Poco parece importarle a Albert Rivera que el PP le haya ninguneado, y preferido pactar con el PSOE, para elegir la presidencia de la comisión que investigará la corrupción popular en el Congreso, ni que hasta parte del electorado de Ciudadanos se haya sentido decepcionada porque los numerosos casos de corrupción que afectan al Gobierno no hayan cambiado un ápice los apoyos del partido naranja al Ejecutivo de Rajoy, especialmente para los Presupuestos Generales del Estado.

Rivera pone de ejemplo a Francia: “allí el nuevo centro liberal ha dado una lección, y les ha dicho que hay que modificar las instituciones o reformar la educación”

Rivera se ha venido arriba con el triunfo de Macron en Francia y está convencido de que a él puede ocurrirle lo mismo en España. Por ello, ha manifestado que el reto de su formación “ya no es solo entrar en las instituciones o condicionar gobiernos, presupuestos e investiduras, sino gobernar”.

El presidente de Ciudadanos ha afirmado que “tenemos que ganar el partido en las urnas en 2019, porque nosotros sí sabemos llegar a acuerdos desde el centro y tenemos un proyecto común para los españoles”.

“Nuestros 32 diputados son los que más están rindiendo, y le han quitado a Montoro y Rajoy la idea de volver a subir los impuestos”, ha añadido Rivera. “Tendremos unos presupuestos que ayudan a la clase media y trabajadora”, señaló el líder naranja, quien destacó logros introducidos por Ciudadanos en los presupuestos de 2017, como la ampliación de la cuota plana a un año a los autónomos o el complemento salarial para los jóvenes. Pero si el PSOE y Podemos no se ponen al lado en los presupuestos, todo esto embarranca, y habría 300.000 interinos que no podrían convertirse en fijos. Pedimos a PSOE y Podemos que se sumen a la aprobación de los presupuestos antes de montar autobuses o votar que no a todo”, advirtió el presidente de Ciudadanos.

Como no podía ser de otra manera, Rivera hizo referencia a las recientes elecciones presidenciales francesas, señalando que “allí el nuevo centro liberal ha dado una lección, y les ha dicho que hay que modificar las instituciones o reformar la educación. La dicotomía no es socialista o conservador, sino amante de la libertad o proteccionista. Elegir entre competitividad y talento o la mediocridad y la burocracia”. El presidente naranja recordó que “en Ciudadanos hemos pasado de cero a tres millones y medio de votos, pero hay que seguir remando, y no nos podemos conformar. En 2019 hay que salir a ganarles las elecciones a los socialistas y a los conservadores, en Murcia y en España.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre