miércoles, 1diciembre, 2021
9.3 C
Seville

‘Amiguitos del alma’, un libro imprescindible sobre los años de la corrupción valenciana

El escritor Xavier Latorre reúne en un volumen lo mejor de sus crónicas políticas y sociales escritas entre 2012 y 2015

- Publicidad -

análisis

Wolfang Wodarg, ex presidente del comité de salud del Consejo de Europa, denunció el escándalo de la falsa pandemia de gripe A: Recuperamos sus...

Estamos viviendo tiempos que nos recuerdan, y mucho, a lo que se vivió con la falsa "pandemia de Gripe A", que terminó por saltar...

El Repaso del 30 de noviembre de 2021: repasamos el escándalo de la «pandemia» de gripe A y hablamos de ómicron

Como cada día en El Repaso analizamos información que nos sirva para entender mejor el contexto en el que vivimos. Comparamos titulares, analizamos información...

Almudena Grandes y el valor del compromiso social

Ahora que acabamos de despedir a Almudena Grandes, con tristeza y consternación por su muerte prematura, es momento de reflexionar sobre la profunda huella,...

Puigdemont contra Casado ayudando a un Sánchez que no quiere

Cuatro días después de que Pablo Casado asistiera a la misa por el dictador Franco celebrada en Granada, quizás para afianzar su propia convicción,...
- Publicidad -
- Publicidad-

Amiguitos del alma es una compilación de reflexiones periodísticas de Xavier Latorre publicadas en las páginas de opinión del diario Levante-EMV. En ese periódico, Latorre escribió sus columnas entre los años 2012 y 2015, período socavado por un cataclismo económico, una grave crisis de valores y un paisaje político autóctono desolador repleto de infaustos personajes que confraternizaban entre ellos y que se consideraban entrañables amiguitos del alma. La obra es una radiografía perfecta sobre la corrupción de los caciques de provincias.

Por las páginas del libro pasan aquellos que dieron que hablar en su momento, el morenazo Zaplana de remangada camisa guayabera que levantó Terra Mítica inaugurando la era del pelotazo; Francisco Camps, el hombre de los cuatro trajes; la Rita Barberá que controlaba el Ayuntamiento de Valencia con mano de hierro; el rural Alfonso Rus que contaba «millones de peles» como si tal cosa; aquel Carlos Fabra al que siempre, inevitablemente, le tocaba la lotería por Navidad; el pitufeo, los circuitos de Fórmula I hoy reducidos a poblados chabolistas, los viajes del Papa de los que siempre sacaban tajada los mismos fieles beatos, las depuradoras de agua que no daban abasto para limpiar tanta cochambre… Una explosión de vicio y pecado.

Y no es que Valencia sea en sí misma una tierra más corrupta que las demás, sino que sus corruptos son más payasos, más friquis, más cómicastros de la escuela Pajares y Esteso, y por eso han dado más juego a la prensa, que se ha pegado un fastuoso festín de titulares con los casos que han ido saliendo en los últimos años. Valencia ha regalado al mundo la paella, las Fallas, sus prodigiosas naranjas y una casta de políticos berlanguianos que han terminado haciendo realidad el título de aquella película emblemática, Todos a la cárcel, del gran maestro del cine universal. «El Corredor Mediterráneo es un pasillo angosto por donde fluye la deuda, el desaire inversor y la marginación presupuestaria», asegura Xavier Latorre, que agradece que otros periodistas valencianos le brindaran la oportunidad de publicar sus crónicas negras sobre corrupción y desfalcos en el periódico Levante, unas columnas a caballo entre la opinión política y el relato social que ya forman parte de la antología del periodismo valenciano del siglo XXI.

En Amiguitos del alma Latorre se recrea en algunos de los nuevos paradigmas que asoman tras la hecatombe inmobiliaria y los efectos perversos de la globalización. Y consigue el retrato de una época siniestra dirimida aún hoy en los tribunales que, al impregnarse notoriamente del fenómeno de la corrupción, alteró sustancialmente el modelo de relaciones sociales del ecosistema valenciano. Valencia fue el gran laboratorio o banco de pruebas donde se ensayaron nuevas recetas para beneficiar, de forma premeditada, a una pandilla de amiguitos insaciables. Aún faltan muchos casos por sustanciarse en los juzgados, hay sumarios para rato, como el juicio al Yonqui del dinero, que saldrá próximamente, o el caso del pitufeo en el Ayuntamiento gobernado por la ya fallecida Rita Barberá. «Hubo una época en que todo el periódico era un gran monográfico sobre corrupción. Abrías el diario por las páginas de Política y corrupción; abrías la sección de Local y corrupción; abrías Comarcas, Fiestas o Deportes y también corrupción. A veces te encontrabas con cosas surrealistas, como que el partido en el poder aconsejara a los suyos que fueran a un centro comercial a comprar libros de quince euros para lavar el dinero negro».

En su recopilación de artículos, el periodista constata tanto algunas formas nocivas de ejercer el poder como la desafección progresiva de la ciudadanía hacia una clase dirigente con demasiados trapicheos entre manos. Fueron años anestésicos, todo el mundo sacaba tajada de las redes clientelares concienzudamente tejidas por el PP zaplanista y campsista, hasta tal punto que la corrupción se convirtió en una forma de hacer política y de entender las relaciones económicas. Los valencianos no vivían en la California europea, ni mucho menos, pero el Régimen les hizo creer que sí. Toda esa convulsión social la cuenta Latorre con una fina ironía, un distanciamiento del problema y un ácido descreimiento que forman parte de su sello personal.

Xavier Latorre (Vila-real, 1956) es licenciado en Ciencias Económicas y Ciencias de la Información por la Universitat Autónoma de Barcelona. Profesor de Sociología de la Sanidad, sus primeros artículos como periodista fueron publicados en el Diario de Barcelona. 

En Castelló se incorporó como redactor a la plantilla del periódico Mediterráneo. Ostentó la dirección de RNE en Alcañiz (Teruel) y Caspe (Zaragoza). En Canal 9 Ràdio (RTVV) ejerció de jefe de informativos. Fue también responsable de comunicación en dos proyectos europeos (sobre integración de refugiados e inserción laboral) auspiciados por la Diputación de Castelló. Colaboró de forma esporádica con TVE y en otros medios escritos. Durante cinco años fue corresponsal del diario El País. En RNE-València le asignaron tareas de información política y se encargó de un programa de actualidad parlamentaria. Recientemente ha sido profesor asociado de Periodismo en la Universitat de València y en estos momentos publica sus crónicas en eldiario.es. Durante dos dilatadas etapas de su trayectoria profesional fue asiduo colaborador del periódico Levante-EMV, donde dejó escritas sus columnas deliciosamente críticas con el sistema. Amiguitos del alma es una especie de cronología de lo que ocurrió pasada por el filtro literario. Una suerte poder disfrutar en este libro imprescindible para todo aquel que quiera saborear el periodismo que se hizo en una época tan oscura en lo político como luminosa para la prensa que denunció lo que estaba ocurriendo. 

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La CEOE presenta su contrapropuesta y enfada a los sindicatos y al Gobierno sacudiendo la negociación de la reforma laboral

Al acuerdo a tres bandas para la modificación de la reforma laboral le queda poco tiempo para llegar al límite. En la reunión de...

Globalismo, fase terminal del capitalismo

Se me revuelven las tripas cuando escucho a los de la derecha alternativa hablar de “globalismo comunista”. Y es que su franquismo sociológico les...

La prensa está montando un Ciudadanos/Podemos rural

La España periférica está de moda entre los medios de comunicación –un poco más en los liberal-conservadores- y no por cuestión de una honda...

Lo de Pablo Casado, la misa y la confusión

Casado, master en luz solar y misas nocturnas, agricultura ordeñadora y medicina catalana, ha terminado por hacer bueno a don Mariano. ¡Y lo que...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La CEOE presenta su contrapropuesta y enfada a los sindicatos y al Gobierno sacudiendo la negociación de la reforma laboral

Al acuerdo a tres bandas para la modificación de la reforma laboral le queda poco tiempo para llegar al límite. En la reunión de...

Globalismo, fase terminal del capitalismo

Se me revuelven las tripas cuando escucho a los de la derecha alternativa hablar de “globalismo comunista”. Y es que su franquismo sociológico les...

La prensa está montando un Ciudadanos/Podemos rural

La España periférica está de moda entre los medios de comunicación –un poco más en los liberal-conservadores- y no por cuestión de una honda...

Lo de Pablo Casado, la misa y la confusión

Casado, master en luz solar y misas nocturnas, agricultura ordeñadora y medicina catalana, ha terminado por hacer bueno a don Mariano. ¡Y lo que...