En uno de los países con más desigualdad del mundo, podemos encontrarnos sucesos caprichosos de niños ricos.

Un joven de Yamuna Nagar (Hayana, India) recibió su regalo de cumpleaños de su padre: un BMW valorado en unos 50.000 dólares. Pero no era el que él pidió, ya que quería un Jaguar.

La India sufre unos niveles muy altos de pobrezaanalfabetismopandemias, malnutrición y constantes violaciones de los derechos de las mujeres. En 2016, el 10% más rico de la población posee el 55% del ingreso nacional.

A pesar de todos estos datos, el joven decidió arrojar el coche que sus padres acababa de regalarle al río, en un ataque de furia, para deshacerse de él sumergiéndolo por completo en el agua.

A pesar de los intentos de sacar el vehículo, todo fue infructuoso. Intentaron sacar el vehículo sin éxito, que finalmente acabó hundiéndose por completo.

Mientras la policía investiga el incidente, el joven ha sido detenido. Al parecer, el autor de los hechos grabó cómo tiraba el vehículo al río y se lo envió a su padre, además de subirlo a las redes sociales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 1 =