Muchas crónicas, como la que se aborda en esta ocasión, causan  rechazos, insultos y calificaciones de “resentidos sociales” a sus autores y/o comentaristas. El aumento de las investigaciones académicas y el acceso a la tecnología contemporánea  exacerban o adormecen la conducta de sociedades enteras.  

¿Por qué las personas de altos ingresos  de Estados Unidos pagan menos que los pobres por el papel higiénico?. Es una de las crueles paradojas del mercado: “Los que menos tienen pagan más por los bienes de primera necesidad”.

Esta referencia se confirma con un ilustrativo estudio en la Universidad de Michigan (EEUU) por los economistas Yesim Orhun y Mike Palazzolo. Cuantifican, por ejemplo, como una persona de ingresos medianos o altos paga menos por un rollo de papel higiénico que una persona de escasos recursos.

Este dato, trasladado a los  Andes, permite comparar  que los precios del trigo, la papa, el maíz… cultivados por sus pobladores en su lejana parcela son ínfimos  cuando visita  una bodega y adquiere un kilo de fideos,   arroz o de aceite.  Las diferencias son abismales,   

La razón es que los compradores de las ciudades  pueden darse el lujo de ir a supermercados donde adquiere el producto al por mayor y adquiere  grandes cantidades y a menor costo promedio.

Esta misma figura explica cuando se compara u observa los costos de vida de economías del Norte (Estados Unidos): los pobres pagan 5% más por cada rollo de papel higiénico que consumen.

Lo que parecería poco, al sumarse al sobrecosto que pueden estar pagando por todos los demás bienes básicos que adquieren de modo similar, empieza a representar una dificultad financiera considerable.

Conclusiones como esta nos entrega la  BBC, gigante empresa de comunicaciones. La lección es   didáctica, pero que no gusta escuchar a un estudiante ni a consumidor de un distrito turístico o condado rodeado  de jardines y terrenos cultivados por grandes consorcios.

“Los pobres toman malas decisiones debido a falta de educación financiera…Ellos tomarían las decisiones correctas, si sólo se les permitiera”, Estas líneas  suenan a música celestial, porque se omite describir o señalar  que la Educación es cada día más costosa.

En los tiempos de la actual pandemia 2019….2021 las aulas se han convertido en virtuales, y ha quedado fuera del circuito de la escuela la mayoría de niños que aún no tienen ni conocen un computadora y están lejos de acceder a una señal de internet.

Una persona de clase media en Estados Unidos puede obtener una tarjeta de membresía que le permita comprar en almacenes de descuento  o en servicios de comercio en línea que le permiten hacer compras de grandes cantidades de un producto, a un descuento sustancial.

El estudio de Orhum y Palazzolo encuentra que los hogares que ganan más de US$100.000 anuales pueden comprar su papel higiénico en rebajas especiales el 40% de las veces, mientras que los hogares pobres solo consiguen comprarlo en rebajas en el 28% de sus viajes al mercado.

¿Por qué Estados Unidos tiene niveles de pobreza altos pese a los miles de millones que invierte en combatirla?. La respuesta nos da Gerardo Lissardy:

Muchas familias con niños dependen de la ayuda de los bancos de comida. Es una de las grandes paradojas de nuestros tiempos: Estados Unidos, el país más rico del mundo, tiene algunos de los peores índices de pobreza entre las naciones desarrolladas.

La pobreza  va mucho más allá de la actual pandemia de coronavirus.  EEUU es la nación más golpeada del mundo por el covid-19 y a haber registrado este año sus mayores niveles de desempleo desde la Gran Depresión de 1930, EE.UU. evitó hasta ahora un aumento de la pobreza gracias a una expansión histórica de los subsidios gubernamentales, según un estudio de la ONU:

Hay dos razones clave detrás de la pobreza en EE.UU. Uno, está asociado a la forma de encarar el asunto. Carece de una red firme de protección social o de un sistema de apoyo a los ingresos de las personas como tienen otros países, por ejemplo con prestaciones por hijos a cargo.

Mayor desigualdad. Los expertos apuntan a un factor económico: el deterioro del mercado laboral de EE.UU. para los trabajadores de menores salarios, que son cerca de 40% del total y han sufrido pérdidas en sus ingresos reales en las últimas décadas. Esto es atribuido a diversos motivos, desde la desindustrialización y el debilitamiento de los sindicatos, hasta las transformaciones tecnológicas. Quienes perciben salarios más bajos en EE.UU. enfrentan crecientes dificultades en las últimas décadas. La desigualdad de ingresos y riqueza en EE.UU. aumentó y es mayor que en casi cualquier otro país desarrollado.

Christopher Wimer, codirector del Centro sobre Pobreza y Política Social en la Universidad de Columbia, sostiene que en EE.UU. «las oportunidades en el mercado laboral tienden a ir a personas con títulos universitarios y que se han beneficiado del crecimiento económico».

«EE.UU. es uno de los países más ricos, poderosos y tecnológicamente innovadores del mundo; pero ni su riqueza ni su poder ni su tecnología se están aprovechando para abordar la situación en la que 40 millones de personas continúan viviendo en la pobreza», indicó a fines de 2017 el entonces relator especial de la ONU para extrema pobreza y derechos humanos, Philip Alston.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre