Los sanitarios andaluces presentan una tasa de contagio del coronavirus de casi diez puntos por encima de la media estatal. Aproximadamente, el 23% de los contagiados en Andalucía pertenecen a este colectivo. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha contratado hasta el pasado 13 de abril a un total de 5.764 profesionales para hacer frente a la pandemia en los hospitales y centros sanitarios de la comunidad autónoma, casi el doble de los que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, previó días antes de que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Pese al esfuerzo excepcional que estos sanitarios están haciendo en la lucha contra este mortífero virus, la Consejería de Salud no contempla por el momento ningún tipo de gratificación especial en contraprestación al esfuerzo y tampoco prevé prorrogar más allá de junio los contratos realizados a estos profesionales que están luchando contra la pandemia, que en Andalucía ha superado ya el millar de fallecidos y más de 11.000 contagiados hasta este martes 21 de abril.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, informó el pasado jueves en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz que la única gratificación prometida a los sanitarios que han trabajado durante este tiempo es la obtención de más puntuación a los efectos de la Bolsa Única de empleo del SAS, y también la ampliación hasta el próximo 30 de junio de los contratos relacionados con los refuerzos por Covid-19 en todos los centros del SAS.

Aguirre ha reiterado en las redes sociales su agradecimiento a estos profesionales por su “entrega, trabajo y compromiso”, aunque en ningún momento se plantea una bonificación especial más allá de la anunciada la semana pasada en la Cámara autonómica, ni tampoco prorrogar sus contratos en caso de que la pandemia se mantenga durante los meses de verano.

Otros países como Francia, Argentina o Bélgica ya han aprobado que se otorguen primas especiales a este colectivo, especialmente expuesto y afectado por la pandemia en su lucha diaria en los centros sanitarios con escasas medidas de seguridad hasta hace pocos días. También el PSOE, principal partido de la oposición en el Parlamento andaluz, ha solicitado al Gobierno de Moreno Bonilla un “plus de productividad”. La líder socialista en Andalucía, Susana Díaz, asegura que “el mayor reconocimiento es la gratitud de nuestro aplauso, pero es justo que recompensemos su esfuerzo y profesionalidad”.

Mientras el ejecutivo autonómico guarda silencio a estas reclamaciones, también la mayoría de los 17 diputados de Adelante Andalucía han donado entre el 45 y el 60% de sus sueldos de marzo y abril al SAS para que lo reintegre a la lucha de la sanidad pública contra la pandemia.

La presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, anunció este lunes que 11 de sus 17 diputados han transferido un total de 31.667 euros al SAS, correspondientes a los ingresos a los que estos diputados han renunciado durante el periodo de marzo y abril de confinamiento domiciliario impuesto por el decreto de estado de alarma.

Contratación tardía e insuficiente

El sindicato mayoritario de enfermería Satse asegura que, en líneas generales, la contratación realizada por el Gobierno andaluz “sigue siendo insuficiente y la oferta de contratos hasta el 30 de junio ha llegado en muchos casos tarde”, ya que muchos profesionales habían aceptado ya contratos en otros servicios de salud, movilizados antes que la Junta de Andalucía en la crisis del coronavirus.

El PSOE reclama un “plus de productividad” para estos sanitarios y la mayoría de los diputados de Adelante Andalucía dona al SAS hasta el 60% de sus sueldos de marzo y abril

En este sentido, el colectivo de enfermería de Andalucía exige al SAS que “tenga previsión y empiece ya a planificar de cara a las contrataciones de verano, para evitar que los centros se encuentren sin profesionales disponibles en las Bolsas de Empleo”. Satse urge a que se agilice la contratación de profesionales inscritos en la bolsa de empleo temporal, comenzando por los listados en vigor y, en caso de agotarse, hacer uso de los listados adicionales, que son los aspirantes inscritos y registrados del siguiente período de valoración de méritos.

Del mismo modo, el Sindicato de Enfermería pedirá también que se adopten “medidas excepcionales de levantamiento de sanción” con aquellos demandantes de empleo que pudieran estar excluidos o sancionados por cuestiones administrativas. Para esta organización sindical, resulta “urgente” adoptar estas medidas para evitar que la alta demanda de profesionales en otros servicios sanitarios del Estado genere el “agotamiento de los listados de las Bolsas de Empleo de Andalucía cuando se agrave la situación en los centros sanitarios”.

El personal de enfermería defiende que “disponer siempre del personal sanitario suficiente para hacer frente a esta crisis es fundamental y las administraciones no pueden escatimar ningún recurso, ya sea material o humano, para dar una respuesta eficaz, de ahí que contar con un número suficiente y adecuado de enfermeras y enfermeros es primordial”.

Por otra parte, Satse valora “de forma positiva” que la Consejería de Salud haya accedido a que las residencias de mayores y centros sociosanitarios puntúen en la bolsa como centros del SAS, ya que durante el estado de alarma dependen del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, siguen sin puntuar otros servicios concertados como los centros de diálisis o los hospitales privados. Este lunes, Satse ha enviado por escrito esta reclamación al gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre