La ultraderecha de Vox ha entrado en el espacio político español de una manera súbita e inesperada. Sus planteamientos xenófobos, homófobos y machistas, rodeados todos ellos de grandes mentiras y falsedades, están provocando que el debate se reoriente hacia la veracidad de las afirmaciones de los líderes ultras en vez de mantener el nivel de información y debate respecto a los movimientos que están luchando por la igualdad y la diversidad reales.

Vox está utilizando claramente los métodos de propaganda que tan buen resultado dieron a la Alemania nazi: repetir y repetir sus mentiras para que con esa repetición constante y machacona se traspase a la ciudadanía como una verdad. Ya son muchos los que dudan de la eficacia o la necesidad de las leyes de género; los que piensan que los hombres están sometidos a una dictadura legal que favorece a las mujeres; los que creen que casi todas las denuncias que se ponen son falsas; los que asimilan que los inmigrantes son la causa principal de la criminalidad o el desempleo; los que dudan de las leyes en favor de la no discriminación de las personas por su orientación sexual. Por no hablar de los que están convencidos de que la única solución al problema catalán está en el envío del Ejército a conquistar Barcelona (aunque ya hubo quienes desde el Parlamento hicieron el trabajo previo).

Pongamos un ejemplo muy claro: el pasado sábado se celebró una gran manifestación feminista en Washington en la que cientos de miles de mujeres reclamaron igualdad de derechos y desafiaron al mismo presidente Trump al que tildaron de ser uno de los máximos responsables de la discriminación que se ejerce contra las mujeres en Estados Unidos. El mayor reproche se centró nuevamente en el nombramiento de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema, un hombre que estaba acusado de abusos sexuales. Una manifestante lo dejó muy claro: «Esto no se trata de Trump. Se trata del pensamiento que se está ejecutando en todo el país en este momento». Una manifestación de este calibre habría tenido espacio en los principales medios de comunicación audiovisuales de este país. Sin embargo, ni una mención.

Pero no es sólo esto. Fuera de los ambientes progresistas, feministas o demócratas ya no se habla del techo de cristal que tienen las mujeres en el mundo laboral; ya no hay debates sobre la brecha salarial; los informes sobre la situación real de las mujeres no traspasan las redes de algunos medios informativos que se han entregado irresponsablemente a la defensa de los valores ultras defendidos por Vox. Ni siquiera se informa de que en veinte días del mes de enero ya se han producido cinco feminicidios en España. Vox ha conseguido el silencio en materia de igualdad. Sólo se escuchan sus mentiras.

Todo ello por no mencionar lo que se escucha en los debates de ciertas radios cuando se habla de la igualdad de género. Cuanto se hace es en tono despectivo, como lo escuchado en la Cadena Cope el pasado jueves, cuando, para defender la auditoría que pretende realizar Juan Manuel Moreno Bonilla de las cuentas de la Junta de Andalucía se exhortaba a que, por supuesto, habría que incidir en lo que reciben las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres.

Poco a poco Vox está venciendo. Le ayuda sobremanera el modo en que, gracias al aleccionamiento de Steve Bannon, consiguen llevar su propaganda y sus mentiras a todos y cada uno de los hogares de España a través de las redes sociales y de las aplicaciones de mensajería. Ya no son sólo los medios de ideología afín sino que tienen un conocimiento tan amplio del big data que los avances tecnológicos les sirven como la herramienta perfecta de transmisión de esa propaganda llena de mentiras que, como dijo Goebbels, hay que repetir muchas veces para que el mensaje cale y se convierta en verdad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Vox es el partido màs serio de los que hay actualmente es España.Ha renunciado a poltronas en andalucìa , para no verse comprado. ¿Què alguien me diga, algùn partido que estè dispuesto a ese detalle?, cuando todos van a por las nominazas, de dichos cargos, aunque sean unos perfectos inùtiles

  2. Vox es el partido màs serio de los que hay actualmente es España.Ha renunciado a poltronas en andalucìa , para no verse comprado. ¿Què alguien me diga, algùn partido que estè dispuesto a ese detalle?, cuando todos van a por las nominazas, de dichos cargos, aunque sean unos perfectos inùtiles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =