Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, ha anunciado que ha convocado a un grupo de asesores externos que abordarán los desafíos a los que se enfrenta la economía mundial por la crisis del coronavirus. Entre las personas convocadas está Ana Patricia Botín. ¿Qué tendrá que aportar la presidenta del Santander, salvo exponer lo que hizo el banco que ella preside y que todo ello sea puesto como ejemplo de lo que no hay que hacer?

Hay que recordar cómo el Santander estuvo improvisando la protección a sus propios trabajadores en los primeros días de la pandemia en España. Fueron los propios empleados los que denunciaron esa improvisación. «Santander tiene abiertas las oficinas para entregar unas bolsas por delegar el voto en una Junta de Accionistas que a estas alturas ya debería estar suspendida y para recoger una bolsa de menos de 2 euros de coste. Que le hagan mantener el poder a costa poner en peligro la vida de sus trabajadores… Esto se tiene que saber porque este banco no permite que nada se sepa fuera de sus paredes, pero cuando la vida de los trabajadores está en juego en esta emergencia sanitaria hay que decir la verdad alto y claro. Parece que no importa la vida de algunos, sólo las de aquellos que pueden irse a casa a trabajar con una mano a jornada completa como un esclavo del siglo XXI y con la otra intentar cuidar a sus hijos con 3 reuniones diarias para reportar “qué se ha hecho”».

Por otro lado, Ana Patricia Botín podrá exponer cómo mantuvo convocada y celebró la Junta General de Accionistas en contra de las peticiones de los propios accionistas, poniendo su salud en juego o generando una situación de desigualdad entre todos aquellos que no pudieron asistir a la Junta telemática por no tener acceso a internet. El FMI conocerá de primera mano cómo dejar de lado o silenciar a los accionistas opositores y a los de más edad que tienen más dificultad para acceder a las nuevas tecnologías.

¿Qué tiene que aportar Ana Patricia Botín respecto a la lucha contra el Covid19? ¿Lo mismo que respecto a la guerra contra el cambio climático? Hay que recordar cómo, mientras la presidenta del Santander se paseaba por Groenlandia, muy compungida ella por cómo se derriten los glaciares por el calentamiento global, el Santander estaba financiando o invirtiendo en el sector de los hidrocarburos o los combustibles fósiles, es decir, los que más contaminan la atmósfera. Ana Patricia Botín podrá «alardear» de los 23.000 millones de euros que el Santander con los que el Santander ha financiado a estas empresas ultra contaminantes desde el año 2016, es decir, desde la firma de los Acuerdos de París.

El FMI también podrá conocer de primera mano cómo se puede perder un 70% del valor de una entidad financiera sistémica global en poco más de 5 años, es decir, desde el momento en que Ana Patricia Botín accedió a la presidencia del Santander tras la inesperada muerte de su padre, Emilio Botín. Por algo, el propio Fondo Monetario Internacional calificó al banco cántabro de «peligro sistémico» por la alta exposición que tenía en economías poco estables. Precisamente, son esas economías las que están sosteniendo al Santander.

Ana Patricia Botín también podrá asesorar en el FMI sobre los métodos por los que su banco ha sido condenado en diferentes países: seguros PPI, acoso laboral a sus trabajadores, fondos retenidos a las familias de clientes fallecidos, venta de productos tóxicos como Valores Santander, connivencia con estafadores como Bernard Madoff y mantenimiento de los productos de éste para los clientes del Santander a pesar de las advertencias y los informes realizados por los expertos del propio banco, y un largo etc. Con esta experiencia, el FMI conocerá de primera mano todo lo que no tiene que hacer para que la economía mundial no sufra turbulencias.

La presidenta del Santander tendrá la oportunidad de exponer ante el FMI cómo organizar operaciones diabólicas para comprar bancos solventes y viables, como el Popular, por un euro, un banco que sirvió, según documentación presentada y aceptada por los tribunales españoles, para tapar un agujero de más de 8.000 millones de euros.

Estos son algunos de los aspectos con los que el FMI podrá aprender de Ana Patricia Botín todo lo que no debe hacer y, mucho menos, aplicar para afrontar los retos económicos que están planteándose en el mundo por la pandemia del Covid19. El asesoramiento de la señora Botín será clave y, el resto de asesores, junto a Krislatina Georgieva, sabrán el camino que no hay que seguir.

3 Comentarios

  1. Echense a temblar, lo que faltaba,la botina asesora del FMI.Que tendra que aportar una señora de la cual su banco ROBO EL BANCO POPULAR quitando la propiedad a mas de 300.000 FAMILIAS ,y no se dio cuenta esta ladrona junto con los otros implicados en la trama entre ellos giuindos ,rajoy ,ponce saracho,que entre estas familias hay padres ,hijos ,nietos etc…a los que robaron miserablemente.La dignidad de estos delincuentes de guante blanco la recuperarian devolviendo lo robado a sus autenticos dueños.Y tambien lo que es peor,el actual gobierno callado como si no hubiera pasado nada. Esto es nuestro pais España.

  2. El actual gobierno informó favorablemente para su nombramiento al cargo en el FMI asi que el que espera que los del gobierno que desembolsa millones de euros para contratar a expertos que le defiendan ante los 300.000 accionistas que fueron expoliados van apañados.

  3. Los peritos del banco de España dijeron que era solvente y que ese banco tenía un valor me imagino que alguien tendrá que pagar ,

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre