El escándalo se anunciaba en páginas de periódicos internacionales. The Guardian publicaba el lunes que «El Teléfono del principal político catalán es objetivo de espionaje de nivel gubernamental».

En el artículo extranjero podía leerse que «a uno de los políticos más importantes de Cataluña le han avisado de que su móvil habría sido atacado con un software espía que, según sus creadores, solamente se vende a gobiernos para rastrear criminales y terroristas».

La investigación, llevada a cabo por The Guardian y El País, habría revelado que el presidente del parlamento regional catalán, y al menos otros dos partidarios de la independencia (Jordi Domingo y Anna Gabriel) habrían sufrido ataques de espionaje.

Según alguno de los perjudicados, habrían notado un funcionamiento anómalo en el terminal, llegando incluso a escuchar su propia conversación mientras hablaban por teléfono en alguna ocasión.

Tal y como ha publicado Vilaweb, según WhatsApp se entró en el móvil de Torrent entre abril y mayo de 2019. Un grupo de investigación de la Universidad de Toronto investigó un error de seguridad de la aplicación que fue lo que habría hecho posible esta intromisión.

El programa introducido permite escuchar conversaciones, leer mensajes, acceder al disco duro, hacer capturas de pantalla, revisar el historial de navegación, activar la cámara y el micrófono. En definitiva: puede acceder a toda la información que haya en el teléfono.

Para Roger Torrent, es evidente que el «Estado español» está detrás de este presunto ataque.

Respuesta del Gobierno

«El Gobierno no tiene constancia de que el presidente del Parlament haya sido víctima de una sustracción de su móvil. El proceso cuando ocurre esto es poner en conocimiento de la autoridad que corresponda para que pueda investigarlo», ha explicado la ministra y portavoz Montero, ante la pregunta de los periodistas en rueda de prensa sobre este hecho.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre