lunes, 16mayo, 2022
15.1 C
Seville

“Allí donde falta el humor se llena todo de malas hierbas”

Manuel Rivas sorprende con ‘Chispas’, su nueva propuesta narrativa y en apariencia dirigida a los más jóvenes, aunque él advierte: “No soy un escritor de plan quinquenal”

- Publicidad -

análisis

De la farsa de Podemos o de cómo hace el ridículo la izquierda en Andalucía

Haber observado, atónita, los enredos, tejemanejes, contradicciones y estupideces que se han producido en las formaciones que se autodenominan de izquierda, para presentar la...

Una crisis capitalista sin precedentes, diferente a las anteriores

EEUU, centro del sistema capitalista mundial, está en crisis mayor; y el sistema capitalista  en su conjunto está inmerso en la peor y más...

Macarena Olona, una andaluza de Alicante de pura cepa

La candidata de Vox a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, se empadronó en una casa del presidente de Vox en Granada Manuel Martín...

Feijóo debería sufrir una regla invalidante para saber lo que se siente

Durante siglos, el hombre se ha tomado a burla la regla que martiriza a la mujer. El poder macho ha considerado la menstruación como...
- Publicidad-

Manuel Rivas (A Coruña, 1956) es un escritor versátil, de un lirismo inconfundible, sorprendente y siempre siempre comprometido, que da una valiente vuelta de tuerca a nuestra insoportable realidad diaria. Porque probablemente la literatura sea eso, compromiso consigo mismo y con los miles de lectores que profesan su ‘religión’ hacia un mundo mejor con el único arma de la palabra hecha arte. Chispas, su nueva propuesta narrativa, en apariencia va dirigida a los más jóvenes de la casa, aquellos cuyo espíritu nunca envejece ni suma años. “No soy un escritor de plan quinquenal”, reconoce en esta entrevista. El protagonista es un músico con deseos de ser artista cósmico que apenas es tomado por los vecinos de su pueblo como un mero cómico. Hasta que interviene la Fuente del Habla y todo cambia para siempre. Déjense llevar por la historia de Chispas, les iluminará.

Habitualmente, en las entrevistas de obras ilustradas es el escritor el que acapara el foco, pero el ilustrador también participa de manera fundamental en ella. ¿Qué aporta el trabajo de Sonia García a Chispas?

Escribimos con imágenes e imaginamos con palabras. Sonia García le pone un rostro a los personajes. Pero no son rostros planos, no son simples ornamentos. Son rostros con aura, con vida. Este tipo de obras tienen mucho de proceso híbrido, las ilustraciones fermentan en el texto y el texto crece, se mueve con alzas, se hace más sensorial.

¿Por qué precisamente ahora, en su dilatada trayectoria como escritor, este cuento para los más pequeños, y no tanto, de la casa?

Es difícil encasillar a Chispas, como lo era a Bala perdida, un libro de colección infantil-juvenil anterior. ¿Dónde empieza y termina la infancia o la adolescencia? Cuando se hizo la película La lengua de las mariposas, basada en tres de mis cuentos, un amigo me preguntó si su hijo, de diez años, debería ver ese filme. Y le dije de inmediato que desde luego, que sí debería verla. Es una historia con un final muy duro, que golpea e interpela. Pero, ¿no son durísimos los cuentos infantiles de toda la vida, desde Hansel y Gretel a Los músicos de Bremen, no lo son Caperucita Roja o hasta Blancanieves y los siete enanitos? Aparece el maltrato, la violencia… En el Talmud se dice que Dios inventó el ser humano para que le contase cuentos. Para mí, la mejor definición del ser humano es que nacimos para oír y contar cuentos. Y yo procuro hacerlo con la misma intensidad cuando ese libro aparece en una serie de libros para adultos o para más jóvenes. Hay un lugar donde se encuentra el niño que fui y el mayor que soy. En ese lugar, nace el relato.

“La mejor definición del ser humano es que nacimos para oír y contar cuentos”

Esta alegoría del mundo de constantes contradicciones que vivimos hoy, ¿está pensado para hacernos reflexionar sobre el ‘sentido’ que hemos dado a nuestras existencias?

Creo que la literatura es “sentipensante”, nos hace sentir y pensar a la vez, en un mundo donde hay mucha desconexión entre el sentir y el pensar, entre el hemisferio de la razón y de los sentimientos y emociones. La literatura, la que no es ‘karaoke’ ni ‘clonada’, restablece esa conexión. Pone en marcha la lógica del asombro. Permite ver lo que no está “bien visto”, mirar sin miedo y con libertad aquello que muchas veces está tapado, oculto o que nos tiene atontados. Uno también escribe para luchar contra la propia estupidez. Creo que el viaje de “Chispas” es un viaje para indagar en el mundo en que vivimos, en espejismos de apariencia fascinante y que, en realidad, pueden ser pesadillas.

Desde un primer momento, el tono cómico que da a la narración el habla desvergonzada del protagonista, además de la ironía, predominan en una historia con mucho de su habitual melancolía. No por casualidad Chispas se autodemonima “alma en pena” y “campeón de las melancolías”…

Allí donde falta el humor se llena todo de malas hierbas. El mejor humor es una respuesta al dolor y una forma de rebeldía. El viaje de Chispas también es un aprendizaje para reírse de sí mismo. El humor de Chispas no es de carcajada, no es de risa floja. Es un humor irónico, el humor de quien conoce la tristeza y el fracaso. De quien cae de culo y se levanta, ¡alehop!, para seguir adelante. Un humor que se pregunta sobre los porqués de las cosas.

La denominada Fuente del Habla tiene una importancia vital en su cuento. La palabra, siempre ese arma que todo lo da pero que también nos lo puede arrebatar todo según el uso que hagamos de ella.

Sí, es un asunto central en la historia de Chispas y en nuestras vidas. Las palabras pueden servir para construir, para alegrarnos la existencia, pero también para destruir y producir mentiras, odio. Las palabras son el instrumento para conocer lo desconocido y para expresar lo que sentimos y lo que pensamos con libertad. Pero también pueden ser utilizadas para controlar las mentes, extender fanatismos y esclavizarnos. En la historia de Chispas vemos lo que ocurre con la Fuente de las Palabras cuando se seca. Eso ocurre en la vida real: el lenguaje y las palabras sufren los mismos males que la naturaleza. La intoxicación, la contaminación… Las palabras también secan. Pierden su autenticidad cuando se manipulan como ocurre con los productos transgénicos.    

La literatura a priori infantil y juvenil, ¿otorga al escritor la oportunidad de ajustar cuentas con la realidad con menos remilgos que si se tratara de una novela ‘para adultos’?

El primer impulso mental es contestar que no. Pero, pensándolo bien, sí que puede haber un mayor margen de juego y menos prejuicios, menos peligro de vanagloria y alarde.

“El viaje de ‘Chispas’ es un viaje para indagar en el mundo en que vivimos, en espejismos de apariencia fascinante y que, en realidad, pueden ser pesadillas”

¿Dónde hallar el punto exacto en un cuento infantil para que al niño le haga soñar con otros mundos y al adulto le haga reflexionar sobre su cuestionable realidad?

Hay que crear un espacio limpio de miedo, de revolución óptica, donde se produzca lo que John Berger llamó “el acuerdo secreto entre generaciones”.

Visto el ambiente hater que se respira en el día a día de nuestra sociedad, ¿es el relato infantil una perfecta válvula de escape para un escritor como Manuel Rivas o también le apetece ajustar cuentas cara a cara con adultos en una obra seria?

No soy un escritor de plan quinquenal, no planifico, no tengo una estrategia… Digamos que escribo “campo a través”, ando por libre, soy orillero, mi posición es excéntrica. Fundamentalmente, escribo lo que me apetece. Acabo de publicar un libro de poemas en gallego que se titulo “O que fica fóra”. Es decir, “Lo que queda fuera”. Y lo que queda fuera es lo quizás lo más esencial e interesante, en este mundo donde domina el síndrome FOMO (Fear of Missing Out), el miedo a quedarse fuera.

¿Hasta dónde debe llegar el compromiso del escritor con la sociedad que lo rodea?

El portugués Miguel Torga lo explicó de la mejor forma posible: “El primer compromiso de un escritor es escribir; pero todo lo que escribe, le compromete”.

Si algo transmite la lectura de Chispas es una inmensa ansia por la libertad, por respirar un aire más limpio y fresco que el protagonista halla en su “aventura cósmica”, pese a su perenne melancolía, una libertad muy alejada de esa manida libertad que propalan algunos políticos de forma chusca en sus discursos. ¿Es así?

Estos políticos que usurpan y secuestran la palabra “libertad” me recuerdan la advertencia que hizo George Orwell: “El fascismo del futuro vendrá envuelto en la bandera de la libertad”. Una de las primeras tareas para avanzar hacia lo que el propio Orwell llamó “commun decency”, hacia una “sociedad decente”, es liberar la libertad de las oficinas donde la tienen cautiva los burócratas ladrones de palabras y que vuele al aire libre.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

«Antes te decían que eras una puta. Ahora, que hay desamparo»

En 2012 publicó la primera edición de Las desterradas hijas de Eva, una historia que pone al descubierto el holocausto español sufrido por miles de...

Bielorrusia refuerza presencia militar en la frontera con Ucrania

Bielorrusia ha anunciado el despliegue de "fuerzas de operaciones especiales" a lo largo de la frontera con Ucrania, escribe el Ministerio de Defensa británico...

El Ministerio de Defensa británico dice que Rusia ha perdido un tercio de sus tropas en Ucrania

La inteligencia del Ministerio de Defensa británico dijo el domingo que Rusia ya había perdido un tercio de las fuerzas de combate terrestres que...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Empleada de la planta de Azovstal relata cómo fueron los militares ucranianos quienes no les permitían salir del búnker

La situación que están sufriendo decenas de personas, que han permanecido durante semanas en el interior de la fábrica metalúrgica de Azovstal en Mariupol,...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Interinos: Europa determina en una nueva sentencia que la experiencia es un elemento clave

El conflicto de los trabajadores interinos no ha terminado, por más que desde el gobierno y los sindicatos así lo crean. Las sentencias de...

Fuimos esenciales y ahora somos invisibles

Principios del año 2021. Bomberos, guardias civiles, trabajadores sociales, enfermeros, profesores, policías y demás cuerpos esenciales de estado español fuimos citados para la vacuna...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

«Antes te decían que eras una puta. Ahora, que hay desamparo»

En 2012 publicó la primera edición de Las desterradas hijas de Eva, una historia que pone al descubierto el holocausto español sufrido por miles de...

Bielorrusia refuerza presencia militar en la frontera con Ucrania

Bielorrusia ha anunciado el despliegue de "fuerzas de operaciones especiales" a lo largo de la frontera con Ucrania, escribe el Ministerio de Defensa británico...

El Ministerio de Defensa británico dice que Rusia ha perdido un tercio de sus tropas en Ucrania

La inteligencia del Ministerio de Defensa británico dijo el domingo que Rusia ya había perdido un tercio de las fuerzas de combate terrestres que...