sábado, 18septiembre, 2021
25.4 C
Seville

Almeida se horroriza ahora con los botellones de la juventud espoleada por el libertinaje de Ayuso

"Las imágenes son lamentables", asegura el alcalde de Madrid

- Publicidad -

análisis

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...

Sostiene Verstrynge

Mark Twain, entre otros escritores, filósofos, poetas y pensadores en general, es una gran despensa para los articulistas porque de él, de sus muchos...

El Tribunal Constitucional pretende gobernar España «desde detrás»

El Tribunal Constitucional prepara un nuevo tirón de orejas al Gobierno Sánchez, esta vez por haber cerrado el Parlamento en los días más negros...

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...
- Publicidad-

El alcalde de Madrid es uno de esos grandes amantes de la libertad mal entendida que durante la campaña electoral se subieron alegremente al carro populista de Ayuso contra las medidas sanitarias del Gobierno Sánchez. Sin embargo, tras comprobar el desastre que se vivió anoche en Madrid una vez decaído el estado de alarma (los botellones, las fiestas callejeras multitudinarias, la muchedumbre sin mascarilla y los jóvenes suicidas dispuestos a terminar en la UCI a cambio de un buen colocón) esa libertad absoluta ya no parece gustarle tanto al primer edil madrileño por lo que puede tener de preludio de más muertes, más contagiados y más hospitales saturados. Pues ahí los tiene señor alcalde, esos son sus cachorros consentidos y confusos con la libertad, esas son las nuevas generaciones insolidarias que usted y Ayuso han alimentado a fuerza de falsas y demagógicas ideas sobre los sagrados bares, las placenteras terrazas y la vida hedonista a la madrileña. O como reza el dicho castizo: cría cuervos y te sacarán los ojos.

Anoche, en Sol, cientos de personas celebraron el final del estado de alarma al grito de «libertad», esa libertad naíf, irresponsable y sonrojante que ha promocionado el PP de Madrid para poder ganar unas elecciones a toda costa, incluso a costa de poner en peligro la salud pública, la vida de todos. Las imágenes de gente bebiendo y bailando la conga en plena pandemia, en una escena más propia de una enloquecida Nochevieja que de un momento tan delicado como el que vivimos, no le han gustado al primer edil, que en un par de días (el tiempo justo de recuperarse de la resaca electoral, tan perniciosa como los botellones de los frívolos juerguistas) ha pasado de defender la libertad más absoluta a hacer un llamamiento a la calma y la prudencia.

Sin embargo, esa apelación a las buenas formas y al civismo sanitario no se le escuchó en campaña electoral, sencillamente porque no era rentable políticamente y porque era mucho más jugoso alentar la rabia, el odio y la insurrección contra las autoridades que no hacen otra cosa que intentar frenar la expansión del coronavirus. Hoy, al Almeida horrorizado por la posibilidad de que llegue una nueva ola fatal del virus, esas imágenes le parecen «lamentables» y recuerda que «libertad no es infringir las normas». A buenas horas mangas verdes. Demasiado tarde, señor alcalde, ustedes han alimentado al monstruito de la libertad (más bien libertinaje electoralista) que se revuelve contra su propio creador. Ahora lidien ustedes con ese miura; manejen como puedan a los mozallones manipulados de mofletes enrojecidos, hilillo de baba colgandero y poca neurona; traten de meterlos en cintura, lo cual será imposible, porque las manadas salvajes del comercio y el bebercio andan ya desatadas.

«Las imágenes de ayer son lamentables. Los botellones no están permitidos en la ciudad de Madrid. Muestro condena absoluta», insiste un compungido Almeida en declaraciones a los periodistas tras celebrarse un acto por el día de Europa, esa misma Europa que se ríe de la España de charanga y pandereta promocionada por el Partido Popular. Guárdese sus lamentaciones, señor corregidor, y prepárase para otro miasma de ambulancias, neumonías, toses, esputos y coches fúnebres. En total, la Policía Municipal de Madrid ha realizado más de 450 intervenciones por las aglomeraciones registradas en distintos puntos de la capital tras decaer el estado de alarma y el toque de queda. Según ha indicado el alcalde, una de las zonas más «problemáticas» y calientes fue la Plaza del Dos de Mayo. No deja de ser curioso que el emblemático lugar elegido por Ayuso para llevar adelante su delirio de revuelta ciudadana popular contra el invasor bonapartista Sánchez haya sido también el tontódromo elegido por los ejércitos de la borrachera para reivindicar el carpe diem tras el final del estado de alarma. Casualidades pocas. Causa efecto, más bien.

Además, la horda insolidaria se congregó en distintos puntos de la ciudad para celebrar la primera noche de la liberación pepera y sin toque de queda en la región. Muchos sin mascarilla gritaban consignas como «Alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual» o «Libertad, libertad», como en los años oscuros de la Transición, cuando la palabra libertad aún tenía sentido. Esperpéntico, triste, surrealista. La mayoría de los fanáticos guatequeros llevaba botellas de alcohol que no trataban de ocultar porque alguien les ha dicho que en Madrid se puede hacer lo que a uno le venga en gana, ya que en eso consiste la idiosincrasia del madrileñismo contemporáneo. A todos esos mozalbetes atiborrados de cubatas sus políticos les han dicho que la libertad se puede identificar con el individualismo, el egocentrismo y hacer de su capa un sayo (tírese de hemeroteca y revísense los mítines más encendidos de Ayuso) de modo que ahora actúan en consecuencia y con arreglo a lo que han escuchado. Desde ese punto de vista, las pandillas juveniles del hedonismo madrileño, las muchachadas nihilistas que venden su vida y la del abuelo por un buen cubata, no hacen más que cumplir con lo prometido por los vencedores en su programa electoral. Al alcalde hay que darle la enhorabuena por la tarea desinformativa, poco instructiva y de mala educación que ha promocionado entre sus paisanos en los días previos al 4M. Ahora, a recoger lo sembrado.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

9 Comentarios

  1. Que den la independencia a Madrid. Que se queden con su»particular «provincia» creada para eso, no ser España, y si ser el verdugo de esta. Como nos hemos de sentir los que si, si hemos aceptado, y cumplido las normas, para salvaguardar nuestras familias. Ahora que nos vengan a matar con su virus madrileño. ¿Nosotros los que cumplimos hemos de pagar el hospital de los que nos envenenan? ¿Y si no pueden salir del hospital, los hemos de mantener? No, no es justo.

  2. Sí, Ayuso ha espoleado también a la juventud de Barcelona, Bilbao y, supongo, de toda España. Creo que también mató a Manolete. Supérenlo.

    • Pues claro, ¿o es que no te has enterado de que Madrid es España dentro de España ?
      O sea, que esta no era la LIBERTAD que proclamabais.
      Pues, leches, haber especificado un poco, que no nos aclaramos.

  3. La derechona se ha pasado cien pueblos, pero no sólo la Reina de las cañas en la Comunidad de Madrid, y el Enano saltarín en la capital, sino también y sin la más mínima decencia que cabría esperar de la única cámara que debiera existir, la banda del Casado y del Egea, a pachas con la banda del Abascal. Ciudadanos no es que haya servido de mucho para moderar, sino que también ha demostrado por donde derrama el aceite.

    Ahora, después de lo conseguido, no les queda más remedio que poner puertas al campo o convivir con una caterva de anarco-pijos, a los que será imposible controlar.

    Lo hubiera querido decir con otra palabra, pero por la censura me contento con un QUE SE FASTIDIEN.

  4. Madrid va ser el motor y la causa de la desaparición de España como Estado, tiempo al tiempo. La continuidad de España como entidad política pasá por el traslado de la capital del Estado fuera de Madrid.

  5. Para tomaros unas cañas pediais libertad pues ya la tenéis donde yo vivo también tomamos en las terrazas cervezas pero no pedimos libertad ya la tenemos a gobierna un socialista vien contentos que estamos

  6. Llevo meses intentando entender al PP y a vox y, no soy capaz, me ha quitado hasta el sueño el pensarlo.
    Años atrás, el centro de Madrid era copas, marcha, movida, etc, en el dicho popular «ir de marcha por el foro». Llega un concejal pepero, con ideas de vox y le da por cortar todo aquello que representaba la movida de la izquierda. Cierra bares, los hace de gastar un pastón en reformas para atenuar los ruidos y baja la hora de cierre, aquel concfejal, con un puesto de carnicero en un mercado se gana la afinidad del distrito centro y, hoy es lo contrario, no lo entiendo de verdad.
    Lo mismo la señora de las fotos falsas de una celebración de fin de año en la puerta del sol, me lo explica,

    • Si yo entiendo que estén traumatizados. Una tunda así tiene que dejar secuelas. Los madrileños eligieron Libertad frente a la miseria del socialcomunismo. Mucho ánimo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Elsa Ramírez y el orgullo de ser mujer

Aún seguimos luchando por ser visibles, pero por suerte, nuestra época nada tiene que ver con la época que vivieron nuestras antepasadas. Siempre se...

Marlaska obliga a los agentes de la Guardia Civil a eliminar todos los tatuajes que lleven en manos, cabeza y cuello

Los agentes de la Guardia Civil están obligados a eliminar aquellos tatuajes que lleven en manos, cabeza y cuello. Una medida con la que...

El norte y el sur, narco-política y DEA-USA

La materia prima de  los narco-negocios y la narco-política se produce y se transforma en droga en el Sur empobrecido  para ser vendida en...

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Elsa Ramírez y el orgullo de ser mujer

Aún seguimos luchando por ser visibles, pero por suerte, nuestra época nada tiene que ver con la época que vivieron nuestras antepasadas. Siempre se...

Marlaska obliga a los agentes de la Guardia Civil a eliminar todos los tatuajes que lleven en manos, cabeza y cuello

Los agentes de la Guardia Civil están obligados a eliminar aquellos tatuajes que lleven en manos, cabeza y cuello. Una medida con la que...

El norte y el sur, narco-política y DEA-USA

La materia prima de  los narco-negocios y la narco-política se produce y se transforma en droga en el Sur empobrecido  para ser vendida en...

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...