El Centro Internacional del Envejecimiento (CENIE) alerta a través de un artículo publicado en su web sobre el blanco fácil que representan los mayores para los ciberdelincuentes en el robo de datos.

Nunca hay que asumir que un extraño online es digno de confianza

Toda la vida para establecer cuentas de ahorro, líneas de crédito y perfiles financieros bien mantenidos: lo que a su vez es especialmente atractivo para los ciberdelincuentes. Por ello, el CENIE recomienda a los senior revisar con frecuencia sus registros financieros, estados de cuenta y avisos de cobro para detectar posibles actividades delictivas y cargos fraudulentos que de otra manera pasarían inadvertidos.

Los adultos mayores deben aprender a ser más atentos y conscientes de las estafas en línea encontrarán que hay muchos beneficios en Internet. Existen algunas prácticas básicas de seguridad que debemos tener en cuenta:

Nunca asumir que un extraño online es digno de confianza

A menos que tengas una relación real con la persona que intenta comunicarse contigo por correo electrónico, video chat y mensajería, o en las redes sociales, es probable que busque aprovecharse de ti. A veces, un correo electrónico ofrece un trato que es demasiado bueno para ser verdad. Es probable que se trate de una oferta o premio ficticio creado para engañar y hacer que reveles información privada, transferir dinero a un estafador o hacer que instales un software malicioso en tu ordenador.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl billete de autobús es un 244% más caro en Barcelona que en Vigo
Artículo siguiente#Cuéntalo, un espacio virtual contra la violencia Machista
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here