Ana Patricia Botín junto a Jaime Pérez Renovales en una Junta de Accionistas. Foto: Flickr

En los próximos días la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, tendrá que sentarse en el banquillo del Juzgads de lo Mercantil de Madrid nº 2 por la demanda interpuesta por Eduardo Martín-Duarte Rosa, accionista y abogado demandante, que la acusa de aprovecharse de los medios del banco en su beneficio exclusivo para manejar la junta de accionistas.

Días antes de la celebración de la pasada junta general del 3 de abril, llevada a efecto sin la asistencia de accionistas, el abogado madrileño y accionista del Santander, demandó al banco y a su presidenta para que ambos cesaran en el uso de los recursos de la entidad, materiales y personales, así como de las sucursales para la obtención de las delegaciones de voto de los accionistas en beneficio exclusivo de Ana Patricia Botín.

Dichas delegaciones de voto le vienen sirviendo a la presidenta del Santander para sacar adelante todas las Juntas de Accionistas, gracias a su ilícita captación que se produce aprovechándose de las sucursales y empleados del banco que se dedican, durante el mes anterior a la celebración de cada Junta, a llamar a los accionistas para conseguir que deleguen su voto a la presidenta. Según empleados del Santander y fuentes sindicales consultadas por Diario16, los empleados del banco reciben órdenes a tal efecto y la consecución de esas delegaciones se computan como consecución de sus objetivos.

De esta manera, Ana Patricia Botín se aprovecharía presuntamente de manera ilícita y abusiva de los medios del banco, que, según la demanda, utilizaría gratuitamente en su propio y exclusivo beneficio, en vez de «sufragar ella, personalmente de su bolsillo, el coste equivalente al trabajo de los empleados y el uso de las sucursales de la entidad de los que se aprovecha de manera privilegiada, abusiva y sin desembolsar un solo euro, ya que todo corre de cuenta del banco, es decir sale del bolsillo del resto de accionistas», afirma Martín Duarte a Diario16.

Tal y como publicamos en este medio, en la misma demanda se denunció que, en los asuntos en los que el interés personal de la presidenta puede ser contrario al de los accionistas como la aprobación de su gestión o la renovación de su cargo, es decir en los que se produce un conflicto de interés, la presidenta subdelega las delegaciones al secretario general, Jaime Pérez Renovales, lo que constituiría, según la demanda, un presunto fraude de ley para sortear la prohibición de subdelegar las delegaciones de voto en casos de conflicto de interés.

Es evidente, según la demanda, que el voto emitido por el secretario general, Jaime Pérez Renovales, nunca irá en contra de los intereses de Ana Patricia Botín, por lo que subdelegar la representación en aquél sería una fórmula presuntamente fraudulenta de sortear los supuestos casos de conflicto de interés.

El accionista demandante también denuncia que la tarjeta de asistencia a la junta y delegación de voto está redactada de manera calculadamente retorcida, oscura, tendenciosa y capciosa para confundir al accionista y beneficiar exclusivamente los intereses de la presidenta.

Finalmente, el demandante denuncia la utilización de un sistema de votación dual en el que se computa de manera diferente el voto, dependiendo de si la propuesta sometida a aprobación es formulada por el consejo de administración o por algún accionista. Así el sentido del voto de las propuestas del Consejo de Administración, por ejemplo de aprobación de la gestión, se considera siempre a favor, mientras que en las propuestas de los accionistas, por ejemplo, solicitando el cese de la presidenta, el voto se considera siempre en contra.

Para responder de estas irregularidades la presidenta del Santander podría tener que someterse al interrogatorio del demandante en la vista de las medidas cautelares que se han solicitado para impedir que estas actuaciones presuntamente fraudulentas continúen practicándose en las próximas Juntas de Accionistas a celebrarse mientras se resuelve la demanda en sentencia firme.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Eduardo Martín Duarte es un HEROE, y una persona muy perseverante e inteligente. Le da 100.000 vueltas a la defraudadora de la lista Falciani. Gracias y gracias a Diario16.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre