El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, comunicó este jueves al Ministerio de Sanidad que cumplía “todas las condiciones generales” para evolucionar a la fase 1 de la desescalada, pese al importante repunte de muertes y nuevos contagios contabilizados en las últimas horas en la provincia de Granada y pese a la enorme incidencia que la pandemia está teniendo entre los sanitarios andaluces en todas las provincias, con unos porcentajes de infectados diez puntos por encima de la media nacional.

Aguirre especificó este jueves en el Parlamento de Andalucía        que tres de los 33 distritos sanitarios de Andalucía (Granada y Metropolitano de Granada, y el distrito Málaga) deben contar con una serie de salvedades en la transición a ese nivel 1 de desescalada. Estas tres áreas son aquellas en las que la tasa de incidencia de pruebas PCR positivas aún está en una franja de 10 a 29,99 personas por cada 100.000 habitantes.

Salud minimiza la elevada incidencia de infectados entre los sanitarios de Andalucía, diez puntos por encima de la media nacional

La Consejería de Salud propone al Ministerio que en estos tres distritos no se permitan funerales ni velatorios, más allá de la estricta intimidad, ni la celebración de reuniones, seminarios y congresos científicos e innovadores. Tampoco, los actos ni espectáculos al aire libre, ni los mercadillos ni actividades similares. En definitiva, se trata de evitar la concentración innecesaria de personas más allá de la realización de su actividad laboral.

Los últimos datos de incidencia de la enfermedad en Andalucía evidencian que Granada es un punto negro aún sin estabilizar, ya que este jueves se han contabilizado nueve de las 13 muertes por coronavirus registradas en toda la comunidad y también 65 nuevos infectados, después de que este martes se contuvieran hasta los 15, aunque rápidamente esta tendencia viró negativamente el miércoles con 42 nuevos casos. El fuerte repunte de este jueves confirma que la situación no está ni mucho menos bajo control, ya que Granada mantiene una tasa de casi 50 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

La provincia de Málaga también arroja datos preocupantes, con una tasa de  43 infectados por cada 100.000 habitantes y 264 fallecidos de las 1.294 muertes registradas en Andalucía desde el inicio de la pandemia hasta este jueves.

Salud solo habla en positivo

El consejero, mientras tanto, mantiene un discurso claramente optimista de los datos generales de Andalucía, y este miércoles aseguró en el Parlamento que ya se han recuperado más de la mitad del total de andaluces contagiados del Covid-19 (7.679 personas, el 52,45%). Sobre los profesionales sanitarios en la comunidad y la elevada incidencia de contagios, el consejero subraya que sólo se ha contagiado el 3,12% del total perteneciente al sector público. Si se añade el sector privado, el porcentaje disminuye al 2,62%. Este dato significa un 7,5% con respecto al total de contagiados a nivel nacional, que son 43.325. Estos datos contrastan con los ofrecidos este miércoles por un estudio del Instituto Carlos III de Madrid, donde se señala que se han notificado 30.660 casos entre el personal sanitario de toda España, lo que supone un 22% del total de infectados. Este porcentaje se eleva en Andalucía a casi el 30%, el mayor dude todo el país.

El número total acumulado de sanitarios contagiados en Andalucía desde que comenzó la pandemia asciende a 3.280, según la Consejería de Salud, de los 14.870 casos notificados en total en la comunidad. De estos sanitarios contagiados, se han curado 2.158, el 65,8% del total.

El consejero de Salud anunció en la Cámara autonómioca que se implementarán medidas para controlar e intentar evitar un rebrote de la enfermedad. Aguirre subrayó “lo mucho que hemos aprendido de esta pandemia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre