Susana Díaz califica de
El presidente andaluz y la líder del principal partido de la oposición.

Hoy se celebra el Día de Andalucía y, como cada año, la empresa Deimos ha realizado un estudio electoral en el que se demuestra el crecimiento de las opciones bipartidistas a costa de la debacle de Ciudadanos y las consecuencias de la fragmentación de Adelante Andalucía en dos partidos.

Sin embargo, ya no sorprende el afianzamiento de Vox como el socio clave del PP si quiere mantener el gobierno. El partido de la extrema derecha confirma que su crecimiento es imparable y que no sería descartable en el medio plazo un sorpasso al PP como ya ocurrió en Cataluña.

En concreto, el estudio de Deimos señala que el Partido Socialista es el que más apoyo del pueblo andaluz recoge, puesto que lograría un 32,29%, lo que se traduciría en una horquilla de 38 a 40 escaños. En segundo lugar se mantendría el Partido Popular, con un 28,54%, de 33 a 34 diputados.

El cambio respecto a los comicios de diciembre de 2018 se produce en la tercera posición que es ocupada por Vox con un 15,74% de apoyo popular y de 18 a 19 escaños. Esto supone que la extrema derecha incrementaría sus resultados en un 4% que se traduce en 6-7 diputados más.

En el lado de la izquierda, las consecuencias de la ruptura entre Podemos y Adelante Andalucía se manifiestan en una pérdida de escaños y de apoyo popular, puesto que, mientras en 2018 la candidatura liderada por Teresa Rodríguez logró un 16,18% de los votos y 17 escaños en el Parlamento de Andalucía, el estudio de Deimos muestra que Podemos se queda con un 8,80%, de 8-10 diputados, y Adelante Andalucía registraría un 3,32%, de 2 a 3 escaños. Esto supone que la izquierda andaluza pierde un 4% que se traduce en 12 a 13 representantes.

El sondeo lo que certifica es la debacle de Ciudadanos que pasa de ser tercera fuerza política con 21 escaños a la quinta posición con una horquilla que va de 5 a 7 diputados. En este caso, el PP sí que recoge una parte de esta pérdida, lo que los de Casado no lograron en Cataluña. El voto de los naranjas se reparte entre el Partido Popular, el PSOE y Vox, lo que demuestra que Ciudadanos sigue pagando las consecuencias de los errores de Albert Rivera y, poco a poco, se le va poniendo cara de UPyD.

Los resultados de este sondeo lo que demuestran es Juan Manuel Moreno Bonilla seguiría gobernando, pero, en este caso, con la extrema derecha como socio clave y sin la seguridad de que en esta ocasión los ultras quisieran entrar en el Gobierno.

El PSOE, aunque vencedor, tendría imposible recuperar San Telmo, lo que demuestra, nuevamente, que la ciudadanía no se deja engañar por los cantos de sirena de los socialdemócratas y que lo que reclaman a los socialistas es, precisamente, más socialismo y menos influencias de los barones históricos y los expresidentes de Gobierno que traicionaron por sus intereses personales a la ideología que decían defender. En consecuencia, el PSOE, tanto desde Ferraz como desde la calle San Vicente, sabe que el único camino que le queda para recuperar el gobierno en Andalucía es olvidarse de las aventuras socialdemócratas y ser coherentes con las palabras que están inscritas en el carnet de militante de todos y todas las dirigentes.  

1 Comentario

  1. Mientras siga Susana como candidata el Psoe no recupera Andalucia,eso lo sabe todo el mundo.El Psoe necesita un o una candidata de peso,con nombre,que no se vea con el lastre de un Psoe que tras 40 años gobernando Andalucia aun se mantiene en el furgon de cola del pais y de Europa.
    Andalucia sigue siendo de izquierdas mayoritariamente y ,por eso mismo,los andaluces prefieren quedarse en su casa y no votar antes que votar a la derecha.Los de derechas votan siempre.
    Susana,la trianera,la conservadora,la preferida por los derechistas,jamas lograra volver a gobernar Andalucia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre