Jesús Candel, con una de las mascarillas donadas por la asociación que preside y retirada ahora por la Junta de Andalucía.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha ordenado retirar miles de mascarillas y equipos de protección contra el coronavirus comprados a empresas y distribuidoras españolas por el conocido médico granadino Jesús Candel, Spiriman, a través de la asociación que preside, Asociación Justicia por la Sanidad. El médico de Urgencias de Hospital Clínico de Granada decidió donar un importante lote de mascarillas en hospitales, centros de salud y residencias de personas mayores para evitar que las empresas farmacéuticas se lucraran con este potencial negocio.

Esta asociación ha recaudado casi un millón de euros de donantes anónimos para la compra de material sanitario para luchar contra el coronavirus, que ahora la administración sanitaria andaluza ha decidido retirar porque no ha sido supervisado por las distintas plataformas provinciales de distribución ni por las unidades de prevención de riesgos de la Junta.

El polémico facultativo alertaba hace unos días a través de las redes sociales, de las que es un asiduo activista con miles de seguidores, que el Gobierno andaluz de Juan Manuel Moreno Bonilla estaba intentando frustrar el envío de estas mascarillas “junto a peces gordos de cooperativas farmacéuticas”. Spiriman asegura que las mismas mascarillas que ha donado a los centros sanitarios de forma desinteresada gracias a la compra realizada por donaciones anónimas “tienen la conformidad europea” y han sido distribuidas años atrás sin ningún problema por el propio Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud andaluza, aunque ahora el SAS ha ordenado su retirada por no cumplir supuestamente la homologación de seguridad requerida.

Distribuidos personalmente por ‘Spiriman’

“Tenemos una inepta clase política y unos gestores sanitarios que les lamen el culo”, critica el promotor de esta iniciativa abortada por la Junta de Andalucía de forma sorpresiva. Este jueves, la responsable de Prevención de Riesgos Laborales del SAS, Nuria Queraltó, ha ordenado la identificación de los trabajadores que han utilizado estas mascarillas para proceder a su aislamiento preventivo y la realización de test rápidos PCR, según adelanta La Voz de Granada.

Las mascarillas en cuestión que se ha ordenado su retirada son de la marca Inuan KN95 FFP2 y han sido distrubuidas personalmente por el propio médico granadino y su equipo de colaboradores en numerosos centros sanitarios de toda Andalucía. Candel advierte este jueves a través de las redes sociales que ahora comienza una fase en la que la Administración andaluza “va a criminalizar todo lo que haga” para defender la sanidad pública de Andalucía.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre