el pasacalles legionario de uniforme por la SS (Sem. Santa), a cargo de los impuestos de todos. Dispone el nacional-católico ‘selebro’ de los presupuestos públicos para engordar las canonjías y colegios privados de agentes con sotana del Estado extranjero vaticano – regalito de Mussolini en 1929 – en la Colonia-‘sur’… ¡Qué grandes defensores de la constitucionalidad aconfesional del Estado y de su patria romana y de las JONS!

La ‘santa desvergüenza’ preconizada por los opusino-loyolistas que no nos falte. Esa morbosa y desquiciada ‘épica’ cristo-fascista del fanatismo homicida, del culto a la sangre, del exterminio físico del ‘hereje’ o disidente, de la tortura/ ‘penitencia’ y aniquilación del adversario por la condena al ostracismo… ¡qué gozada en coherencia con lo predicado por el Nazareno!  Con la ‘democracia orgánica’ del totalitarismo integral-fundamentalista vaticano por bandera… ¿a quién podría sorprender que les monten brutales cruzaditas al Pueblo más laico de todo el Estado, el catalán, como antaño a los menos católicos, los andalusíes…? O que den Golpes de Estado y asesinen con impunidad por Bolivia…

El pisoteo a la Sociedad Civil ya se ha vuelto una inveterada costumbre. Empezando por los más desvalidos, los menores. ¿Seguro que no ayuda nada a su formación educativa el fomento de la lógica, de los fundamentos biológicos de la conducta, o darle la debida importancia a cultivar un espíritu científico, en pro de la democracia participativa y contra el racismo? Pues no, ahí tienen a esos educandos tragasapos imponiéndoles en los centros de enseñanza públicos – o los ‘concertados’ que también pagamos todos – el conocimiento estéril del ‘sacramento de la penitencia’. O que con la ‘comunión’ devoran cual caníbales un cuerpo humano (no simbólico, en ‘esencia, presencia y potencia’ acorde con el dogma), que tres son uno, o los mórbidos terrores de ultratumba… ¡cuánta hermosura y civilización!

Por si no tenían bastante con la violencia de los videojuegos, telefilmes y series, se prodiga desde la Consejería de ‘educación’ o ‘cultura’ el fomento del militarismo en escuelas hasta con la pretensión de exhibir armamento en centros de enseñanza, sacan a menores vestidos de soldadito en procesiones, y con absoluta indecencia antidemocrática se disfrazan no pocos de la soldadesca de paisanos para reventar manifestaciones (¡esos cortes de pelo a cepillo, esas barbas de ‘hipster’ de pega para camuflaros y esas bravuconadas de esbirro entrenado…!, ¡hay que enmascararse mejor, flojos, que luego os dan fama de que casi todas las ‘guerras’ que habéis ganado han sido contra el propio Pueblo al que jurasteis defender y que os paga los salarios y equipación, ‘patriotas’ al servicio de Castelgandolfo!). Luego no quejaros si os devuelven la pelota con manifestaciones cada vez más frecuentes en la puerta de los cuarteles… si no hay muchos más redaños que arremeter contra civiles desarmados sucede eso.

No extrañe a nadie que el término ‘destreza’ sólo en español no signifique únicamente la habilidad en el desempeño de un oficio, sino la técnica de asesinar con arma blanca, combinando puñal y espada. Por eso en la instrucción de un futuro sicariato el conocimiento de la pericia con el estoque o la de apuntillar al toro forman parte de la ‘cultura’ de la tortura que impulsa el Trifachito andaluz en las aulas, como antes el Gusanato de la P$OE tuvo durante años las escabechinas de las corridas en horario infantil. ¿Es que acaso no enriquece más el espíritu humano que el circo de la matanza de nobles bóvidos, por ejemplo la ornitología…? ¡Bah, no seáis moñas!

¿Por qué conformarse con visualizar en pantallitas la efusión de sangre? Llevar a las aulas la caza puede satisfacer a quienes mañana como en el 36 sean llamados a exterminios, en plan requeté con licencia eclesiástica. ¡Qué placer debe sentirse al enseñar a menores técnicas de rececho o dar muerte a las presas! ¡Qué edificante descollejar liebres, destripar jabalíes, dejar a infelices pajarillos sin padres! Nada, nada, camaradas… hay que curtir a los chavales si mañana queréis que no haya problemas de conciencia al incitar al odio para fumigar a la oposición política o religiosa. De iniciar a los muchachos en la importancia gastronómica de la micología, a que estimen la belleza de los lepidópteros o a saber injertar árboles frutales… esas mariconadas ni de coña.

¿Respetar la constitucional Libertad de Conciencia de los que todavía no son adultos? Eso ni pensarlo. Y si se silencian incontables casos de pederastia, robo de bebés o expolios en los Estados que vampirizan, generación tras generación, todo sea por el imperio hacia dios. Los docentes con rango de ‘autoridades’ y jerarquizados cual ratas cuarteleras. He aquí el vademécum de la ‘modernidad’ y el ‘progreso’. Por favor, no se os olvide la obligatoriedad de los uniformes al alumnado y que los ‘educadores’ vistan con inquisitoriales togas y tengan licencia de armas para continuar el adoctrinamiento con éxito. ¡Viva cristo rey absolutista y los santos con dos pistolas!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 14 =