44 personas han muerto tras una estampida humana esta madrugada, cuando decenas de miles de judíos celebraban la festividad religiosa de Lag Baomer en el norte de Israel, un evento que ha sido el más concurrido en el país desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

Más de 40 asistentes murieron aplastados segun han confirmado Magen David Adom y más de 158 han resultado heridos, seis de ellos están en situación crítica y se teme por su vida. Los servicios de emergencia, evacúan a los afectados para recibir atención médica.

Las autoridades han instalado un hospital de campaña tras uno de los incidentes más trágicos de la historia reciente de Israel.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre