El Gobierno de Andalucía, que se define como “anticipador” de la pandemia, ha optado definitivamente por seguir el camino de la Comunidad de Madrid en su lucha para frenar la escalada de contagios de covid-19. En vez de ordenar el estricto confinamiento de una treintena de municipios de toda la comunidad con una tasa de más de 500 contagios por cada 100.000 habitantes, el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla se ha limitado a ordenar el cribado instantáneo con test masivos de alta fiabilidad entre la población de los municipios más afectados, pese a que viene anunciando insistentemente en los últimos días nuevas medidas para luchar contra la expansión de este virus, que en Andalucía sigue creciendo de forma alarmante en las últimas semanas. Al margen de esta limitación parcial de movimientos, la nueva medida estrella del Gobierno andaluz para frenar la expansión del virus es limitar a menos de seis personas las reuniones familiares, aunque no sabe cómo controlará su cumplimiento.

El caso más alarmante es el de la localidad sevillana de Casariche, con una tasa de 4.500 contagios por cada 100.000 habitantes en una población de apenas 5.500 vecinos, prácticamente el triple de los índices que están registrando las zonas con limitaciones en la Comunidad de Madrid. El ejecutivo autonómico ha anunciado este martes que limita las entradas y salidas del municipio pero no ordena un estricto confinamiento que logre frenar la escalada incesante de la covid-19 entre su población.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha reconocido que en este pequeño municipio “la pandemia sigue creciendo”. Y pese a ello, los expertos sanitarios de la Consejería de Salud y Familias han recomendado sólo que “se proceda a la restricción de entrada y salida del municipio durante los próximos 14 días salvo para ir a centros de salud”, aunque permite la movilidad a todas aquellas personas que realicen “cumplimentos empresariales, laborales y judiciales, asistencia a centros educativos, desplazamiento a bancos, asistencia residencias de mayores y para realizar exámenes u otras pruebas selectivas”.

Además de en Casariche y en Lucena, donde ya se están practicando estos cribados masivos de alta fiabilidad, Salud también los extenderá ahora a otra treintena de municipios andaluces como Pulpí, en Almería; Almodóvar del Río y Lucena (Córdoba), Jamilena, Los Villares y Linares, en Jaén; La Campana, Villaverde del Río, Arahal y Paradas, en Sevilla; y Sierra de Yeguas y Villanueva de la Concepción, en la provincia de Málaga.

Moreno vio “la luz” hace solo dos semanas

Los datos de contagios en Andalucía no han parado de crecer en las últimas semanas pese a que el presidente Moreno Bonilla creyó “ver la luz al final de túnel” hace apenas dos semanas. Este martes, Andalucía ha notificado 25 muertes, ocho más que el día anterior y la mayor cifra de fallecidos de la última semana. A este dato alarmante hay que sumar un total de 1.236 nuevos casos confirmados por PCR, 390 más que el lunes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre