Andaluces Compartiendo se enfrenta a la crisis sumando esfuerzos en favor de quien más lo necesita. El programa de Responsabilidad Social Empresarial impulsado por Landaluz, Fundación Cajasol y la Fundación ‘la Caixa’ y ha realizado una donación de más de 400.000 kilos de alimentos para las familias que más están sufriendo la situación económica y social derivada de la pandemia de la Covid-19. De esta forma, más de 40 empresas se han unido bajo el programa Andaluces Compartiendo para hacer llegar a las familias productos de primera necesidad como aceites, leche, conservas de pescado, conservas vegetales, legumbres y un largo etcétera. Así, más de 210 entidades sociales de las provincias de Huelva, Cádiz, Córdoba y Sevilla se beneficiarán de un programa que no deja de crecer y al que cada año se suman nuevas empresas para ayudar a los que más lo necesitan.

El próximo jueves 5 de noviembre se celebra la webinar bajo el título ‘La importancia del empleo responsable en la industria agroalimentaria’. Inscríbete aquí

Dentro de las líneas a desarrollar en materia de RSC por parte de las empresas andaluzas, apostar por el empleo responsable y de calidad es algo fundamental para mejorar la sociedad en la que desarrollamos nuestra actividad. Es por ello que desde Andaluces Compartiendo se promueven webinars, como el que se desarrolla este jueves 5 de noviembre, a las 10.00 horas, sobre ‘La importancia del empleo responsable en la industria agroalimentaria’, con la participación de Miguel Ángel Jiménez, secretario general de Landaluz, Arancha Lasso de Vega, coordinadora grupo incorpora Andalucía / Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, y Cristina Benito, responsable de RRHH de USISA, así como Lourdes Martín, directora de RRHHde VICASOL, que tendrá continuación con diferentes temáticas a lo largo de los próximos meses. Inscríbete aquí

Por el empleo, por la solidaridad, por la educación, por la igualdad. Andaluces Compartiendo sigue adelante con sus campañas de acción social, mucho más necesaria que nunca en estos tiempos de incertidumbre sanitaria y económica a causa de la pandemia mundial producida por la covid-19. El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, la directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental y Extremadura, María Jesús Catalá, y el presidente de Landaluz, Álvaro Guillén, ofrecieron las líneas maestras de esta iniciativa puesta en marcha por Landaluz y la Fundación Cajasol, y a la que se ha incorporado este año 2020 la ‘Fundación la Caixa’, fortaleciendo aún más las bases de un proyecto convertido en una realidad consolidada, a la que ya se han adherido más de 50 marcas, con más de 3,2 millones de kilos de productos entregados, ayudando a 115.000 familias y con 270 entidades sociales beneficiarias. Los tres responsables coinciden en la importancia que tiene este programa para facilitar la ayuda de las empresas andaluzas.

Muchísimas familias necesitan ayuda. A ellas está destinada su acción social, ampliando las estrategias de Andaluces Compartiendo también hacia el fomento del emprendimiento y la empleabilidad, con programas como Andaluces Compartiendo por el Empleo, una herramienta para la inserción laboral, que ha dado formación a personas en riesgo de exclusión social para su inserción laboral en el sector de la hostelería, y la defensa de la igualdad con iniciativas como ‘Mujeres en la Gastronomía‘, un programa para darle visibilidad a las mujeres en el mundo de la hostelería. Así, todas las actividades de Andaluces Compartiendo vienen enmarcadas dentro de un marco estratégico para poner en valor a las empresas andaluzas que desarrollan sus planes de responsabilidad social a través de un plan de comunicación que permita dar voz al tejido empresarial que apuesta por nuestra sociedad.

Antonio Pulido: “Toca arrimar el hombre y aunar recursos

“Lamentablemente, esta iniciativa vuelve a ser hoy más necesaria que nunca para hacer frente a los estragos económicos de la pandemia global que vivimos”, explica Antonio Pulido, insistiendo en que “la causa bien merece un nuevo esfuerzo. Toca arrimar el hombro, aunar recursos y relanzar como nunca la colaboración público-privada para impedir a toda costa que las importantes desigualdades que todavía persisten en nuestra sociedad se agranden como consecuencia de la pandemia mundial. En este contexto tan difícil, debemos entender y asumir que la protección a los más vulnerables debe presidir las decisiones que se tomen en todos los ámbitos”.

El proyecto es una realidad consolidada con más de 50 marcas, más de 3,2 millones de kilos de productos entregados, ayudando a 115.000 familias y con 270 entidades sociales beneficiarias

“La misión de origen de Andaluces Compartiendo, la solidaridad con los segmentos sociales más débiles, no puede ser más actual y apremiante. La solidaridad como activo, como valor más importante en estos tiempos inciertos y también como seña de identidad y bandera del carácter de los andaluces”, sentencia Pulido.

En las últimas fechas, desde Andaluces Compartiendo se han impulsado diferentes acciones solidarias, en colaboración con entidades como Carrefour o Alcampo, para conseguir, con la ayuda de una sociedad cada vez más concienciada y solidaria, contribuir a paliar la situación económica y social tan complicada que ha surgido a raíz del impacto del virus Covid-19, que convierte en imprescindible la ayuda para muchísimas familias que tienen el derecho de poder alimentarse adecuadamente.

Porque cualquier ámbito es idóneo para ir sumando eslabones a esta cadena de solidaridad, cada vez más larga y más fuerte, poniendo en valor a través de ‘Andaluces Compartiendo’ la Responsabilidad Social Corporativa.

La Fundación Cajasol, la Fundación la Caixa y Landaluz, en colaboración con Alcampo, impulsaron el pasado mes de septiembre una campaña de recogida de alimentos en centros de Cádiz, Sevilla, Jaén, Granada y Almería en favor de las entidades sociales locales. Esta acción solidaria, enmarcada dentro de la campaña de promoción de alimentos regionales ‘Andalucía Sabe’, que durante veinticinco años ha puesto en valor los alimentos de la tierra, consiguió recoger más de 25.000 kilos de alimentos destinados a paliar la situación económica y social tan complicada que ha surgido a raíz del impacto del virus Covid-19.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre