La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, destaca que la exhumación del dictador Francisco Franco del valle de Cuelgamuros es “solo un paso” en el cumplimiento de las directrices que marca la Resolución contra el avance del fascismo en Europa, aprobada por el Parlamento Europeo hace justo un año. Esta resolución, de la que Miranda es coautora, insta en su artículo 20 a prohibir las fundaciones y asociaciones que hacen apología del fascismo y el nazismo “porque son antidemocráticas y atentan contra la memoria de las víctimas”, como ocurre con la fundación Franco.

Desde Argentina, donde la coordinadora de Relaciones Internacionales del Bloque participa en una misión de observadores internacionales de las elecciones presidenciales, Ana Miranda considera que en el camino de la lucha por la recuperación de la memoria histórica “lamentablemente en el Estado español aún queda mucho por hacer, como la devolución del pazo de Meirás y el resto de bienes espoliados por el franquismo, la retirada completa de la simbología franquista existente y permitir el acceso a la documentación relacionada con la dictadura”.

Al respecto Miranda recuerda la denuncia presentada en la ONU por vetar el acceso a la documentación pública y privada sobre la dictadura franquista, prohibición sufrida, entre otros, por el investigador Carlos Babío para documentar el espolio realizado por Franco a respecto del Pazo de Meirás. “La devolución del pazo de Meirás tiene que ser el siguiente paso en este camino”, afirma la portavoz del BNG en Europa, quien considera “inadmisible que en el estado español aún convivan ocho fundaciones franquistas”, en referencia a la Fundación Francisco Franco, la Fundación José Antonio Primo de Rivera, la Fundación Pro Infancia Queipo de Llano, la Fundación Blas Piñar, la Fundación Hijas de Millán Astray, la Fundación Ramiro Ledesma Ramos, la Fundación Serrano Suñer y la Fundación Capitán Cortés

Modelo a seguir

Según la portavoz nacionalista, “Argentina es un modelo a seguir en este camino contra la pervivencia del franquismo” y en este sentido destaca el papel de la jueza argentina María Servini, impulsora de la conocida como “Querella Argentina”. Esta querella en su origen se centró en el caso de Darío Rivas, un nonagenario que residía en Argentina desde los años treinta del pasado siglo cuyo padre, alcalde socialista de la localidad lucense de Castro de Rei, fue fusilado en 1936 a manos de pistoleros da Falange Española. Rivas, en representación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y junto a otros familiares, se personó el 14 de abril de 2010 en los juzgados de Buenos Aires en busca de justicia, por lo que la jueza Servini citó a comparecer a cuatro torturadores de la dictadura, entre los que figuraba el ministro franquista Rodolfo Martin Villa.

 

Ana Miranda mantendrá también en esta ocasión reuniones con Nora Cortiñas, Presidenta de “Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora”, así como con la Plataforma argentina de la Querella y con la propia jueza María Servini. De esta forma da continuidad al encuentro que mantuvo el pasado mes de marzo con la jueza argentina, a raíz de la que María Servini citó a comparecer nuevamente a Martin Villa. “Desde Bruselas o desde Buenos Aires seguiré con el empeño de lograr el fin de la impunidad de los responsables de los crímenes cometidos en las dictaduras”, destacó.

 

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Estas maldades objetivamente SIEMPRE SE PERDONAN, que una timadora FUNDACIÓN FRANCO sea legal y una FUNDACIÓN HITLER jamás, o que la exhumación tenga honores de no sé qué aberración racional, ¡sí!(pregúntales a los millones de franquistas justificando tal antidemocracia por la cara), también se perdonan las miles de políticas corrupciones graves que ha tenido España, y casos graves de maltrato a miles de mujeres, y casos graves de maltrato de miles y miles de animales (porque se diviertan algunos pilluelos), y apologías graves de dictadores diversos (pregúntales a esos de VOX que tanta idiotez de jauría mueven en Twitter), y vistas gordas a los atentados a la democracia que han hecho los amiguetes del golpista Tejero. Pero lo que no se perdona, ¡no!, es que exista la verdad, o que exista la luz infusilable y pura, o que exista un yo diciendo irrefutablemente siempre la verdad, ¡ESO YA NO SE PERDONA!, ¡no!, en licencia atroz y diabólica del mal… ¡no lo perdonan los hijos de Satán! Así es.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre