Un temblor comienza a las 23:49 de la pasada noche en Ciudad de México. Pero no solo en la capital, sino en otros estados del sur del país. Y no solo un temblor sino un terremoto de magnitud 8.2 grados en la escala de Richter, según datos del Servicio Sismológico Nacional, el organismo que mide la sismicidad de México.

Se trata del terremoto más potente en lo que llevamos de siglo XXI, con epicentro en el sur de México, en el estado de Chiapas. Las consecuencias han sido incendios, un hotel derrumbado en Oaxaca y una cifra de fallecidos que llega ya a las 15 personas, dos de ellas en Tabasco, tres en Chiapas y 10 en Oaxaca, según las informaciones oficiales.

El último terremoto que asoló México de grandes magnitudes fue el del 19 de septiembre de 1985, pero no llegó a ser tan grave como el sucedido anoche. Hubo otro el 20 de marzo de 2012 de 7.8 grados que sacudió la capital pero sin apenas daños reportables. En esta ocasión se ha lanzado una alerta de tsunami en las costas del Pacífico mexicano y de Centroamérica.

El presidente Peña Nieto, a través de Twitter, ha lanzado mensajes informativos y de condolencias con los familiares. Esta mañana informaba de que se suspendían las clases en diferentes ciudades mexicanas como Oaxaca, Guerrero, Puebla o Tlaxcala, con el objetivo de verificar la infraestructura educativa.

Dicho terremoto no solo ha afectado a México sino a Guatemala, cuyas consecuencias no son tan dramáticas. Las autoridades guatemalteca han informado de varios heridos y algunas casas caídas, registrándose el temblor con una magnitud de 7,8 grados. Pero en principio ya ha pasado el mayor peligro, si ustedes están en México el presidente Peña Nieto recomienda revisar instalaciones de gas y estados de paredes y columnas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre