En enero de este año ha sido elegida para encabezar la lista del BNG y optar a la Presidencia de la Xunta de Galicia el próximo 5 de abril, se llama Ana Pontón y ejerce una dura oposición en el Parlamento gallego como portavoz de su formación política desde 2012. Ha sido madre hace menos de un mes y se muestra firme y decidida a dar la batalla por su Galicia, tierra que defiende con ímpetu y para la que tiene un proyecto que daría la vuelta a todos los sinsabores que los gallegos llevan sufriendo con el PP de Núñez Feijoo.

Esta semana, Pontón ha recibido a Diario16 en el Parlamento galego para explicarnos qué políticas aplicará el BNG para revertir el retroceso que, tanto Galicia como los gallegos, han experimentado con un Gobierno popular que pilota esta comunidad hace casi once años.

Las encuestas dicen que usted podría ser la próxima presidenta de la Xunta, esto, siendo mujer y además nacionalista, es algo inédito en Galicia. ¿Cómo afronta este reto?

Lo primero, decir que las encuestas son eso, encuestas, y lo que muestran es una tendencia que claramente apunta a que el BNG es la fuerza que más sube, pero lo que vale es el resultado electoral del 5 de abril. Afrontamos el reto con toda decisión, a Galicia no le va bien con presidentes de fuerzas estatales. Necesitamos una Presidencia con las manos libres que pueda defender nuestros intereses en Madrid y, la alternativa es el BNG. Vamos a por todas con decisión, fuerza, mucho entusiasmo y pasión.

¿En qué se va diferenciar usted como presidenta de la Xunta del actual presidente popular, Núñez Feijoo?

Primero que yo nunca sería una presidenta sumisa a Madrid como ha sido Núñez Feijoo, siempre sería una presidenta en defensa de las mayorías sociales, no como el actual presidente que ha deteriorado las condiciones de vida y los derechos sociales de los gallegos. Nunca sería una presidenta que atacara a la lengua gallega ni que atacara los derechos de las mujeres, que es lo que ha hecho Feijoo. Yo siempre estaría del lado de las mujeres y del lado de nuestro idioma. 

¿Cuáles serían las medidas concretas que aplicaría en sus cien primeras como presidenta de la Xunta?

Habría muchas medidas que tomar. Sí tengo claro que hay algunas prioridades, una primera sería ponerse en marcha para revertir todos los recortes que se han producido en la Sanidad Pública y los procesos de privatización; una segunda cuestión prioritaria sería poner fin al “decreto de la vergüenza” que tanto daño hace a nuestro idioma y, en tercer lugar, para mí sería muy importante que ese Gobierno dedicara más recursos contra la violencia machista.

HOY, EN GALICIA, HAY MUCHOS NIÑOS Y ADOLESCENTES QUE NO SON CAPACES DE HABLAR Y ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN GALLEGO, LA IGNORANCIA NO PUEDE SER UNA ALTERNATIVA

 

¿Su Gobierno tendrá paridad o va a ir más lejos y apostará por tener más mujeres conselleiras?

En la trayectoria del BNG, si algo tenemos acreditado, es que ha apostado por la incorporación de mujeres en puestos de responsabilidad, tenemos un grupo parlamentario con mayoría de mujeres. Hay muchas mujeres capaces de hacer bien las cosas, yo apostaría por el máximo nivel de participación de las mujeres y por superar la paridad.

 ¿Qué medidas va a tomar contra la violencia de género?

Se necesitan más recursos, el BNG defiende que se destinen a esta lucha el 1% de los presupuestos de la Xunta, puede parecer poco, pero en este momento Feijoo destina doce millones de euros, nuestra propuesta es aumentar esta cifra a cien. La política sin recursos no existe, se han dado pasos importantes contra la violencia machista, pero las leyes que no tiene dotación económica quedan en el papel, necesitamos desarrollar la Ley gallega contra la violencia machista y también hay algunos aspectos que se podrían reformar. Nosotros creemos que hay que introducir el concepto “feminicidio” ya que es una forma de conceptualizar qué significa la violencia contra las mujeres. También es necesario una sensibilización de la Administración, una respuesta más humanizada y sensible hacia las mujeres que pasan por un momento muy duro y difícil.

Hay una crisis muy grave en la industria en Galicia en el sector energético, la térmica de As Pontes, Alcoa… ¿Cuál es la solución del BNG para esta situación?

¿Cómo puede ser que un país como Galicia, que somos excedentarios en la producción de energía eléctrica, tengamos miles de puestos de trabajo en riesgo por los altos costes de la electricidad? Tenemos que demandar el tener una nueva relación energética con el Estado, como gallegos debemos defender que tenemos derecho a un precio más bajo de la energía, primero, porque es más barato suministrar energía en Galicia y, segundo, como compensación histórica para Galicia por los costes ambientales y sociales que supone esta producción energética. Una riqueza del país que permite que las empresas eléctricas se hagan de oro y que en Galicia suframos empleos en riesgo y mucha pobreza energética no puede continuar así. 

El sector agrario y pesquero en Galicia es de los más importantes en el ámbito estatal y europeo. Hay protestas en los últimos días y con gran repercusión mediática. ¿Qué alternativas o soluciones propone Ana Pontón para esto?

Necesitamos un Gobierno que lidere la recuperación de precios y una apuesta clara por los gallegos, que tenemos derecho a producir alimentos, podemos hacerlo y sabemos hacerlo y, además, es un nicho importante de empleo. Lo que faltó durante estos casi once años de Feijoo fue un de liderazgo a favor de defender los derechos de Galicia. Cuando el BNG dejó la Consellería de Medio Rural había unos contratos homologados que defendían los derechos de los productores, la Xunta no solo no desarrolló esos contratos, sino que además el Gobierno del Estado puso en marcha unos contratos que a quien favorecían era a la industria en contra de los productores. Tenemos que defender nuestros intereses pesqueros, nuestras cuotas. Tenemos derecho a seguir pescando. Galicia debería estar representada directamente en la Unión Europea en asuntos pesqueros para poder defender nuestros intereses, el BNG lleva mucho tiempo reclamando que hay que reconocer a Galicia como altamente dependiente de la pesca.

ANIMO A TODAS LAS MUJERES GALLEGAS A QUE EL PRÓXIMO 5 DE ABRIL HAGAMOS UN 8M ELECTORAL

En las anteriores elecciones el PSdeG propuso la incorporación de Galicia a la Comunidad de Países de lengua portuguesa (CPLP), cómo ve el BNG la relación con Portugal y los países lusófonos?

No sé si el PSdeG tenía esa propuesta, desde luego el BNG lo lleva proponiendo hace mucho tiempo, entrar en la CPLP nos parece estupendo, es Galicia quien tiene que entrar en la CPLP, no el Estado español, como propuso Núñez Feijoo. Tenemos que desarrollar vínculos con los países lusófonos, tenemos una gran oportunidad económica y cultural a lo que Galicia no puede seguir dándole la espalda.

¿Qué medidas va a tomar el BNG para apoyar a los emigrantes gallegos en Europa y Latinoamérica?

Hay dos cosas, la reflexión de que Galicia no puede seguir viendo cómo la gente tiene que emigrar por la falta de oportunidades, es síntoma de cierta decadencia como país y, nosotros insistimos en que es necesario que exista un plan retorna muy centrado en que el talento y las personas formadas que están en otras partes del mundo tengan una oportunidad para regresar con ayudas económicas y la garantía de que tenemos en Galicia un empleo de calidad, y servicio públicos que sean capaces de atraer a todo ese talento que marchó.

 ¿Qué le diría usted a un elector que tiene dudas entre votar al BNG o al PSdeG?

Que si nos vota a nosotros no se va a arrepentir, el BNG garantiza políticas sociales avanzadas y un proyecto con las manos libres para defender el futuro de Galicia. Tenemos que pelear nuestro futuro contra la tendencia del Estado de centralización más allá de las diferencias políticas. El centralismo es letal para Galicia, es necesario tener más poder para poder decidir sobre las cuestiones que nos afectan directamente.

¿Y a un votante que tuviese dudas entre votar Podemos y BNG?

Le diría que tenemos un proyecto de país, sólido, unido y solvente. En políticas sociales tenemos el proyecto más avanzado de todo el Estado.

 Hubo una política de manipulación de los medios de comunicación por parte do Gobierno de Feijoo con ayudas y subvenciones ¿Qué política va a seguir el BNG respecto a este tema?

Nosotros creemos que tiene que haber una relación democrática con los medios públicos y privados. Para eso entendemos que es necesario que la CRTVG deje de estar bajo control partidista y para eso hay medidas importantes, una es que toda la dirección de la CRTVG se nombre por un concurso público que permita que lo que rijan sean criterios de profesionalidad, capacidad y mérito, y no de enchufismo y servilismo al Gobierno de turno. Y con los medios privados tiene que haber una ley de Publicidad Institucional y un trato igualitario para los medios del país.

El candidato del PSdeG, Gonzalo Caballero, exigió un cara a cara con Feijoo excluyendo a las demás fuerzas políticas ¿Cómo valora el BNG esta solicitud del candidato socialista teniendo en cuenta que el PSdeG es la tercera fuerza en el Parlamento?

No comparto esa visión que quiere reducir la realidad política de Galicia. Pienso que se trata de una estrategia fallida y es empezar con mal pie el querer reducir el pluralismo político. Los debates deben ser plurales, es importante que haya debates, es un derecho del ciudadano, ver a los líderes que se presentan para presidir nuestro país, debatiendo y contrastando ideas en unos horarios que permitan que la gente lo vea.

Iván Espinosa de los Monteros (VOX), asegura que Feijoo es nacionalista gallego, ¿Qué le parece esta afirmación?

Yo casi frivolizaría y me preguntaría qué toman los de VOX para decir cosas así. Feijoo, si algo es, es un españolista.

Como mujer, ¿qué es lo que más ilusión le hace que venga el cambio a Galicia?

El hecho de ser mujer con participación en política siempre supuso un plus de responsabilidad, sabemos que no se valoran igual a los hombres que a las mujeres, y más en política. Para mí, desde luego, como mujer, ser presidenta de la Xunta de Galicia me parecería un honor y un acto de justicia con todas las mujeres que lucharon por este país y me gustaría que la próxima legislatura fuera la legislatura de la igualdad. Animo a todas las mujeres gallegas a que el próximo 5 de abril hagamos un 8M electoral.

¿Y Como nacionalista comprometida con Galicia?

Creo que sería un acto de dignidad colectiva. Estamos viendo como otros partidos nacionalistas en otras naciones del Estado están siendo el motor de esos países y, además, están haciendo cambios transformadores. Es el momento de que el nacionalismo sea capaz de dirigir el futuro del propio país y pueda poner en marcha algo distinto de lo que viene pasando hasta ahora. A Galicia no le va bien con políticas subordinadas a Madrid y con representantes de fuerzas estatales. Necesitamos un proyecto propio, una presidenta orgullosa de ser gallega y a mí me gustaría ser esa presidenta para demostrarle a Galicia qué es capaz de hacer el nacionalismo.

Hay un retroceso generalizado de la lengua gallega en todos los estudios sociológicos. Los estudiosos y académicos apuntan a que es por las políticas lingüísticas del PP de Feijoo. ¿Qué lleva el BNG en su programa sobre esto?

Primero responder a una demanda que unió a Sindicatos, Consello da Cultura, Real Academia Galega y al conjunto de la sociedad gallega que era decir que ese decreto no puede seguir adelante porque es una aberración al limitar el conocimiento del gallego. Hoy, en Galicia, hay muchos niños y adolescentes que no son capaces de hablar y escribir correctamente en gallego, la ignorancia no puede ser una alternativa. Pondremos en marcha un nuevo decreto que realmente apoye el uso de la lengua gallega y acabar con ese discurso perverso que quiere contraponer el aprender gallego con aprender inglés, para aprender idiomas extranjeros no tenemos que renunciar a nuestra lengua propia.

Por primera vez en los últimos diez años, en Galicia hay una cabecera en los medios en lengua gallega, ¿qué explicación podemos dar a que no exista ninguna más, al contrario de lo que ocurre en Euskadi o Cataluña?  

Por una parte expresa las propias debilidades que tiene la propia sociedad gallega y, por otra tiene mucho que ver con la política de apoyo a los medios que lleva haciendo desde la propia Xunta de Galicia. Hay muchos medios que reciben, en teoría, ayudas para la normalización de la lengua gallega, sin embargo si analizamos el papel del gallego en los medios podemos observar que no ha avanzado, más bien ha retrocedido.

¿Por qué considera que el cambio esta vez sí es posible?

Porque creo que el PP está en las horas más bajas de los últimos años, lo estamos viendo proceso electoral tras proceso electoral, y porque sentimos que en la sociedad gallega hay “hambre de cambio”, hay hartazgo con los recortes, con las privatizaciones, con el despotismo con el que está actuando el Gobierno de la Xunta y, además vemos que las movilizaciones sociales tienen cada vez un impulso mayor. Estamos convencidos de que este 5 de abril es el día del cambio y que ese cambio tiene que ser un cambio en clave gallega y los que garantizamos que se va a producir un cambio real de políticas somos el BNG.

Y para finalizar, dígame una virtud y un defecto de Gonzalo Caballero, candidato del PSdeG a la Xunta, y lo mismo para Alberto Núñez Feijoo, del Partido Popular, de momento los únicos candidatos conocidos.

De Gonzalo Caballero diría, como virtud, que es un buen economista y, como defecto, que fía demasiado su futuro al de Pedro Sánchez.

De Núñez Feijoo, una virtud es que es un hábil comunicador y, como defecto, que miente más que habla.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre