Atrás quedó el tiempo en que el Bitcoin era la única criptomoneda en el mundo. Pese a que todavía hay desconocimiento y escepticismo sobre cómo funcionan, cómo conseguirlas y cómo hacer transacciones con ellas, el camino se va despejando en la medida en que han aparecido y se han afianzado nuevas altcoins, coins alternativas o monedas alternativas.

A fin de cuentas las altcoins nacen de la necesidad del mercado de las criptomonedas de ofrecer alternativas diversas y aunque los entusiastas del Bitcoin las desprecian por considerarlas ramificaciones de este, han surgido varias criptodivisas alternativas que ofrecen la flexibilidad para transar en distintas formas.

Y es que fuera del ingenio y el empeño de sus creadores por diferenciarse, la principal características que las imprime atractivo es que su precio es más accesible por lo tienen un potencial de apreciación mayor, aunque de perdidas mucho más profundo.

Quienes quien son fieles seguidores del dinero digital, el mercado de las criptomonedas o altcoins han entendido que, muchas de ella, tienen más de un uso que permite llevar a cabo diversas actividades y transacciones.

Sin embargo, esto no significa que no haya que tener cuidado a la hora de escoger una para invertir nuestro dinero. Algunos aspectos a considerar a la hora de seleccionar la criptodivisa de nuestro gusto o interés son sus características particulares, entre las que se cuentan sus funciones determinadas y sobre todo cuales son las que están en su mejor momento para invertir.

Una ventaja de las criptomonedas o altcoins es que, por su precio, cualquier persona puede invertir una parte de sus ahorros en ellas, por lo que conocer sus cotizaciones en el mercado, sus fluctuaciones e incluso los países en el mundo donde es mejor minarlas es clave para la selección, porque no hay regulaciones sobre los criptoactivos y por lo tanto algunos países han impuesto restricciones para sus usos.

Inversión segura

Como en el mercado de capitales tradicional, en el mercado de criptodivisas debes tener en cuenta que nada estás escrito sobre piedra y que la volatilidad es una variable que no se puede controlar.

1.- No te dejes llevar por la propaganda. Cada quien se vende como el mejor, pero siempre hay una letra pequeña, ponle la lupa y léela con cuidado.

2.- Investiga, cuando sepas como funcionan, para que sirven y hayas entendido bien el mercado estarás listo para hacer tu inversión. Al final se trata de invertir un dinero que te has ganado con esfuerzo.

3.- Como se trata de un riesgo y no hay garantías de éxito, invierte solo lo que te puedas permitir perder.

La rentabilidad

Los altcoins son rentables como cualquier otro producto de inversión. Si sabemos elegir correctamente y operar en el momento indicado es posible obtener una buena rentabilidad del capital invertido.

Aunque la decisión de cuál altcoin escoger es tuya, toma en cuenta el uso que deseas hacer de tu criptodivisa. En el ranking de las más rentables para invertir durante 2017 destacaron:

Litecoin: Es una criptodivisa que permite realizar pagos instantáneos a comisión casi cero en casi todo el mundo. Por otro lado, puedes extraer litecoins si tienes un computador personal lo suficientemente potente.

Ethereum: Según describen sus creadores es todo un sistema operativo para crear aplicaciones que se basen en divisas virtuales. Esta divisa pasó de cotizarse a 70 USD por unidad a más de 400 USD en un plazo inferior a 2 meses.

Ripple: Se creó para el sistema de la banca y permite realizar pagos a nivel global mucho más rápidos a menor costo por transacción. Esta criptodivisa no pretende competir con otras, sino servir como complemento y puente para la conversión de las mismas.

Investigar sobre el tema y estar seguro de tener los términos claros es fundamental para invertir en cualquier mercado, las condiciones de uso de cada país son importantes y es bueno que no haya dudas, pero una vez conocido cada detalle la inversión en criptodivisas es una buena forma de proteger el dinero sobre todo para quienes viven en países económicamente desfavorecidos.Atrás quedó el tiempo en que el Bitcoin era la única criptomoneda en el mundo. Pese a que todavía hay desconocimiento y escepticismo sobre cómo funcionan, cómo conseguirlas y cómo hacer transacciones con ellas, el camino se va despejando en la medida en que han aparecido y se han afianzado nuevas altcoins, coins alternativas o monedas alternativas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre