Tertulia

La misa había acabado. Bajo la gran morera que había vivido tres guerras carlistas, una guerra civil, la gripe del 18, el hambre de 42 y la riada del 63, como todos los domingos, un corrillo de hombres departía sobre temas de actualidad. La mayor parte de las veces esos temas tenían que ver con la agricultura. En otoño, con la preparación de las tierras y la falta de agua, en invierno, con el flojo nacimiento de lo sembrado y con los hielos que consumían a las plantas. En primavera, con los excesos del agua y la falta de viento y en verano con el pronóstico de la cosecha y, una vez recogida, con su habitual escasez de la misma, aunque el año hubiera sido excepcional.

Este domingo, sin embargo, habían pasado dos sucesos suficientemente importantes como para que la conversación los obviara. En el corro faltaban dos de los habitales y en los reclinatorios de las mujeres, uno estaba vacío. Además habían detenido, tras haber sido apalizado por varios vecinos, al quincallero que se dedicaba a robar las gallinas en el pueblo.

Tomás, que así se llamaba el pobre hombre, había sido encontrado merodeando por el corral del tío Aquiles. No llevaba ninguna gallina encima, pero a los dos hermanos, Aquiles y Germán, no les hacía falta, para saber que él era el causante de que, en los últimos dos meses, su gallinero se hubiera reducido a la mitad. El pobre Tomás, un calé que malvivía de vender los adornos que fabricaba con hojalata y estaño, entre golpe y golpe, gritaba que sólo se había refugiado en la esquina del corral para hacer sus necesidades ya que le había dado un apretón.

En el corro, todos opinaban que era una burda excusa y que, si no llevaba ninguna gallina encima sería porque les habría oído llegar y la habría soltado. Que todas las gallinas estuvieran relajadas picoteando a lo largo de todo el recinto, señal de que no habían sido atacadas, tampoco parecía significativo. Para todos los del pueblo Aquiles y Germán habían obrado correctamente y con derecho. No había lugar para la disensión.

La conversación fue derivando en pocos minutos hacia el otro hecho cruento que había ocurrido tres días antes de la detención del hojalatero. Uno de los que faltaban había matado a su mujer y al otro ausente en el corrillo.

Al parecer, Irene, la mujer asesinada, había sido encontrada encamada con Adrián por su marido Eusebio. Todos afirmaban que se veía venir. Y no se explicaban como no había sucedido antes. Por el pueblo se rumoreaba que Irene era “ligera de cascos” y que se cepillaba a todo aquel que se acercara a su casa. Ninguno de los presentes había tenido nunca relaciones carnales con la susodicha. Ninguno había estado presente “teniendo la vela” en alguna de esas supuestas relaciones extramatrimoniales. Nunca habían oído que ninguno de los supuestos amantes contara alguna de las supuestas aventuras amorosas con Irene. Ni siquiera estaba claro que Irene y Adrián compartieran lecho o que Eusebio les hubiera pillado fornicando. Ni siquiera sabían si ambos estaban encamados en el momento del uxoricidio. El suceso estaba en manos del juez quién había declarado secreto de sumario. Y nadie había entrado en la casa después del suceso ya que fue el propio Eusebio el que, tras salir ensangrentado de su casa, había cruzado la calle y se había entregado en el cuartelillo.

Sin embargo, a pesar de que la conversación se había basado en rumores, chascarrillos y habladurías, todo el grupo estaba consternado con el asesinato de Adrián. Y todos pensaban en voz alta que lo que había hecho Eusebio no tenía nombre ni razón. Porque, matar a su mujer era una cosa, pero ¿Qué culpa tenían Adrián y los demás supuestos amantes de la Irene, si ésta se lo había puesto a huevo?


Amenazas

La justicia, la fiscalía y el Gobierno, no deberían actuar como un corrillo de legos labriegos que, a la salida de la misa de doce, se dedican a acusar o rehusar acciones y convertir opiniones en delitos de odio dependiendo del perfil del supuesto delincuente en lugar de buscar pruebas, confirmar delitos y ejercer la potestad que tienen en base a la legislación y a la gravedad de los hechos.

Últimamente, venimos observando con mucha preocupación cómo se criminalizan acciones que en el peor de los casos sólo son comentarios de mal gusto. También somos testigos trémulos del castigo sobredimensionado de convertir en delito de terrorismo, una pelea de bar.

En esta misma coyuntura y espiral de “ligereza” cognitiva sobre los delitos y el ejercicio de la justicia, nos encontramos con casos contrarios de personas a las que se les amenaza de muerte, o al más puro estilo de la mafia del Chicago de los años 30, se le envían fotos de balas a sus perfiles de twitter con amenazas veladas que, puede que no sean nada o pueden que luego tengamos que lamentar, en los que a la fiscalía, al Ministro del Interior y al gobierno, parece que les cuesta asumir su función, localizar a los culpables y emprender las acciones que la ley contempla.

Hace unos cuantos meses, la antigua directora de este diario Cristina Fallarás sufrió un acoso por parte un sindicato policial quiénes, a través de twitter, la acusaban de ser “liviana” silenciando supuestas pintadas a favor de ETA y sin embargo siendo tremendamente combativa con una pintada fascista en el monumento a los asesinados republicanos en Navarra. Ni la fiscalía, ni el Gobierno ni los ministros de Justicia e Interior parecieron darle la menor importancia.

En las últimas semanas, estamos asistiendo, con verdadero dolor de aquellos que queremos a Beatriz, a las amenazas de un tarado mental que se hace llamar Carlo André Pimentel que le ha remitido por mensaje directo de twitter una foto en la que se puede leer su nombre junto a seis balas y un mensaje amenazador contra uno de sus hijos. No son las únicas. Días antes, este mismo descerebrado había enviado un mensaje privado, de nuevo en twitter, con una foto de una mujer amordazada, con la cara sanguinolenta y un cañón de escopeta apoyado en su rostro en el que se podía leer “la próxima es usted zorra”. Pero no sólo lo hacen bajo el “anonimato” de twitter. Un cámara del programa “Las Mañanas de Cuatro” tuvo la osadía de acercarse al lugar que ocupaba Beatriz en la mesa y dejarle encima, con malos modos, una mochila con las insignias de los “GEOS”, del “SWAT” americano y na gorra con la bandera de España. Será difícil que en la querella interpuesta por Beatriz Talegón, el juez sentencie esa actuación como amenaza, aunque todos sepamos qué es lo que significan esos símbolos para determinados grupos en este país.

De nuevo, desde la fiscalía, desde el Gobierno y desde los Ministerios de Justicia e Interior, a pesar de las peticiones que desde twitter hemos emprendido para que tomen cartas en el asunto, el silencio y la inacción han sido las respuestas.

Me preocupan mucho las amenazas a estas personas relevantes. Pero me preocupa mucho más lo que tienen en común. Beatriz ya ha sufrido amenazas en otras ocasiones. Y es altamente indignante que siempre hayan estado relacionadas con su comportamiento íntegro y su lucha contra la corrupción, la injusticia o, como ahora, por su apasionada lucha contra lo que consideramos inconstitucional como es la aplicación del 155 y el pisoteo del gobierno de España de las instituciones catalanas, contra el pueblo catalán en general, y contra la legalidad del estado en particular. Y es preocupante no sólo por las consecuencias que para ella, personaje público, tienen estas amenazas, sino porque justamente tengo la impresión de que son un intento de acallar la voz de quiénes, desde esta parte del Ebro, sin ser nacionalistas, ni mucho menos independentistas, nos convertimos en los salmones que nadamos contra corriente, en las ovejas negras que balamos contra el discurso único y en los antisistema que luchamos contra el pensamiento uniforme y contrario del régimen y sus paniaguados medios de comunicación concertados.

