Alemania lleva gastando menos de lo que ingresa frente al endeudamiento del resto de Europa. Sin embargo, no es un problema sólo de la UE. De hecho, la economía mundial con países como Estados Unidos donde el público y el de las empresas están en récord.

Alemania, el país más rico de la Unión Europea, había cerrado el pasado año con un superávit fiscal récord de 13.500 millones de euros, lo que supone que la gran potencia europea registró un sexto año consecutivo sin déficit y el quinto con superávit. Una excepción mundial, quizás por ello Alemania sea tan criticada, pero que permite al país que ha conducido Angela Merkel con éxito tantos años disponer de una cantidad impresionante de un fondo para la inmigración de 60.000 millones de euros, una vez que el superávit último sea utilizado para cebar el citado fondo, según La Celosía.

Con cifras aportadas por el Institute of International Finance (IIF) que la deuda mundial, medida per cápita en relación al PIB, también alcanzaba un récord de 253 billones de dólares, aproximadamente el PIB de España multiplicado por 253, en el tercer trimestre de 2019. Esta deuda contabiliza no exclusivamente la de los Estados, sino que también incluye la de hogares y empresas, y aumentó en un 4,5% (9 billones) respecto al año anterior, habiéndose incrementado la que más la deuda pública y la empresarial (3.5 y 3 billones respectivamente).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCaso Popular: la inacción de la CNMV con el Santander
Artículo siguienteLa entrega de paquetes en moto y furgonetas en hogares y empresas aumentará las emisiones de carbono un 30%
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 10 =