Si algo nadie discute en los pasillos de la Cumbre del Clima es que nadie cree ni tiene en cuenta el nuevo discurso ecologías del alcalde de Madrid. Y es que en menos de una semana, Martínez Almeida ha pasado de animar a los madrileños a ir en coche al centro de la ciudad a ser todo un referente del ecologismo.

Nueva medida

Así, el alcalde de Madrid ha anunciado una nueva medida para reducir los niveles de polución de la capital de España: a partir del año 2025 solo habrá autobuses 0 emisiones circulando por las calles de Madrid. Pero tras esta comparecencia, dentro de la euforia por el éxito de la Cumbre del Clima y por tener su minuto de gloria en el evento, su equipo se ha apresurado a matizar que a partir del año 2025 el Ayuntamiento «empezará a comprar autobuses 0 emisiones», y los demás seguirán circulando.

Pero no es la única medida que ha anunciado Martínez Almeida, el alcalde tiene previsto repetir la medida de Manuela Carmena para habilitar un único sentido en las calles de mayor afluencia de la capital. Una medida que fue muy criticada por él mismo en su momento y por el que se deshizo en críticas a la ex alcaldesa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Que no se preocupe nadie, al que sí creen es a Bardem, que se mueve en Todo Terreno de alto consumo y contaminación, además de aviones privados. Que tome ejemplo de Almeida que se mueve en moto que consume poco y es poco contaminante.

    Madrid estos próximos años mejorará la calidad del aire, tanto por la retirada o sustitución de calderas de carbón, de gasoil, como por la renovación paulatina del parque automovilístico. Sin necesidad de grandes alarmas ni histeria colectiva.
    Por tanto, dentro de 3 años podrán decir los madrileños si lo que ha hecho ha estado bien o mal desde el punto de vista de contaminación.

    El patinete se va a convertir en el rey de la movilidad y reducción de consumos de combustibles por el centro de la ciudad. Eso lo debe regular y gestionar bien para que no sea un peligro para ellos ni para peatones.

    El coche eléctrico depende mucho del coste del vehículo, amén de cargadores. Se necesita que bajen aún más los precios de las baterías. Hasta el 2023 se ve difícil un despliegue de cierto calado en la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 10 =