En el caso de Beatriz, además, con más inquina al haber sido Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas (IUSY), y militante del PSOE. Una postura como la actual, tan radicalmente opuesta a lo que desde ese partido se sostiene, no gusta al sistema. Para muestra esta infumable “información” del diario derechista “El Confidencial”. Que sea mi postura o la de algunos millones de españoles no catalanes, no es importante, no somos nadie. Que sea la postura de quién ha formado parte de uno de los partidos partícipes en la aplicación irregular de la Constitución e interesados en sacar fruto de ello, no gusta al sistema, a sus adláteres ni a todos esos descerebrados que siempre tienen la palabra “democracia” en la boca, pero que entienden que ésta consiste única y exclusivamente en que los demás piensen y actúen conforme a lo que ellos consideran los cánones verdaderos.

Que el gobierno, la fiscalía y esa parte del poder judicial contaminada por las ideas poco propensas a la libertad de pensamiento y al comportamiento diferenciado, entiendan que, como en el caso de la historia que ilustra este artículo, se puede agravar una actuación no por la legalidad, sino por que pueda ir en contra del pensamiento establecido como canon, a mí me da mucha rabia y miedo. Que se convierta en delito la opinión y que se entienda como libertad de expresión comportamientos propios de la mafia, me da aún más miedo. Y que estas amenazas siempre sean consideradas como libertad de expresión si van contra un determinado “tipo” de personas aún más miedo.

Uno no es socialista por decir constantemente que lo es. Uno no es demócrata por estar todo el día recordando que se puede votar. Y la justicia, no es justicia sólo porque pueda interpretar la ley conforme a determinados intereses, sino porque sus acciones sean ecuánimes, igualitarias y carentes de creencia política.

España, por mucho que insistan, está lejos de ser una democracia.

Hay muchos catalanes, al igual que otros a este lado del Ebro que lo único que queremos es independizarnos de este régimen decadente y pernicioso para el pueblo.

 

Salud, república y más escuelas.

Compartir
Artículo anteriorSangre fría
Artículo siguienteLas «primarias» del 21D en Catalunya y otras intuiciones
Pasé tarde por la universidad. De niño, soñaba con ser escritor o periodista. Ahora, tal y como está la profesión periodística prefiero ser un cuentista y un alma libre. En mi juventud jugué a ser comunista en un partido encorsetado que me hizo huir demasiado pronto. Militante comprometido durante veinticinco años en CC.OO, acabé aborreciendo el servilismo, la incoherencia y los caprichos de los fondos de formación. Siempre he sido un militante de lo social, sin formación. Tengo el defecto de no casarme con nadie y de decir las cosas tal y como las siento. Y como nunca he tenido la tentación de creerme infalible, nunca doy información. Sólo opinión. Si me equivoco rectifico. Soy un autodidacta de la vida y un eterno aprendiz de casi todo.

6 Comentarios

  1. De acuerdo, una vez más, con la letra y la música de lo que señalas.
    Yo también soy un salmón a contracorriente, amigo. Como tantos otros.
    Poner negro sobre blanco lo que las cabezas bien amuebladas entienden sobre cuanto ocurre es imprescindible siempre. Pero ahora, más que nunca. A pesar de que nuestro entorno se vuelve cada día más preocupante. Por lo que es más de agradecer que nunca.
    Como siempre, un placer leerte.

  2. Usted estuvo apesebrado 25 años por los cursos de formación hasta que los aborreció. Yo dimití del sindicato el mismo día en que se aprobó dar cursos de formación. La falta de controles externos siempre llevará a la corrupción, no fue usted muy listo, o estaba apesebrado, para estar 5 lustros sin saber que pasaba… aunque usted y yo sabemos que lo sabía desde mucho antes, ¿a que sí?

    En lo que se refiere a su libelo, si, si buho. Usted lo que quería ser de niño es manipulador, no escritor; una introducción razonable sobre una amenaza le lleva a usted así, sin quererlo, a su particular y delirante mpolino, a un 155 que apenas estará en vigor unos meses y que restaura las instituciones catalanas a manos de los catalanes. Manipula usted el culo con las témporas.

    En todo caso discrepo de su opinión. No es el 155 el que pisotea nada, eran unos secesionistas que querían robar un territorio, unos bienes, un espacio aéreo, unas playas, unas instituciones y hacer extranjero en su propio pais a la mitad de los residentes en el nordeste español, quienes pisoteaban la legalidad, un civilizado 155 suave, de apenas unas semanas, es la intervención más aséptica y solo un malvado podría criticarlo. Esto no es nuevo.

    1701-2 Juran las Cortes catalanas con los fueros y capítulos concedidos por Felipe V y tan pronto como éste abandona la zona camino a Italia a defender su territorio la burguesía catalana le traiciona y pacta con los austracistas. Traición que costó la pérdida de Gibraltar y del Rosellón
    1978. Juran, prometen y votan la Constitución Española. Tan pronto como tienen una pequeña excusa vuelven a traicionar. Siguen con la presión sobre territorios limítrofes. Difaman a España allá donde pueden. Traición.

  3. «Elultimo»: Ha dejado aquí su opinión. Bien no me quejo. En eso consiste la libertad.
    Iba a decirle que nunca hhe estado apesebrado porque jamás quise ningún cargo. Jamás quise siquiera estar liberado. Pero no merece la pena. Diga lo que diga usted ya ha tomado opinión sobre mí.
    Me queda la tranquilidad de que usted, nunca formará parte de mi círculo.
    La poshistoria, también forma parte de la posvedad. Esa en la que ustedes dicen que España es el país más antiguo de Europa. Esa en la que aseguran que lo que han hecho en Catalunya es aplicar un artículo de la Constitución, cuando en realidad han asaltado el poder.
    Los traidores sólo existen en las mentes obtusas que creen estar en posesión de lo absoluto. Aquellos que creen que ellos son el centro del universo y que lo suyo es lo único verad y que quién no está de acuerdo con ustedes no merece vivir.
    Vaya usted a confesarse porque el pecado de la sobervia es un pecado muy grave.

  4. No se quejará usted, no, pero lo que es insultar es un no parar. Esto no se compadece con su aparente deseo de aprender del que, desde luego, no dudo.
    No se sulfure, tranquilícese; veraz, que no «verad», soberbia, que no «sobervia». Cataluña, que no Catalunya.
    Manipulador, he considerado su artículo manipulador, por partir de una premisa cierta hacia una conclusión forzada, falsa y en todo caso ajena al asunto. Y en su respuesta torna usted se retuerce de nuevo; le he considerado manipulador y ya he desarrollado porqué lo considero. Lo suyo sería argumentar en contrario y, al parecer, al no encontrar argumentos recurre al burdo insulto.
    Usted en lugar de optar por argumentar se limita a insultar a quien discrepa de su artículo y de una parte del curriculo del que presume, porque usted presume de ello y lo hace público, recordarle que poco hay que presumir si vió el mejunje de los cursos 25 años y calló. Por lo que respecta al artículo vuelve a manipular trayendo de los pelos, forzando, usted me endosa la propiedad de la traición, ser obtuso, soberbio, considerarme en posesión de la verdad, que resto el derecho a vivir de nadie y que soy un pecador. Mentiras, vanas mentiras, soeces insultos a un lector, carentes de argumento y que amenazan cualquier entendimiento.

    Ya le digo; mala pluma, fina piel y escasez de argumentos. Feliz Navidad, le deseo lo mejor. Sea bueno

  5. Acerca de la amenaza y odio hacia todo lo español de los secesionistas catalanes vea usted estos vídeos y muéstreme si hay periodistas o colegios en el resto del terriorio que se hable de Cataluña como allí los secesionistas lo hacen del resto España.
    Adoctrinamiento falsa historia:
    https://youtu.be/m6XDKVk-xEQ?t=5
    Divulgación odio al español:
    https://youtu.be/u4Ve5VG5QjA?t=9
    Programa para la depuración de los españoles tras proclamación de república catalana:
    https://youtu.be/ud-MCpHjTtw
    David Bassa jefe informativos de TV(“uve”, que no “be”)3:
    https://youtu.be/f05w3taLm4A
    Por cierto, ¿porqué en el Museo de Historia de Cataluña no aparece España? ¿Porqué tampoco aparece en los mapas meteorológicos de TV(uve)3 y si Valencia? ¿Porqué tratan de anexionarse Valencia y Baleares?
    No, querido señor cuentahistorias freelance, no; el odio y las amenazas se generan desde ciertos ku-klus-klanistas del nordeste hacia el resto de España. Odio y envidia de ciertos catalanes que siempre pusieron palos en la ruedas a Valencia, desarrollo del puerto de Barcelona y parar infraestructuras del de Valencia o los casos Eurodisney o Euronews son buena muestra de ello. Ya digo, pocos pueblos pueden presumir de ninguna victoria en toda su historia que llevarse a la boca y con derrotas clamorosas y humillantes, rendida Barcelona ante los franceses a las primeras de cambio mientras Zaragoza resistió 2 años en el XIX, rendida Cataluña a Franco en 2 meses mientras Madrid les dió una lección resistiendo años en el XX. Si, envidia de la historia del resto de los pueblos de España y un ardoroso deseo de apropiársela para sí.
    ¿El emprendedor pueblo catalán? Cuenten algo, alguna aportación así, de importancia; el descubrimiento de algún nuevo mundo, algún Quijote, alguna batalla digna de así llamarse que ganáseis, alguna conquista, algún Quevedo, algún Velázquez, el armado de alguna flota considerable, poetas que haya dejado rastro en el mundo, algún idioma que hayáis aportado y extendido por el mundo, alguna religión digna de así llamarse, algunos inventos que hayan mejorado la humanidad. No sé, algo, porque yo solo los veo como ladrones del presupuesto (sanidad 140.000 eur cama x 120.000 eur/cama Andalucía, TV y radio mientras en la Comunidad Valenciana no se lo pueden permitir, una policia un 30% más costosa que en el resto del territorio, puertos, aeropuertos y hospitales de los de primer nivel, AVE en todas las capitales lo que no sucede en otras zonas), y capaces de robar hasta la bandera que, no nos engañemos, no era la suya. Venga, algún Garcilaso tendrán por ahí, ¿no?
    El movimiento secesionista catalán no comienza con el recurso al Constitucional y la modificación de catorce artículos que nadie recuerda ¿a que no sabría decirme cuales y en qué se modificaron? La Diada de 2010 y 2011 ya con el Estatuto recurrido apenas congregó a 20.000 asistentes y en este mismo año se llegaron a acuerdos PP/PdCat para nombrar a Trias y a Albiol alcaldes. así que con el Constitucional NO comenzó todo: Comienza después, con la apertura de procedimientos judiciales contra relevantes personajes catalanes y con la irrelevancia de los partidos catalanes en el gobierno nacional; se perdió la capacidad de chantajear y la posibilidad de seguir obteniendo privilegios sobre otros territorios ni continuar ordeñando más que nadie la ubre del estado.
    Lo normal, privación de libertad a quien no sabe hacer uso de ella ¿no se han rebelado contra España y la Constitución? ¿las leyes que llevan aprobando 2 años qué objeto tienen, la unidad de España? ¿Que no llevan años prevaricando gastando dinero en la secesión? ¿Que no son enemigos de España? ¿Que no trabajaban todos los días para traicionarla? ¿Que no conspiran, día sí, día también, contra los intereses de España? ¿Que no financian organizaciones y publicaciones contrarias a España y al español? ¿Que no maniobraban para dejar a millones de catalanes no secesionistas como extranjeros en su propia tierra? Normal que las leyes españolas los priven de libertad y den paso a nuevas elecciones donde el secesionisto y la traición a España no tenga cabida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here